Thu 24 Jm2 1435 - 24 April 2014
107327

Nuestra actitud hacia los libros de Sayíd Qútb

¿Conviene leer los libros de Sayíd Qútb, a pesar de que muchos eruditos nos han advertido contra él?

Alabado sea Dios

El señor Sayíd Qútb no es un erudito del Islam y no es conocido por haber hecho ninguna contribución en la ciencia de los reportes, jurisprudencia o exégesis coránica. Más bien, fue un escritor y predicador que intentaba defender el Islam y promocionarlo, y falleció haciéndolo, según nuestro punto de vista, le pedimos a Dios que tenga misericordia de él. 

Escribió diversos libros, en los cuales dijo cosas ciertas y también cometió varios errores. Nosotros no conocemos a ningún jurista que haya dicho que está prohibido leer a un escritor porque haya cometido errores sobre el credo, la ciencia de los reportes o la jurisprudencia islámica, al menos no abstenerse completamente de aprender de ellos, a pesar del hecho de que promocionan también sus creencias y sus propios puntos de vista. Este es un ejemplo de la justicia de criterio de la Gente de la Comunidad y la Tradición Profética hacia aquellos con quienes tienen diferencias. 

El señor Sayíd Qútb no está excluido de ser objeto de esta actitud de imparcialidad entre los musulmanes. Por eso vemos a muchos shéijs de nuestro tiempo citando partes de sus libros que están de acuerdo con las creencias y normas del Islam. Por ejemplo: 

1 – El shéij Al-Albani citó casi tres páginas de una obra suya en la introducción a su libro Mujtásar al-‘Alú, comenzando con las palabras: “El escritor Sayíd Qútb, que Allah tenga misericordia de él…”. Citar simplemente unas palabras suyas no significa elogiarlo, pero el shéij Al-Albani se refirió a él como un gran escritor y dijo “que Allah tenga misericordia de él”. 

2 – El shéij Sálih Al-Fawzán tomó cuatro citas de él en su libro At-Taqiqát al-Mardíyah fi al-Mabáhit al-Faradíyah, pág. 21-24. 

Los eruditos han aprendido la imparcialidad de las enseñanzas del Islam y la enseñan a otros, resaltando la importancia de esta actitud. Nosotros creemos que es justo decir que no debemos rechazar los escritos de Sayíd Qútb completamente. Sin embargo, es también un deber religioso resaltar los errores que él cometió y prevenir a otros contra ellos, para que no confundan a la gente. 

Pero esta prevención no debemos tenerla sólo con él, sino más bien debemos tenerla con todo aquél que siga el camino del Islam. Los eruditos advirtieron contra seguir a alguien en asuntos en los que está equivocado. 

El Comité Permanente de Jurisprudencia Islámica de Arabia Saudita ha emitido diversas opiniones legales advirtiendo contra los errores cometidos por la Gente de la Comunidad y la Tradición Profética, cuando cometen errores en su manera de entender algunas creencias islámicas. 

Pero lo extraño es cuando vemos que algunos que pertenecen a la Gente de la Comunidad y la Tradición Profética citan extensamente las críticas que los eruditos han hecho a los libros de Sayíd Qútb, mientras ignoran lo que esos eruditos han dicho sobre los errores de muchos otros shéijs. Entonces aceptan las críticas de los eruditos sobre cierta gente y no sobre otra. Quien quiera ver un  ejemplo de gente que sigue sus propios caprichos y deseos, este es un perfecto ejemplo. 

Aquí siguen algunos comentarios de eruditos sobre los libros de Sayíd Qútb. Todos estos comentarios tienen una cosa en común, y es que aceptan lo que ellos consideran que es correcto y rechazan lo que creen que es incorrecto. Y esto, como dijimos, no sólo es aplicable a los libros de Sayíd Qútb, sino a todo musulmán. 

1 – El shéij Al-Albani dijo:

“El hombre escribió un libro llamado Al-‘Adálah al-Ichtima’íyah (Justicia Social), que no vale nada, pero su libro Ma’álim ‘ala at-Taríq (Hitos en el Camino) tiene algunas ideas interesantes”. Cinta No. 784, de Sílsilat al-Hudá wa an-Nur. 

En la misma cinta, también dijo de él:

“El hombre no es un erudito, pero aquí ha dicho la verdad, especialmente cuando estaba preso, y estas suenan como palabras inspiradas”. Fin de la cita. 

También dijo de él:

“El hombre no es un erudito, pero escribió algunas palabras que sirven de guía y reflejan algún conocimiento, tal como ‘mánhach al-hayát’ (método de vida). Yo creo que este concepto fue adoptado por muchos de nuestros hermanos, y que decir “No hay más divinidad que Dios” es una forma de vida”. Fin de la cita. 

2 – El Shéij Muhámmed ibn al-‘Uzaimín (que Allah tenga misericordia de él) fue consultado:

“Sayíd Qútb difundió algunas ideas en el mundo musulmán, y la gente polemiza sobre él, algunos lo elogian y otros lo cuestionan severamente. Quisiéramos que usted nos explique este asunto. ¿Cuál debe ser nuestra actitud como musulmanes hacia este hombre, teniendo en cuenta que sus ideas han causado polémica en el mundo musulmán y que ha dejado como legado varios libros?”. 

Él respondió:

“Yo no creo que los jóvenes musulmanes deban ponerse a discutir nada acerca de ningún hombre en particular, sea Sayíd Qútb o no. Pienso que la disputa debería ser acerca de las normas islámicas. Por ejemplo, debemos examinar una afirmación de Sayíd Qútb o de cualquier otro, y preguntarnos: “¿Es correcta esta opinión, o no?”. Debemos examinarla, y si es correcta debemos aceptarla, y si no lo es, debemos rechazarla. Pero ponernos a discutir o argumentar sobre una persona en particular, sobre si debemos aceptarla o rechazarla, esto está mal y creo que es un grave error.

Aun los eruditos, que fueron superiores a Sayíd Qútb, no eran infalibles. Las opiniones de cualquier persona o erudito pueden ser aceptadas o rechazadas, excepto las del Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), cuyas palabras, si se demuestran auténticas, deben ser aceptadas en todos los casos. 

Por eso, le digo a la juventud que sus disputas y polémicas no deben concentrarse en una persona en particular, no importa quién sea, porque si sus disputas tratan sobre eso, entonces pueden terminar rechazando algo correcto que esa persona haya dicho, o pueden terminar aceptando algo incorrecto que esa persona haya dicho. Este es un serio peligro, porque si alguien apoya o rechaza ciegamente a otra persona, puede atribuirle palabras que nunca dijo, o puede malinterpretar lo que ha dicho, o cometer errores similares. 

Por lo tanto, yo les digo que no debemos seguir ciegamente a esta gente ni hablar sobre ella. Sayíd Qútb ha fallecido y será juzgado por Dios, y esto puede decirse también de los demás eruditos. 

Lo que es correcto debe aceptarse, sea que provenga de Sayíd Qútb, o de cualquier otro, y lo que es incorrecto debe ser rechazado, sea que provenga de Sayíd Qútb o de cualquier otro. Debemos tener cuidado con las ideas incorrectas que leemos o escuchamos, no importa de quién provengan. 

Este es mi consejo para mis hermanos. La discusión y la polémica, la aceptación o el rechazo, no deben girar en torno a una persona en particular. 

Con respecto a Sayíd Qútb, mi opinión acerca de lo que ha escrito, es como lo que han escrito muchos otros. Contiene ideas erradas y también correctas. Pero lo que ha escrito no es como lo que ha escrito, por ejemplo, el shéij Al-Albani, la diferencia es enorme. Los escritos del primero consistían en información general, educativa o literaria; él no tenía el conocimiento del shéij Al-Albani. 

Por eso pienso que lo que es correcto debe ser aceptado de cualquiera, y lo que no es correcto debe ser rechazado de cualquiera. Nosotros no debemos concentrar nuestras disputas y argumentos en individuos, y no debemos permitir que nos dividamos o nos unamos en base a individuos”. 

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments