110061: El Domo Verde de Medina; su historia, las normas sobre su construcción, y sobre dejarlo tal como está


Yo quisiera saber sobre el Domo Verde de Medina, conocer su historia y las normas sobre su construcción, y si se debe dejarlo tal como está

Published Date: 2015-12-14

Alabado sea Dios

En primer lugar, haremos una breve síntesis de la historia del Domo Verde.

El Domo Verde que está sobre la tumba del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) data del siglo séptimo después de la Emigración. Fue construido durante el reinado del sultán Qalawún, y la primera vez que se construyó era de color madera, luego se pintó de blanco, luego de azul y luego de verde, como ha permanecido hasta el presente.

El profesor ‘Ali Hafiz (que Dios lo preserve) dijo:

“No había ningún domo sobre la cámara. Había en el techo de la mezquita sobre la cámara un espacio cercado de ladrillos para distinguir la ubicación de la cámara del resto del techo de la mezquita.

El sultán Qalawún as-Saalihi fue el primero que construyó un domo sobre la cámara, y lo hizo en el 678 después de la Emigración. Era cuadrado en la parte de abajo y octogonal en la cima, hecho de madera y construido sobre la cima de los pilares que rodeaban la cámara. Se clavaron sobre ella tablones de madera, sobre las cuales se colocaron tapas de plomo, y el cercado de ladrillos se reemplazó con uno de madera. El domo fue reformado en el tiempo de Al-Nasir Hasan Ibn Muhámmad Qalawún, y luego las láminas de plomo se partieron pero fueron reparadas y reformadas en el tiempo de Ashraf Sha’bán Ibn Husein Ibn Muhámmad en el año 765 después de la Emigración. Cayeron en mal estado posteriormente y fueron renovadas en tiempos del sultán Qayít Bei, en el 881 después de la Emigración.

La cámara y domo se incendiaron en el incendio que ocurrió en la mezquita del Profeta que sucedió en el 886 después de la Emigración. Durante el reinado del sultán Qayít Bei el domo fue reconstruido, en el año 887 después de la Emigración, y se construyeron en el piso de la mezquita pilares fuertes y resistentes para apoyarlo, construidos de ladrillos a la altura correcta. Luego de que el domo había sido construido en la manera arriba descripta, aparecieron grietas en su parte superior. Cuando se demostró que era imposible repararlo, el sultán Qayíd Bei ordenó que la parte alta sea demolida y reconstruida en forma más sólida, usando yeso blanco. Así fue reconstruido sólidamente en el 892 después de la Emigración.

En 1253 después de la Emigración, el imperio Otomano del sultán ‘Abd al-Hamid emitió una orden para pintar el Domo de verde. Él fue el primero en pintarlo de este color, y el color ha sido renovado siempre que fuera necesario hasta el presente. Se volvió conocido como el Domo Verde después de este suceso. Antes había sido conocido como el Domo Blanco, el Domo Fragante o el Domo Azul”. Fin de la cita de Fusul min Tarij al-Madinah al-Munáwarah, por ‘Ali Hafiz, pág. 127-128.

En segundo lugar, detallaremos las normas sobre él. 

Los eruditos, tanto en el pasado como en tiempos modernos criticaron la construcción de este Domo y el hecho de que se le haya dado un color. Ellos conocían todas las evidencias de la ley islámica que indican que debemos cerrar las puertas que puedan hacer que los musulmanes caigan en el paganismo y en la asociación de cualquier ser humano o criatura a la divinidad. Entre estos eruditos estaban los siguientes:

1 – As-San’ani (que Allah tenga misericordia de él) dijo en Tazir al- I’tiqad:

“Si alguien me dijera que se ha construido un gran domo sobre la tumba del Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) que costó un montón de dinero, yo diría que esto es de hecho una gran ignorancia de la situación, porque este domo no fue construido por él ni por sus compañeros ni por aquellos que le siguieron, ni por los eruditos e imames de esta comunidad. Más bien, este domo sobre su tumba fue construido por las órdenes de uno de los reyes posteriores de Egipto, el sultán Qalawún as-Saalihi, conocido como el Rey Mansur en el año 678 después de la Emigración, y fue mencionado en Tahqiq al-Nasrah bi Taljís Ma’álim Dar al-Híyrah. Estas son las cosas que hacen los gobernantes en base al poder que les da el Estado, pero no en base a la evidencia legal de las fuentes islámicas”. Fin de la cita.

2 – Los eruditos del Comité Permanente de Jurisprudencia Islámica de Arabia Saudita fueron consultados:

“Hay algunos musulmanes que toman como evidencia el Domo Verde que está sobre la tumba del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) para afirmar que es permisible construir domos sobre las tumbas. ¿Es correcto este argumento o cómo deberíamos responder?”.

Ellos respondieron:

“No es correcto citar el hecho de que los gobernantes hayan decidido construir un domo sobre la tumba del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) para decir que es permisible en el Islam construir domos sobre las tumbas de los piadosos o de otras personas, porque lo que hicieron los gobernantes al construir un domo sobre la tumba del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) era algo prohibido y cometieron un pecado al hacerlo, porque fueron contra lo que se ha demostrado en el reporte de Abu’l-Hayyách al-Asadi, quien dijo: “’Ali Ibn Abi Tálib (que Dios esté complacido con él) me dijo: “¿Quieres que te envíe en la misma misión que el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) me envió a mí? No dejes imagen sin borrar ni tumba sin nivelar”.

Y se narró que Yábir (que Dios esté complacido con él) dijo: “El Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) prohibió cubrir las tumbas, sentarse sobre ellas y construir sobre ellas”.

Ambos reportes fueron narrados por Muslim en su obra Sahih. Por lo tanto, no es correcto para ningún musulmán citar una acción prohibida de los reyes del pasado como evidencia de que es permisible, porque esto es ir en contra de las enseñanzas del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Él es quien nos entregó el Mensaje y las órdenes de Dios, y es a él a quien debemos obedecer, y debemos tener cuidado con aquellos que ordenan cosas contrarias a sus enseñanzas, porque Dios dijo (traducción del significado):

Los preceptos que os ha transmitido el Mensajero respetadlos, y absteneos de cuanto os haya prohibido. Y temed a Allah, pues Allah es severo en el castigo” (Al-Háshr, 59:7).

Y hay también otros versos que nos encomiendan obedecer a Dios y a Su Mensajero. También debemos recalcar que construir sobre las tumbas y erigir domos sobre ellas son un medio para asociar a sus ocupantes con Dios, haciendo que las tumbas parezcan mezquitas y lugares de culto, lo cual conduce a la adoración de sus habitantes y a atribuirles supuestas cualidades divinas que jamás han tenido ni tendrán”. Fin de la cita.

Shéij ‘Abd el-‘Azíz ibn Baaz, shéij ‘Abd ar-Razzáq ‘Afifi, shéij ‘Abdallah Ibn Qa’ud. Fatáwa al-Láynah ad-Dá'imah, 9/83-84.

3 – Los eruditos del Comité Permanente han dicho:

“No puede adoptarse como prueba el hecho de que se haya construido un domo sobre la tumba del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), que sirva a aquellos que buscan una excusa para construir mausoleos y domos sobre las tumbas de sus santos, porque construir domos y mausoleos sobre las tumbas jamás fue parte de las enseñanzas del Profeta Muhámmad y no fue hecho por ninguno de sus compañeros (que Dios esté complacido con ellos), ni de sus discípulos, ni por ninguno de los imames de las primeras generaciones. Más bien, esta es una innovación que surgió después cuando decayó el conocimiento de la religión entre los musulmanes. Se ha probado que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien introduzca un acto en este, nuestro asunto (el Islam) que no sea parte de él, le será rechazado”. Y se ha probado que ‘Ali (que Dios esté complacido con él) le dijo a Abu al-Hayyách: “¿Quieres que te envíe a la misma misión que el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) me envió a mí? No dejes imagen sin borrar ni tumba sin nivelar”. Narrado por Muslim.

Y no se ha demostrado que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) ordenara construir un domo sobre su tumba ni que lo haya hecho alguno de sus sucesores. Más bien lo que se ha demostrado es que esta es una acción inválida y que ningún musulmán debería sentir ningún apego por los actos supuestamente religiosos que nada tienen que ver con el Islam, como construir sobre la tumba del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él)”. Fin de la cita.

Shéij ‘Abd el-‘Azíz ibn Baaz, shéij ‘Abd er-Razzáq ‘Afifi, shéij ‘Abdallah Ibn Gadián, shéij ‘Abdallah Ibn Qa’ud. Fatáwa al-Láynah ad-Dá'imah, 2/264-265.

4 – El shéij Shams ad-Din al-Afgani (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Al-‘Allamah al-Jachandi (1379 después de la Emigración) dijo discutiendo la historia del Domo Verde que fue construido sobre la tumba del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y explicando que esto es una innovación realizada por algunos sultanes ignorantes que cometieron un error, que es claramente contrario a los reportes auténticos que nos llegaron del Profeta Muhámmad y que es también una imitación de los cristianos:

“Debemos señalar que hasta el año 678 después de la Emigración no hubo ningún domo sobre la cámara en el que estaba el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), más bien este domo fue construido por el rey Az-Záhir al-Mansur Qalawún al-Saalihi en ese año.

El sultán hizo esto porque había visto en Egipto y Siria cómo los cristianos adornaban sus iglesias y los imitó por ignorancia, porque desconocía las enseñanzas del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) respecto de este tema, como fue mencionado en Wafa’ al-Wafa’.

Sin duda, lo que hizo Qalawún era contrario a las evidencias contenidas en las fuentes del Islam. La ignorancia es una gran calamidad para la religión, y exagerar en el amor y la veneración hacia las personas es un desastre para ella como también es una enfermedad fatal imitar las costumbres paganas de otras religiones. Nos refugiamos en Dios de la ignorancia, de la devoción exagerada y de la imitación de los paganos, idólatras y asociadores”. Fin de la cita de Yuhud ‘Ulama' al-Hanafíyah fi Ibtal ‘Aqa’id al-Quburíyah (3/1660-1662).

En tercer lugar, discutiremos aquí la razón por la cual este domo no ha sido demolido.

Los eruditos han explicado las normas legales acerca de la construcción de este domo y sus obvios efectos sobre los musulmanes, especialmente sobre los que ignoran estos aspectos de la ley islámica y han desarrollado un apego por esta estructura y su color, atribuyéndole una simbología que no tiene, elogiándolo y venerándolo en la poesía y en sus escritos. Ahora queda en las autoridades la implementación de los dictámenes legales de los sabios, y su ejecución es algo que no pueden emprender los eruditos.

La razón por la cual no fue demolido fue para evitar las disputas entre los musulmanes, y por temor a que este acto pueda conducir a amargas peleas y divisiones entre la gente en general. Desafortunadamente la gente en general solo ha desarrollado esta veneración hacia el domo a causa del liderazgo de los imames que defienden las innovaciones. Estas personas se perturban con mucha facilidad ante muchos actos que fueron enseñados por el Profeta Muhámmad y se alegran con muchos actos que fueron prohibidos por él.

En cualquier caso, las normas legales del Islam acerca de este asunto son bastantes claras, y el hecho de que este domo no haya sido demolido no significa que sea permisible construir domos sobre las tumbas, no importa de qué tumbas se trate.

El shéij Sálih al-‘Usaimi (que Dios lo preserve) dijo:

“El hecho de que este domo haya permanecido por ocho centurias no significa que se haya hecho permisible, y que los eruditos guarden silencio acerca de él no significa que aprueben su construcción ni que consideren permisible construir domos sobre las tumbas. Más bien, son las autoridades políticas de los musulmanes las que deberían removerlo y dejar la construcción como estaba en el tiempo del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Deberían quitar el domo y los adornos que hay allí, sobre la tumba del Profeta, para que esto represente verdaderamente lo que él enseñó. Y si el gobernante piensa que esto puede conducir a una disputa o a un conflicto mayor, entonces debe posponer el asunto hasta que encuentre la oportunidad apropiada para ello”. Fin de la cita de Bida’ al-Qubur anwa’uha wa Ahkámuha, pág. 253.

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments