103524: “¿Por qué te convertiste al Islam?”


Uno de mis colegas en el trabajo me preguntó por qué me convertí al Islam, y yo le respondí que yo sentía que ese era el camino que yo debía seguir. En ocasiones no sé que es lo que debería decir acerca de esto, para mí es simplemente lo que debo hacer. ¿Qué es lo que debería responderles? Yo no quiero imponer mis creencias, por lo tanto, ¿qué es lo que debería responder si alguien me pregunta, cuál sería la forma correcta de responder esta pregunta? A veces siento que no doy las respuestas correctas, así que le agradecería algunas sugerencias.

Alabado sea Dios

En primer lugar, le pedimos a Dios que acepte tu conversión y que te reafirme en el camino correcto, y te guíe hacia aquello que Él ama y hacia lo que a Él le complace. 

Tú estás ahora siguiendo el camino correcto, porque el Islam es la religión de la naturaleza innata del ser humano, y la que conduce a la verdadera felicidad. Eso es lo que sienten los creyentes en esta religión, especialmente por aquellos que alguna vez se vieron atormentados por la ignorancia, el extravío o la incredulidad. Quien pronuncia el testimonio de fe siente algo en su corazón que no puede ser descripto fácilmente con palabras, y por eso muchos creyentes sucumben ante las lágrimas de felicidad. Indudablemente Dios le ha concedido al Islam un sabor especial y una dulzura a su fe. Esto ha sido mencionado a menudo en los textos de nuestra religión. Este sabor y esta dulzura son sentidos por todos aquellos que creen en Dios como su único Señor, en el Islam como su religión, y en Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) como su Profeta. 

En segundo lugar, aquel a quien Dios honra atrayéndole al Islam debe tener razones personales para acercarse que nadie más tiene, y puede sentir o percibir aspectos de la religión que nadie más percibe. Y esta es una de las causas de la grandeza de esta religión, y de los diversos beneficios que hay en ella y en su comunidad, y por eso el Islam es apropiado para todo tipo de gente, a lo largo de todas las épocas, y para todas las culturas. Por eso una persona puede ingresar a esta religión y al ser preguntado sobre los por qué de su conversión, argüir razones para ello que los demás usualmente no mencionan, e incluso no mencionar razones que sólo él y Su Señor conocen.

Todas estas respuestas son correctas, y todas ellas hablan sobre la realidad del creyente y la realidad de esta religión. Tú puedes leer algunas de estas respuestas dadas por diferentes personas y beneficiarte de ellas, viendo hasta qué punto puedes sentirte identificado con lo que otros dicen. 

Más bien, a nosotros nos gustaría escucharte y que tú nos digas tus propios sentimientos y explicaciones acerca de por qué has ingresado al Islam, porque eso nos daría una idea de tu realidad humana, y nadie mejor que tú puede expresarla. 

Sin embargo, no hay razón por la cual nosotros no debamos citar aquí algunas de las razones expresadas a lo largo del tiempo por muchas otras personas que se han convertido al Islam y se han hecho musulmanas, porque es posible que tú te sientas identificado con el testimonio de alguno de ellos. 

1 – Se le preguntó a un beduino: “¿Por qué te hiciste musulmán?”. Él respondió: “Yo nunca he visto una palabra o un acto que la razón considere como bueno o que la naturaleza instintiva del ser humano indique que es correcto, sin que el Islam lo encomiende y nos anime a ello, y nos revele que Dios lo permite y lo declara lícito. Y nunca he visto alguna cosa que la razón o la naturaleza humana indique que está mal, sin que Dios lo prohíba y el Islam lo repruebe”. 

2 – Robert Dixon, el líder de la Asociación Norteamericana de Abogados, dijo: “Mi respuesta a quien me pregunta por qué me convertí al Islam, es que el Islam es la religión del verdadero monoteísmo, de la felicidad, de la paz espiritual, de la vida digna. Y yo consideré lo más sensato aferrarme a ella y seguir sus enseñanzas. Es la religión de la justicia divina”. 

3 – Leopold Weis, periodista austríaco de origen judío nacido en el seno de una familia rabínica, quien posteriormente se convirtió al Islam y fue conocido con el nombre de Muhámmad Asad, desempeñándose como escritor, político y cofundador del Estado Independiente de Pakistán, dijo: “No hubo ninguna enseñanza en particular que a mí me atrajera al Islam, sino más bien fue el conjunto entero lo que me maravilló, la estructura de enseñanzas morales y prácticas para la vida humana de una inexplicable coherencia”. 

4 – Sylvie Fawzy, una mujer francesa que se convirtió al Islam, dijo: “En el Islam encontré una forma de vida que responde a todas las preguntas que yo tenía, y organiza la vida del ser humano en una forma beneficiosa y acorde con su naturaleza, tanto en lo que respecta a su manera de vestir, su alimentación, su trabajo, su matrimonio, y sus relaciones con el prójimo. Por lo tanto, no es de extrañar que la persona que se aferra al Islam se sienta contenta y segura de sí misma, lo cual en mi opinión es uno de los logros más importantes en la vida”.

5 – Una mujer estadounidense que se convirtió al Islam y fue luego conocida como Umm ‘Abd el-Málik, dijo: “Yo me sentí asombrada por la forma en que el Islam eleva el estatus de los padres y nos encomienda honrarlos”. 

6 – El shéij Muhámmad Ibn Ibrahím (que Allah tenga misericordia de él) nos relató una historia: “Un filósofo de la India emprendió un estudio exhaustivo de todas las religiones, de forma sinceramente independiente y sin prejuicios. Estudió el cristianismo extensivamente, a causa de su importante papel en la historia, y de la influencia y prominencia de las naciones modernas que se declaran como naciones cristianas, como también otras religiones. Luego examinó el Islam, y sintió que esa era la verdadera religión, se convirtió al Islam y escribió un libro que fue traducido con el nombre de “Por qué me Convertí al Islam”, en el cual él describió según su opinión las ventajas que el Islam tenía sobre otras religiones. Y una de las ventajas más importantes que él citó es que, visto y considerando que muchas religiones han sido inventadas por el ser humano a lo largo de la historia y han cambiado con los siglos hasta el punto en que es casi imposible distinguir cuál fue su mensaje original, el Islam era la única religión del planeta que tenía fuentes históricas autenticadas historiológicamente, examinadas críticamente y preservadas de toda adulteración clerical generación tras generación. Y sin embargo, lo asombroso es que esta religión fue enseñada y predicada por un Profeta árabe analfabeto. Él opinó que Europa debería permitirse a sí misma la oportunidad de seguir una religión que honra y reconoce el carácter de Mesías de aquel profeta a quien los europeos han convertido hoy en día en un dios, cuando lo único que saben de él con seguridad es que fue un ser humano, a causa de las escasas fuentes históricas que hay sobre Jesús (la paz sea con él). El origen auténtico de las copias más antiguas del Evangelio no está probado, sus fechas exactas y autores son objeto de especulación y disputas entre los historiadores, y la mayoría de ellos están en griego, siendo que Jesús habló y predicó en arameo. Estos Evangelios sólo mencionan un puñado de eventos en la historia de Jesús, la mayoría ocurridos en un corto tiempo, y no mencionan mucho más acerca de su crianza, educación e infancia, lo cual difícilmente pueda considerarse una verdadera biografía. Pero Dios decreta y decide lo que Él quiere”. Fatawa ash-Shaij Muhámmad Ibn Ibrahím. 

7 – Iusuf Jattab, un judío converso al Islam, respondió cuando le preguntaron el por qué de su conversión: “Porque el Islam es la religión del verdadero monoteísmo. He leído un montón acerca de ella y finalmente me convencí de que es el verdadero camino al Paraíso”. 

Hay muchos testimonios similares, o que mencionan otros detalles y aspectos de la religión o experiencias personales. La mayoría de ellos se resumen en que la gente experimenta el Islam como una religión consecuente con la naturaleza humana, que les brinda una sensación de seguridad, de felicidad, o porque confían en la sabiduría de sus normas, o en su elevada moralidad. Quien compare el Islam con otras religiones que han sido distorsionadas por las manos de los sacerdotes a lo largo de los siglos, o con las filosofías o sistemas de vida modernos, corroborará esto y entenderá la diferencia.

8 – Mary Watson, una mujer estadounidense conversa al Islam con tres licenciaturas, una de ellas en teología, describió el momento en que la fe brilló en su corazón: “Una noche en que estaba recostada en mi cama a punto de dormirme, sentí que algo había cambiado dentro mío. Me senté y dije dentro mío: “Dios nuestro, yo creo en Ti solamente”, y pronuncié el doble testimonio de fe musulmán, y después de eso sentí una extraña paz y tranquilidad que envolvía todo mi cuerpo. Alabado Sea Dios por haberme atraído al Islam, yo nunca he lamentado ni una sola vez la decisión que tomé ese día, y lo considero como un auténtico nacimiento”. Fin de la cita. 

Te aconsejamos leer el libro El Islam en el Mundo. También el libro El Ascenso y Declinación de los Musulmanes y sus Efectos sobre la Humanidad, por el shéij Abu Al-Hasan an-Nadvi. También la obra El Islam en la Encrucijada, y El Camino hacia La Meca, del Profesor Muhámmed Asad. Estos últimos tres libros están disponibles en inglés.

Te recomendamos también leer testimonios e historias escritas por las personas que han sido guiadas hacia el Islam y se han entregado al Creador del universo. Estas historias exponen también cuáles fueron los primeros pasos que estas personas dieron en su conocimiento de la religión. Encontrarás algunas en el siguiente vínculo web: 

http://www.themwl.com/AlDaawa/default.aspx?ct=1&cid=7&l=AR

Le pedimos a dios que te reafirme en el sendero de la verdad y te ayude a obtener el conocimiento beneficioso y a realizar buenas obras. Y Allah es la Fuente de toda fuerza. 

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments