10083: Buscar la bendición de los sabios, las personas virtuosas y sus reliquias


Hay gente que cree que está permitido buscar las bendiciones de los sabios, las personas virtuosas y sus reliquias, basándose en informes de los Sahaabah (que Allah esté complacido con ellos) que buscaban la bendición del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él). ¿Cuáles son las reglas sobre ésto? ¿No implica comparar a alguien que no es el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) con el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él)? ¿Es posible buscar la bendición del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) después de su muerte? ¿Cuáles son las reglas que rigen a la búsqueda de los medios para acercarse a Allah (tawassul) buscando la bendición del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él)?

Alabado sea Allah. 

No está permitido buscar la bendición de nadie, excepto del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), ni siquiera de su wudu, o su cabello, o su transpiración ni de nada de su cuerpo. Todo eso corresponde sólo al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), por la bondad y bendición que Allah ha puesto en su cuerpo y en todo lo que él toca. 

Por lo tanto, los Sahaabah (que Allah esté complacido con ellos) nunca buscaron la bendición entre ellos mientras el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) estuvo vivo ni después de su muerte, ni con los Julafaa’ al-Raashidin ni con otros. Ésto indica que ellos sabían que ésto sólo correspondía al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) y a nadie más, porque éste es un medio que puede llevar al shirk y a la adoración de alguien que no es Allah. Del mismo modo, no se permite buscar medios para acercarse a Allah (tawassul) en virtud de la posición o estatus del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), o su persona, sus atributos, sus bendiciones, porque no existe evidencia (dalil) sobre ésto, y porque ésto se encuentra entre los medios que pueden llevar al shirk, y son medios por los cuales se exagera sobre su persona (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él). 

Además, estas cosas no fueron hechas por los Sahaabah, y si hubieran sido buenas, ellos las hubieran hecho antes que nosotros. Y ésto está en contra de la evidencia de la shari’ah. Allah dice en el Sagrado Corán (interpretación del significado):

“A Allah pertenecen los nombres [y atributos] más sublimes, invocadle pues con ellos.” [al-A’raaf 7:180] 

Allah no nos ordenó llamarlo en virtud de la posición, estatus o bendición de alguien. 

Parte de ello es buscar los medios para acercarse a Él en virtud de Sus atributos, como Su Gloria, Su Piedad, Sus Palabras, etc. Un ejemplo puede encontrarse en el hadiz sahih que habla sobre la búsqueda de refugio en las perfectas palabras de Allah, y la búsqueda de refugio en la Gloria y el Poder de Allah. 

En relación con ésto, se encuentra el concepto de buscar los medios para acercarse a Allah amándolo y amando a Su Mensajero (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), creyendo en Allah y en Su Mensajero (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), y buscando un acercamiento a Allah en virtud de nuestras acciones virtuosas, como se ha descrito en la historia de la gente de la caverna, quienes entraron a la caverna para protegerse de la lluvia, y luego una roca cayó de la montaña y cerró su entrada. Ellos no podían empujarla, entonces empezaron a discutir sobre las formas de salir de allí. 

Llegaron al acuerdo de que la única manera de salvarse de esa situación sería recurrir a Allah en virtud de sus buenas acciones. Entonces uno de ellos recurrió a Allah en virtud de su acto de honrar a sus padres, y la roca se movió un poco, pero no suficientemente como para salir… El segundo recurrió a Allah en virtud de su alejamiento del adulterio en una ocasión en la que podría haberlo cometido, y la roca se movió un poco pero todavía no podían salir… Entonces, el tercer hombre recurrió a Allah en virtud de haber mantenido su palabra y sido justo con su empleado, y la roca se movió y pudieron salir. 

Este hadiz es reportado en al-Sahihayn del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), es una de las historias de quienes nos precedieron, en la que se encuentra una lección y un recordatorio para nosotros. 

Los sabios (que Allah tenga piedad de ellos) expresaron los puntos mencionados en esta respuesta, como el Sheik al-Islam Ibn Taymiyah, su alumno Ibn al-Qayyim, el Sheij ‘Abd al-Rahmaan ibn Hasan en Fath al-Majid Sharh Kitaab al-Tawhid, y otros. Con respecto al hadiz sobre un hombre ciego que quería recurrir a Allah (para curar su ceguera) en virtud del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) mientras estaba vivo, entonces el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) intercedió por él y rezó por él, y Allah le devolvió la vista, éste fue un caso en el que se buscó la ayuda de Allah por medio de la du’aa’ e intercesión del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), y no por medio de su estatus o virtud. Ésto está claro por el hadiz…Y, del mismo modo, las personas buscarán la intercesión el Día de la Resurrección para emitir el Juicio, y las personas del Paraíso buscarán la intercesión el Día de la Resurrección para ser admitidos en el Paraíso. En todos estos casos, la ayuda de Allah se busca a través de él cuando está vivo, ya sea en este mundo o en el Más Allá, y es buscar la ayuda de Allah mediante la du’aa’ e intercesión, no en virtud de su persona o su estatus, según fue explicado claramente por los sabios.

Kitaab Maymu’ Fataawa wa Maqaalaat Mutanawwi’ah li Samaahat al-Sheij ‘Abd al-‘Aziz ibn ‘Abd-Allaah ibn Baaz (que Allah tenga piedad de él), vol. 7, p. 65
Create Comments