Thu 24 Jm2 1435 - 24 April 2014
10213

Reglas sobre el llamado a unir a todas las religiones

¿Cuáles son las reglas acerca del llamado a unir a todas las religiones?

Alabado sea Allah. 

Y paz y bendiciones sean con quien luego de él no habrá otros Profetas, y sobre su familia y compañeros y sobre todos los que lo sigan en el camino de la verdad hasta el Día de la Resurrección. 

La Comisión Permanente para la Investigación Académica y Emisión de Fatwas (al-Laynah al-Daa’imah li’l-Buhuz al-‘Ilmiyyah wa’l-Iftaa’) ha examinado la pregunta que se les ha enviado, y las opiniones y artículos publicados y emisiones en los medios de comunicación referidos al llamado a la unión de las tres religiones: el Islam, el Judaísmo y el Cristianismo; y al llamado que surge de ello, que es la creación de una mezquita, una iglesia y una sinagoga en un lugar, en los campos universitarios y en las plazas públicas; y al llamado a imprimir el Corán, la Torá y el Evangelio en un solo volumen, etc.; y a las conferencias, seminarios y reuniones sobre este tema que se concretan tanto en oriente como en occidente. Después de estudiar y ponderar el asunto, la Comisión emite la siguiente declaración: 

(1)    Uno de los principios básicos de la creencia del Islam, lo que es obviamente un principio básico con el que todos los musulmanes están de acuerdo (iymaa’), es que no existe otra religión válida en la faz de la tierra aparte del Islam. Esta es la última religión, la que anula todas las leyes y religiones anteriores a ella. No hay religión por la cual Allah deba ser adorado, excepto el Islam. Allah dice en el Corán (interpretación del significado):

“Hoy os he perfeccionado vuestra religión, he completado Mi gracia sobre vosotros y he dispuesto que el Islam sea vuestra religión.” [al-Maa’idah 5:3]

“Quien siga una religión diferente al Islam [el sometimiento a Allah] no se le aceptará, y en la otra vida se contará entre los perdedores.” [Aal ‘Imraan 3:85].

Después de la llegada de Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él), Islam es lo que él trajo, y ninguna otra religión.

(2)    Uno de los principios básicos de la creencia en el Islam es que el Libro de Allah, el Sagrado Corán, es el último de los Libros revelados por el Señor de los Mundos. Anula todos los Libros anteriores a él, la Torá, los Salmos, el Evangelio y otros, y hay un Muhaymin [Muhaymin: que da fe de la verdad contenida allí y evidencia la mentira agregada] sobre ellos. Por eso, ya no existe ningún Libro revelado por el cual Allah pueda ser adorado, excepto el Corán. Allah dice (interpretación del significado):

“Te hemos revelado [a ti, ¡Oh Muhammad!] el Libro [el Corán] con la Verdad, que corrobora y mantiene vigente lo que ya había en los Libros revelados. Juzga, pues, entre ellos conforme a lo que Allah ha revelado y no sigas sus pasiones apartándote de la Verdad que has recibido. A cada nación de vosotros le hemos dado una legislación propia y una guía. Y si Allah hubiera querido habría hecho de vosotros una sola nación, pero quiso probaros con lo que os designó.” [al-Maa’idah 5:48]

(3)    Es obligatorio creer que la Torá y el Evangelio han sido anulados por el Corán, y que han sido alterados y distorsionados, con cosas que han sido extraídas y agregadas, por ejemplo, como Allah nos dice en el Corán (interpretación del significado):

“Y por haber violado su pacto les maldijimos y endurecimos sus corazones. Ellos tergiversan las palabras [de la Torá] y olvidan parte de lo que les fue mencionado [en ella]. No dejarás de descubrir en la mayoría de ellos todo tipo de traiciones, a excepción de unos pocos; mas discúlpales y perdónales. Allah ama a los benefactores.” [al-Maa’idah 5:13]

“¡Ya verán los que escriben el Libro con sus manos y luego dicen: Esto proviene de Allah, para venderlo a vil precio! ¡Ya verán las consecuencias de lo que escribieron con sus propias manos! ¡Pobre de ellos por lo que cometieron!” [al-Baqarah 2:79]

“Entre ellos hay quienes tergiversan el Libro cuando lo recitan para que creáis que es parte de él, cuando en realidad, no pertenece al Libro. Y dicen que proviene de Allah siendo, en verdad, que no proviene de Allah. Inventan mentiras acerca de Allah a sabiendas.” [Aal ‘Imraan 3:78]

            Por lo tanto, lo que hubiera estado correcto en los libros anteriores está mencionado en el Islam, y todo lo demás está distorsionado y cambiado. Fue reportado que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean sobre él) se enojó cuando vio que ‘Umar tenía una página en la que había algo escrito proveniente de la Torá, y dijo: “¿Estás dudando, Oh, hijo de al-Jattaab? ¿No te he entregado algo magnífico y puro? Si mi hermano Moisés estuviera vivo, no tendría otra opción más que seguirme”. (Narrado por Ahmad and al-Daarimi, y otros).

(4)    Uno de los principios básicos de la creencia en el Islam es que nuestro Profeta y Mensajero Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean sobre él) es el Sello de los Profetas y Mensajeros, según dice Allah (interpretación del significado):

“Muhammad no es el padre de ninguno de vuestros hombres, sino el Mensajero de Allah y el sello de los Profetas; y Allah es Omnisciente.” [al-Ahzaab 33:40]

      Por lo tanto, ya no existe otro Mensajero que deba ser seguido, aparte de Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean sobre él). Si alguno de los Profetas estuviera vivo, no tendría más opción que seguirlo, como dice Allah (interpretación del significado):

“Y recordad cuando Allah concertó un pacto con cada uno de los Profetas diciéndoles: Os concedo el Libro y la sabiduría, y cuando se os presente un Mensajero que confirme lo que se os haya revelado, creed en él y auxiliadle [y procurad que vuestros seguidores también cumplan este compromiso]. ¿Asumís tal compromiso? Respondieron: Estamos de acuerdo. Dijo: Entonces, sed testigos unos de otros; yo también atestiguo con vosotros.” [Aal ‘Imraan 3:81]

      Cuando el Profeta Jesús (la paz sea sobre él) descienda al final de los    tiempos, seguirá a Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y juzgará según su legislación. Allah dice (interpretación del significado):

“Aquellos que siguen al Mensajero y Profeta iletrado [Muhammad], quien se encontraba mencionado en la Torá y el Evangelio, que les ordena el bien y les prohíbe el mal, les permite todo lo beneficioso y les prohíbe lo perjudicial, y les abroga los preceptos difíciles que pesaban sobre ellos [la Gente del Libro]; y quienes crean en él, lo secunden, defiendan y sigan la luz que le ha sido revelada [el Corán] serán quienes tengan éxito.” [al-A’raaf 7:157]

      También es uno de los principios básicos de la creencia en el Islam que el Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean sobre él) fue enviado a toda la humanidad. Allah dice (interpretación del significado):

“Y no te enviamos [¡Oh, Muhammad!] sino como albriciador y amonestador para todos los hombres. Pero la mayoría lo ignora.” [Saba’ 34:28]

“Di: ¡Oh, hombres! Ciertamente soy el Mensajero de Allah para todos vosotros.” [al-A’raaf 7:158]

      Y hay muchos versículos similares.

(5)    Uno de los principios básicos de la creencia en el Islam es que debe creerse que todo Judío, Cristiano u otra persona que no entra al Islam habiéndole llegado correctamente el mensaje es kaafir, incrédulo en Allah, Su Mensajero y sus creyentes, y que son gente del Infierno, como dice Allah (interpretación del significado):

“Quienes no creyeron de entre la Gente del Libro [judíos y cristianos] y los idólatras [de entre los árabes] continuaron en el desvío y la incredulidad a pesar de haberles llegado la evidencia [Muhammad]” [al-Bayyinah 98:1]

“Por cierto que quienes no creyeron de entre la Gente del Libro y los idólatras serán castigados eternamente en el fuego del Infierno; y éstas son las peores criaturas.” [al-Bayyinah 98:6]

“Me ha sido revelado este Corán para advertiros con él, a vosotros y a quienes [también] alcance [el Mensaje]. ¿Acaso daríais testimonio de que existen otras divinidades junto con Allah? Diles: Haced lo que queráis, yo no lo haré. Él es la única divinidad, y soy inocente de lo que vosotros Le asociáis.” [al-An’aam 6:19]

“Éste [Corán] es un Mensaje a toda la humanidad, para prevenirles [del castigo] y para que sepan que Allah es la única divinidad [con derecho a ser adorada]. Que los dotados de intelecto reflexionen en su contenido.” [Ibraahim 14:52].

            Y hay muchos versículos similares. Fue reportado en Sahih Muslim  que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Por Aquel en Cuya mano está mi alma, nadie dentro de la humanidad, Judío o Cristiano, que haya oído hablar de mí, y muera sin haber creído en aquello con lo que he sido enviado, sin que sea una persona del Infierno”. Por lo tanto, quienes no consideran como kufaar a los Judíos y Cristianos es un kaafir, según las reglas de la Shari’ah, “Quienes no consideren kaafir a quienes lo son, después de que se hayan presentado las pruebas necesarias, serán considerados  kaafir”.

            (6) Bajo la luz de estos principios básicos y las reglas de la shari’ah, llamar a la unidad de todas las religiones, y que ellas se acerquen y tomen una misma forma es un llamado perverso, cuyo objetivo es mezclar la verdad con la mentira, destruir el Islam y debilitar sus pilares, y tentar a sus seguidores con la apostasía. Esto está confirmado por las palabras del Corán (interpretación del significado):

“No dejarán de combatiros, si pueden, hasta apartaros de vuestra religión.” [al-Baqarah 2:217]

“Pretenden que no creáis al igual que ellos.” [al-Nisaa’ 4:89]

(7)   Si el llamado a unir todas las religiones proviene de un musulmán, esto es considerado una apostasía flagrante para la religión islámica, ya que esto se opone a los principios básicos de su creencia. Es un aceptación de la incredulidad en Allah, y una contradicción al Corán y a sus anulaciones de todas las leyes y religiones anteriores al Islam. Sobre esta base, es una idea que debería ser rechazada desde el punto de vista de la shari’ah, y es definitivamente haraam según la evidencia del Islam, el Corán, la Sunnah y el iymaa’ (consenso de los expertos). 

(8)   Basado en lo mencionado anteriormente:

(i)                  No está permitido que un musulmán que crea en Allah como su Señor, en el Islam como su religión y en Muhammad (la paz y las bendiciones sean con él) como su Profeta, llame a las personas hacia esta idea maligna, aliente esta idea o la propague entre los musulmanes, mucho menos que responda a un llamado de este tipo o asista a conferencias y reuniones que promuevan esta idea.

(ii)                No está permitido que un musulmán imprima la Torá y el Evangelio, entonces ¿qué le parece imprimirlos en un solo volumen con el Corán? Quien lo haga o llame a hacerlo está perdido, porque haciéndolo está combinando la verdad (el Corán) con lo que está distorsionado o fue verdad en algún momento pero ha sido anulado (la Torá y el Evangelio).

(iii)               Del mismo modo, no está permitido que un musulmán responda al llamado a hacer una mezquita, una iglesia o una sinagoga en un mismo lugar, porque esto implica reconocer una religión en la que se puede adorar a Allah además del Islam, y rechazar la idea de que el Islam debe prevalecer sobre las demás religiones, y dar la idea de que está bien que existan tres religiones para que las personas puedan pertenecer a cualquiera de las tres. Este es un tipo de igualdad que implica que el Islam no anula las religiones anteriores. Sin dudas, si una persona aprueba esta idea, cree en ella o la acepta, es  kufr y está equivocada, porque se opone claramente al Corán, la Sunnah y el consenso (iymaa’) de los musulmanes, e implica que las distorsiones de los Judíos y los Cristianos provienen de Allah –Glorificado sea sobre todas las cosas. Por la misma razón, no está permitido que se llame a las iglesias “Casas de Dios” o decir que las personas que asisten allí adoran a Allah de manera correcta, porque estas adoraciones no se realizan según el Islam, y Allah dice (interpretación del significado):

“Quien siga una religión diferente al Islam [el sometimiento a Allah] no se le aceptará, y en la otra vida se contará entre los perdedores.” [Aal ‘Imraan 3:85].

            Por el contrario, son casas en las que se expresa la negación (kufr) de Allah;     Pedimos a Allah que nos proteja de kufr y su gente. El Sheij al-Islam Ibn Taymiyah (que la misericordia de Allah sea sobre él) dijo en Maymu’ al-Fataawaa (22/162): “Ellas –las iglesias y las sinagogas- no son casas de Allah, las casas de Allah son las mezquitas. Por el contrario, éstas son casas en las que se expresa la negación (kufr) de Allah. Aún cuando allí se mencione a Allah, las casas son lo mismo que las personas que las habitan, y las personas que habitan Esas casas son kuffaares, por eso son casas de adoración de los kuffaares”.

(10) Debe aclararse que es obligatorio para el musulmán llamar al Islam a los kuffaares en general y a la Gente del Libro en particular, a través de los diáfanos textos del Corán y la Sunnah. Sin embargo, esto sólo debe hacerse dándoles explicaciones y discutiendo con ellos de la mejor manera (con buenas palabras y de buen modo) (ver. Al-‘Ankabut 29:46), sin comprometer ninguna de las creencias o leyes del Islam. Esto es para convencerlos, y atraerlos al Islam o para establecer las pruebas de su ignorancia (por rechazar la Fe). Allah dice (interpretación del significado):

“Di: ¡Oh, Gente del Libro! Convengamos en una creencia común a nosotros y vosotros: No adoraremos sino a Allah, no Le asociaremos nada y no tomaremos a nadie de entre nosotros como divinidad fuera de Allah. Y si no aceptan decid: Sed testigos de nuestro sometimiento a Allah.” [Aal ‘Imraan 3:64]

Con respecto a los debates y las reuniones para complacer sus deseos y alcanzar su objetivo de destruir el Islam poco a poco, debemos decir que esto es una mentira rechazada por Allah, Su Mensajero y los creyentes, y Allah es en Quien se busca ayuda contra de todo lo que ellos le  atribuyen. Allah dice (interpretación del significado).

“Juzga entre ellos conforme a lo que Allah ha revelado, y no sigas sus pasiones. Sé precavido con ellos, no sea que te seduzcan desviándote en algo de lo que Allah te ha revelado. Y si se rehúsan [a seguir lo que tú has dictaminado], sabe que Allah desea afligirles por algunos de sus pecados, y que mucho de los hombres están descarriados.” [al-Maa’idah 5:49]

El Consejo se ha expedido de esta manera respecto a este importante tema. Recomendamos a los musulmanes en general, y a las personas de conocimiento en particular, temer a Allah y ser cuidadosos porque Él está siempre observando, para custodiar al Islam y proteger la doctrina de los musulmanes de las confusiones y de aquellos que la promueven, y de la incredulidad y su gente, y tener cuidado con esta idea..

Islam Q&A
Create Comments