Wed 23 Jm2 1435 - 23 April 2014
10936

Las calamidades expían los pecados

Mi esposa solía rezar hasta que tuvo un hijo, luego se volvió perezosa, diciendo que cualquier mujer que daba a luz tenía todos sus pecados perdonados, por el dolor que sufre en el parto. ¿Qué le diría usted?

Alabado sea Allah

Eso no es correcto. Una mujer, como cualquier otro ser humano entre los hijos de Adán, será recompensado por los dolores y calamidades que sufra si los soporta con paciencia y busca la recompensa de Dios. El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) nos dio el ejemplo de algo que es menos severo que eso, y dijo que si una espina nos pincha, esto será una expiación de los pecados. Debe señalarse que si una persona soporta los desastres que le suceden con paciencia y busca la recompensa de Dios, será recompensado por su paciencia, y el desastre en sí mismo será una expiación de sus pecados. Las calamidades expían los pecados en todos los casos; si son soportadas con paciencia, una persona será recompensada por afrontar de esa forma las calamidades. Cuando una mujer da a luz, no hay duda de que ella soporta dolor y sufrimiento; este dolor es una expiación para ella, y si lo soporta con paciencia y busca la recompensa de Dios, esto incrementará su recompensa y bendiciones… y Dios sabe más.

De los dictámenes legales del Shéij Muhámmed ibn ‘Uzaimín, Mayállat ad-Da’wah, No. 1789, p. 61.
Create Comments