Sat 19 Jm2 1435 - 19 April 2014
101582

¿Qué es más importante: repetir la palabra del adhan o apresurarse a romper el ayuno?

Se dice que debemos escuchar el adhan, pero ¿qué pasa con la persona que está rompiendo el ayuno al escuchar el adhan del magrib? ¿Está eximido porque está comiendo para romper el ayuno? ¿Qué pasa con comer durante el adhan del fayr?

Alabado sea Allah.

Los expertos difieren sobre las reglas referidas a la repetición después del muecín y la repetición de las palabras del adhan. La opinión correcta – que es la de la mayoría de los expertos – dice que repetir es mustahab, no obligatorio. Ésta es la opinión de los Maalikis, Shaafi’is y Hanbalis.

Al-Nawawi (que Allah tenga piedad de él) dijo en al-Maymu’ (3/127): 

Nosotros opinamos que repetir (las palabras del adhan) es Sunnah, no obligatorio. Ésta es la opinión de la mayoría de los expertos.  Al-Tahhaawi narró que algunos de los Salaf tenían una opinión diferente y decían que era obligatorio. Fin de cita.

En al-Mughni (1/256) se narró que el Imám Ahmad dijo: Si no repite las palabras del muecín no hay nada de malo. Fin de cita.

Esto está indicado por las palabras del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) hacia Maalik ibn al-Huwayriz y aquellos que estaban con él:

“Cuando llegue el momento de la oración, que uno de ustedes pronuncie el adhan y que el mayor guíe la oración”.

Esto indica que repetir las palabras del adhan no es obligatorio. Esta conclusión se basa en el hecho que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) les estaba enseñando, y en este caso existía la necesidad de explicarles todo lo que tenían que saber. Esta delegación podría no haber sabido nada de lo que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo sobre la repetición de las palabras del adhan, y el hecho de que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) no lo mencionara, incluso cuando hubiera existido la necesidad de explicárselos, y esta delegación se quedó con él por veinte días antes de volver a su pueblo, indica que repetir las palabras del adhan no es obligatorio. Ésta es la opinión más correcta. Fin de cita extraída de al-Sharh al-Mumti’ (2/75). 

Maalik narró en al-Muwatta’ (1/103) de Ibn Shihaab que Za’labah ibn Abi Maalik al-Qurazi le dijo: En tiempos de ‘Umar ibn al-Jattaab oraban el viernes hasta que ‘Umar salía. Cuando ‘Umar salía y se sentaba en el mimbar y el muecín decía el adhan, Za’labah dijo: Nos sentamos y hablamos, luego el muecín se calló y ‘Umar se levantó para pronunciar la jutbah, entonces nosotros escuchábamos atentamente y ninguno hablaba.

Ibn Shihaab dijo: Cuando sale el imám, la oración (voluntaria) se detiene, y cuando él habla, la conversación se detiene.

El Sheij al-Albaani (que Allah tenga piedad de él) dijo en Tamaam al-Minnah (340): 

Este informe indica que no es obligatorio repetir las palabras del muecín, porque lo que se hacía en tiempos de ‘Umar era que la gente hablara durante el adhan, y ‘Umar no decía nada sobre eso. Muchas veces se me ha preguntado sobre la evidencia que dice que repetir las palabras del adhan no es obligatorio, y he respondido así. Fin de cita.

Basados en lo anterior, no comete pecado quien no repite las palabras del muecín, ya sea porque está ocupado comiendo o haciendo cualquier otra cosa. Pero al hacerlo se está perdiendo una gran recompensa de Allah.

Muslim (385) narró que ‘Umar ibn al-Jattaab (que Allah esté complacido con él) dijo: El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Si el muecín dice: ‘Allaahu akbar, Allaahu akbar (Allah es el más grande, Allah es el más grande), y ustedes dicen ‘Allaahu akbar, Allaahu akbar (Allah es el más grande, Allah es el más grande); luego él dice: ‘Ashhadu an laa ilaaha ill-Allaah (Atestiguo que no hay más divinidad que Allah), luego ustedes dicen: ‘Ashhadu an laa ilaaha ill-Allaah (Atestiguo que no hay más divinidad que Allah); luego él dice: ‘Ashhadu anna Muhammadan rasul-Allaah (Atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Allah), y ustedes dicen: ‘Ashhadu anna Muhammadan rasul-Allaah (Atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Allah); y él dice: ‘Hayya ‘ala’l-salaah (Vengan a orar), y ustedes dicen: ‘La hawla wa laa quwwata illa Billaah (No hay fuerza ni poder, salvo en Allah); luego el dice: ‘Hayya ‘ala’l-falaah (Vengan a la prosperidad), y ustedes dicen ‘Laa hawla wa laa quwwata illa Billaah (No hay fuerza ni poder, salvo en Allah); luego el dice: ‘Allaahu akbar, Allaahu akbar (Allah es el más grande, Allah es el más grande), luego ustedes dicen: (Allah es el más grande, Allah es el más grande); luego él dice: ‘Laa ilaaha ill-Allaah (No hay más divinidad que Allah), y luego ustedes dicen: ‘Laa ilaaha ill-Allaah (No hay más divinidad que Allah)”; desde el corazón, entrará al Paraíso”.

No existe conflicto entre apresurarse a romper el ayuno y repetir las palabras del muecín. La persona que ayuna puede apresurarse a romper su ayuno ni bien se ponga el sol, y al mismo tiempo puede repetir las palabras del muecín. Así habrá conseguido ambas virtudes, la de apresurarse a romper el ayuno y la de repetir las palabras del muecín.

Las personas desde épocas antiguas hasta ahora han hablado mientras comen; ellos no creen que comer les impide hablar. Pero debe señalarse que apresurarse para romper el ayuno puede hacerse con cualquier alimento, incluso si es algo pequeño como un dátil o bebiendo agua. Esto no significa que debe comer hasta quedar satisfecho.

Lo mismo se aplica si el adhan del Fayr se pronuncia cuando un está comiendo el suhur; pueden combinarse ambas tareas sin dificultades.

Pero si el muecín pronuncia el adhan del Fayr después de que comenzó su momento, uno debe dejar de tomar y beber al escuchar el adhan.

Vea también la respuesta a la pregunta número 66202.

Y Allah sabe mejor.

Islam Q&A
Create Comments