105695: ¿Cuántos años vivió Noé (la paz sea con él)?


Quisiera saber si Noé vivió por 950 años, y por qué se afirma en el Sagrado Corán que él vivió durante 1000 años, es decir 50 años menos. ¿Hay alguna diferencia entre las palabras árabes ‘sanah’ y ‘’aam’, que ambas significan año?

Alabado sea Dios

Hay importantes lecciones para aprender de la vida de Noé (la paz sea con él). 

Él vivió por muchos siglos, tiempo que pasó entre su gente, convocándolos a adorar a Dios, glorificado y exaltado sea, y sintiendo compasión por ellos para que Dios no les castigue, esperando que Él le conceda Su misericordia. Nunca se sintió desesperado ni quiso abandonar su misión, sino que esperó pacientemente a que Dios los guíe mediante su esfuerzo y dedicación, sin importar cuánto tiempo llevara. Los años de su vida ofrecen lecciones para los predicadores, los maestros y los educadores acerca de la paciencia, la determinación, la fe y la dedicación al prójimo. 

Su vida también ofrece lecciones para toda la gente en general, de tal manera que puedan comprender que la muerte inevitablemente llegará, no importa cuán longeva sea una persona y que nuestra vida no será más que una sucesión de días que terminarán con el ocaso cada día y así concluye la historia de su alma a la que le fue dada la oportunidad de alcanzar la felicidad eterna en el Paraíso, para que la victoria sea suya si se esfuerza en esto. Pero qué gran pérdida será si la persona es descuidada y desatenta. 

Ibn Abi ad-Dunia narró en Az-Zúhd (No. 358) con una cadena de transmisión que se remonta a Anas Ibn Málik (que Dios esté complacido con él):

“El Ángel de la Muerte llegó a Noé (la paz sea con él) y le dijo: “Oh, longevo entre los profetas, ¿cómo encontraste este mundo y sus placeres?”. Él dijo: “Como un hombre que ingresó en una habitación con dos puertas y se quedó parado en medio por un breve momento, y luego salió por la otra puerta”. Fin de la cita. 

El musulmán inteligente y dotado de discernimiento es aquel que pone atención a estas lecciones y cultiva la determinación para esforzarse. No debe preocuparse con los detalles de esta historia, que la revelación no explica ni resalta, y para cuya discusión no hay ninguna evidencia concluyente ni concreta en los textos de la ley islámica. Estos asuntos en los cuales el musulmán sagaz y atento no debe detenerse ni preocuparse, incluyen asuntos como la edad exacta de Noé (la paz sea con él). 

Hubo diversas opiniones entre los eruditos acerca de tópicos como este, entre las primeras generaciones de los compañeros del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y sus seguidores, pero no hay ninguna prueba concluyente ni en el Sagrado Corán ni en la Tradición Profética, como para que podamos estar seguros acerca de cuál de estas opiniones pueda ser la correcta. De cualquier manera, citaremos aquí algunas de estas opiniones para demostrar el punto de vista que hemos expresado e incrementar el conocimiento de los debates existentes en los libros sobre las primeras generaciones de musulmanes: 

1 – Qatádah sostuvo el punto de vista de que vivió 950 años. 

Dice en Tafsir al-Qur’an al-‘Adhím, por Ibn Kázir (6/268):

“Qatádah dijo: “Se ha dicho que su vida entera fue de mil años menos cincuenta; que él permaneció entre ellos por 300 años antes de comenzar a predicarles, y que les predicó por 300 años más, y que luego del diluvio vivió otros 350 años”. Fin de la cita. 

Un reporte similar fue narrado por Ibn Abi Hátim en At-Tafsír, No. 18041. 

2 – Que vivió 1050 años. Este fue el punto de vista de Ibn ‘Abbás. 

Se narró que Ibn ‘Abbás (que Dios esté complacido con él) dijo:

“Dios envió a Noé (como profeta) cuando tenía 40 años, y él permaneció entre ellos durante 1000 años menos 50, predicándoles y convocándoles a adorar a Dios; después del diluvio, él vivió por otros 60 años, hasta que la gente se incrementó en número y comenzó a esparcirse por la Tierra”. Fin de la cita. 

En la obra Ad-Durr al-Mansur (6/455), As-Suiúti se lo atribuyó a Ibn Abi Shaibah (7/18), a ‘Abd Ibn Humaid, Ibn Al-Mundir, Ibn Abi Hátim, Abu ash-Sháij, Al-Hákim (9/251), que lo clasificó como auténtico; e Ibn Mardawaih. 

3 – Que vivió 1020 años. Este fue el punto de vista de Ka’b al-Ahbar. 

Ibn Abi Hátim narró en At-Tafsir (No. 18043): Abu Zur’ah nos dijo: “Safwán nos dijo: “Walíd nos dijo: “Abu Ráfi’ Ismaíl Ibn Ráfi’ nos dijo: “de Zaid Ibn Aslám, de ‘Atá' Ibn Iasár, de Ka’b al-Ahbár, sobre las palabras de Dios: “…y vivió entre ellos mil años menos cincuenta años…”, que después de eso, él vivió por otros 70 años”. 

4 – Que vivió 1400 años. Esto fue narrado de Ibn ‘Abbás, y también fue el punto de vista de Wahb Ibn Munábbih. Ver Tafsir al-Qurtubí, 3/332. 

5 – Que vivió 1650 años. Este fue el punto de vista de ‘Awn Ibn Abi Shaddád. Se narró que él dijo:

“Dios, glorificado y exaltado sea, envió a Noé a su gente cuando él tenía 350 años de edad, y él les predicó durante 1000 años menos 50, y luego después de eso vivió por otros 350 años”. Narrado por Ibn Abi Hátim en At-Tafsir, No. 18044; At-Tabari en Yámi’ al-Baián, 20/17. 

6 – Que vivió 1700 años. Este fue el punto de vista de ‘Ikrimah. Se narró que ‘Ikrimah (que Dios esté complacido con él) dijo:

“La edad de Noé (la paz sea con él) incluye el tiempo en que él fue enviado a su pueblo y el período posterior a ese, y fueron  1700 años en total”. Fin de la cita en Ad-Durr al-Manzúr (6/456), As-Suiúti lo atribuyó a ‘Abd Allah Ibn Humaid. 

Ibn Kazír dijo en su obra Tafsir al-Qur'an al-‘Adhím (6/268), luego de afirmar que los puntos de vista anteriores eran dudosos: el punto de vista de Ibn ‘Abbás es probablemente el más correcto”. Fin de la cita. 

En segundo lugar, los eruditos también difieren acerca de la razón por la cual en el Sagrado Corán se utilizan las palabras ‘sanah’ y ‘’aam’, que ambas significan ‘año’. 

Hay dos opiniones: 

Algunos de ellos sostienen el punto de vista de que la razón es meramente ornamental, para darle dinamismo y riqueza al estilo lingüístico del texto coránico, porque repetir muchas veces la misma palabra puede resultar redundante y pesado para la mente, y por lo tanto se usa una palabra distinta en la segunda mención, que es ‘’aam’. 

Az-Zamajshári dijo en Al-Kashsháf:

“Algunos se preguntan por qué en la primera oportunidad se utiliza la palabra ‘sanah’ y en la segunda oportunidad ‘’aam’. Yo diría que repetir la misma palabra en una misma frase debería ser evitado en un discurso elocuente, para evitar que caiga en la redundancia. A menos que la repetición tenga un propósito específico, como el enfatizar o subrayar una idea”. Fin de la cita. 

Algo similar se ha mencionado en At-Tahrir wa at-Tanwir, 20/146. 

Con respecto a la otra opinión, algunos eruditos sostienen que la palabra ‘sanah’ (año), es usada para resaltar la dificultad de esos años que Noé (la paz sea con él) pasó predicando a su pueblo. Fueron años de penurias y sacrificios, porque él encontró una gran resistencia por parte de su pueblo, que primero se apartó de él y luego lo persiguió. Luego, después del diluvio y la destrucción de la idolatría y la incredulidad sobre la Tierra, él pasó años de abundancia y facilidad. Los árabes solían referirse a los tiempos de escasez  y sequía como ‘sanah’, y a los tiempos de facilidad como ‘’aam’. 

Ar-Rágib al-Asfaháni dijo en Mufradat Alfaz, 2/140:

“Tanto las palabras ‘sanah’, como ‘’aam’ significan año, pero la palabra ‘sanah’ se refiere a los años de dificultad y escasez. Por eso la sequía es llamada también ‘sanah’. La palabra ‘’aam’ se refiere a los años de facilidad y abundancia. Dios dijo (traducción del significado): 

“Luego vendrá un año en que la gente será agraciada con la lluvia, y en él prensarán [las uvas y las aceitunas]”  [Yusuf 12:49]

“Por cierto que enviamos a Noé a su pueblo y permaneció entre ellos novecientos cincuenta años. Y en medio de su iniquidad les sorprendió el diluvio” [al-‘Ankabut, 29:14].”. 

Por eso Burhan ad-Dín al-Biqa’i dijo en Názm ad-Durar, 14/404: 

“La palabra ‘sanah’ es usada aquí para referirse en una forma negativa a los días de la incredulidad. Dios dijo ‘’aam’ para resaltar que después de que los incrédulos se ahogaron, Noé vivió una vida plena de facilidades, a causa de la fe de los creyentes y de la abundancia de la Tierra”. Fin de la cita. 

Algo parecido dice en Al-Burhán fi ‘Ulúm al-Qur’án, 3/386:

“Algunos de los eruditos complementaron estas dos opiniones, porque no hay razón por la cual no puedan ser complementadas. Cuando surgen dos opiniones entre los eruditos, siempre y cuando no se contradigan abiertamente la una a la otra, deben ser conjugadas, y esto es preferible que rechazar alguna de ellas. 

Ibn ‘Adil dijo en Al-Lubab, 12/429:

“Aquí hay que prestar atención a una sutileza, que es que se han usado diferentes palabras para significar ‘año’. En el primer caso se usa la palabra ‘sanah’, y en el segundo caso de utiliza la palabra ‘’aam’, con respecto específicamente a los 50 años, para resaltar específicamente que cuando el Profeta de Dios (la paz sea con él) se libró de su responsabilidad sobre ellos, disfrutó de buenos tiempos. Los árabes se refieren a los tiempos de abundancia con la palabra ‘’aam’, y a los tiempos de sequía y escasez con la palabra ‘sanah’”. Fin de la cita. 

Consulta también las respuestas a las preguntas No. 10470 y 10551

Islam Q&A
Create Comments