Thu 24 Jm2 1435 - 24 April 2014
10554

Características del grupo salvo

¿Cuáles son las más prominentes características del grupo salvo? ¿Si una persona no tiene alguna de esas características eso significa que él no es del grupo salvo?

Alabado sea Allaah

La más prominente característica del grupo salvo es adherir al camino del Profeta (La Paz y las bendiciones de Allaah sean con él) en el ‘aqidah (creencia), en el‘ibaadah (adoración), en las maneras y actitud, y en las relaciones con los otros. El grupo salvo tiene características distintivas en estas cuatro aéreas.

En cuestiones de ‘aqidah encontrarás que ellos adhieren aquello que es indicado por el Libro de Allaah y la Sunnah de Su Mensajero (La Paz y las bendiciones de Allaah sean con él), es decir, la Unidad absoluta (Tawhid) en la Divinidad, el Señorío de Allaah, y Sus Nombres y Atributos.

En cuestiones de adoración, encontrarás que ese grupo es distinto por su total adhesión y aplicación a lo que el Profeta  (La Paz y las bendiciones de Allaah sean con él) acostumbraba hacer con consideración a diferentes tipos de adoración, cómo ellos eran hechos, en que medida, cuándo y cómo, y por qué razones. No encontrarás innovaciones introducidas por ellos en la religión de Allaah, más bien ellos muestran extremo respeto ante Allaah.

En cuestiones de maneras y actitud, encontrarás también que ellos difieren de los otros por la virtud de sus buenas actitudes tales como rogar el bien para los Musulmanes, estar contentos, tener una fisionomía alegre, hablar bien, ser generoso, ser valiente, y otras buenas y nobles características.

En cuestiones de las relaciones con los otros, encontrarás que ellos tratan con los otros de una manera sincera y abierta. Ellos son aquellos cuyos el Profeta (La Paz y las bendiciones de Allaah sean con él) se refirió cuando dijo: “Las dos partes (de una transacción) tienen la opción (de continuar con la transacción o cancelarla) hasta ellos se separaren. Si ellos son sinceros y abiertos, su transacción será bendecida por ellos. Y si ellos están mintiendo o engañando, las bendiciones se perderán”.

Si la persona está en falta con alguna de estas características, eso no significa que él no es del grupo salvo, pero para todos, habrá grados de acuerdo con lo que hicieran (cf. al-Ahqaaf 46:19). La caída en las cuestiones del Tawhid puede poner una persona fuera del grupo salvo, tales como la falta de ijlaas (sinceridad o pureza de intenciones). Lo mismo se aplica a las innovaciones, como una persona que puede cae en bid’ahs las cuales pueden ponerlo fuera del grupo salvo.

En cuestiones de moral y de relaciones con los otros, defectos en estas cuestiones no ponen una persona fuera del grupo, pero si le reducen su estado ante Allaah. 

Nosotros necesitamos mirar con más detalle las cuestiones de actitud y maneras. Una de las más importantes cuestiones de actitud y maneras es la unidad y adherirse a la verdad. Eso es lo que Allaah no urge hacer en la aleya (interpretación del significado):

“Dispusimos para vosotros la misma religión [monoteísta] que le habíamos encomendado a Noé, y que te revelamos a ti [en el Corán] y que le encomendamos a Abraham, Moisés y Jesús, para que seáis firmes en la práctica de la religión, y no os dividáis en ella. Pero a los idólatras les parece difícil aquello a lo que tú les invitas [al monoteísmo]. Alá elige [para que acepte la fe] a quien quiere, y guía hacia Él a quien se arrepiente.” [al-Shura 42:13]  

Allaah nos dice que los que dividen su religión y la reparten en sectas, Muhammad (la paz y las bendiciones de Allaah sean con él) es inocente de ellos. Allaah dice (interpretación del significado):

“Tú no eres responsable de quienes dividieron su religión y formaron sectas. Alá se hará cargo de ellos, y Él les informará de lo que hacían.” [al-An’aam 6:159]  

La unidad y la armonía están entre las más prominentes características de la secta salva - Ahl al-Sunnah wa’l-Yamaa’ah. Si alguna disputa surge entre ellos, derivados del iytihaad en asuntos en que el iytihaad es permitido – ellos no tienen mala voluntad, enemistad o rencor unos contra los otros. En cambio, ellos consideran uno al otro como hermanos aunque esas diferencias surjan entre ellos. Uno de ellos irá a rezar detrás del otro, incluso si piensa que él no tiene el wudu’, mientras que el imam piense que él tiene el wudu’. Por ejemplo, uno de ellos puede rezar detrás de otro que ha comido carne de camelo, y ese imam piensa que eso no rompe el wudu’, mientras que la persona que reza detrás de él piensa que eso rompe el wudu’. Por lo tanto, él cree que su oración por detrás de ese imaan es válida, pero si él mismo fuera a rezar en ese estado para si mismo, él podría pensar que esta oración no es válida. Todo esto es porque creen que las diferencias que surgen en el iytihaad en los casos en que el iytihaad es permitido, no son realmente diferencias, porque cada uno de ellos ha seguido las evidencias (dalil), como está obligado a hacer. Por lo tanto, ellos creen que si su hermano se diferencia de ellos en consideración a alguna acción, porque ellos están siguiendo las evidencias (dalil), entonces en efecto están de acuerdo con ellos, porque ellos abogan siguiendo las pruebas de lo que les es evidente. Por lo tanto, aunque él difiera de ellos, aún está siguiendo el Libro de Allaah o la Sunnah del Mensajero de Allaah (la paz y las bendiciones sean con él). Los estudiosos no desconocen la diferencia de esta naturaleza que se produjo entre los Sahaabah incluso durante la época del Profeta (la paz y las bendiciones sean con él), pero él no les censuró. Cuando él (la paz y las bendiciones sean con él) regresó de la campaña de al-Ahzaab, y Gabriel lo vio y le dijo para salir a Bani Quraydah, porque ellos habían roto el tratado, el Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) le dijo a sus compañeros, “ninguno de ustedes debe orar el ‘Asr hasta que lleguemos a Bani Quraydah.” Ellos salieron de Madinah a Bani Quraydah y estaban preocupados en perder la oración ‘Asr. Algunos de ellos retrasaron la oración del ‘Asr hasta que llegaron a Bani Quraydah y oraron después de que la hora de la oración ya había pasado, porque el Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) les dijo: “ninguno de ustedes debe orar el ‘Asr hasta que lleguemos a Bani Quraydah.” Otros rezaron el ‘Asr en la hora apropiada diciendo que el profeta (la paz y las bendiciones sean con él) dio a entender que se debían apurar para salir (hacia Bani Quraydah); pero que él no quiso decir que retrasaran la oración fuera de su tiempo. Estos son aquellos que estaban correctos, pero el Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) no censuró a ninguno de los dos grupos y no expresó su enemistad hacia ninguno de ellos. Los musulmanes que dicen seguir la Sunnah deben ser una ummah y no dividirse en grupos, luchando unos con los otros, argumentando verbalmente y odiándose por cuestiones en que se permite tener diferentes opiniones. No es necesario mencionar cada grupo por su nombre; la persona inteligente entenderá a que me refiero.

Yo creo que Ahl al-Sunnah wa’l-Yamaa’ah deben unirse a pesar de que difieren en la forma que ellos entienden estos textos los cuales pueden ser interpretados de diferentes maneras. Esa es una cuestión en la cual hay espacio para las diferencias, Allah sea alabado. Lo que importa es la armonía y la unidad. Sin duda, los enemigos del Islam quieren que los musulmanes estén divididos, si ellos son enemigos que expresan abiertamente su enemistad o si ellos son enemigos que hacen una pantalla exterior de amistad hacia los musulmanes y el Islam, pero eso no es real. Nosotros tenemos que distinguir esas características que son las características del grupo salvo, es decir, ser unidos.

Y Allaah sabe mejor.

aymu’ Fataawa wa Rasaa’il li Fadilat al-Shaik Muhammad ibn Saalih al-‘Uzaymin, vol. 1, p. 38-41
Create Comments