Thu 24 Jm2 1435 - 24 April 2014
11669

Visitar los lugares y las mezquitas en las que oró el Profeta

Observo que las personas al visitar Medina, se dirigen a las siete mezquitas además de la al-Masyid al-Nabawi (la Mezquita del Profeta) y la Masyid Quba’. En al-Taa’if ellos se aseguran de visitar la Masyid ‘Addaas, y quieren visitar las mezquitas en la Meca para orar allí. ¿Cuáles son las reglas con respecto a ésto?

Alabado sea Allah.

Viajar a visitar la al-Masyid al-Nabawi es una acción prescrita en la shari’ah como fue indicado por el hadiz del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él): “No debe hacerse ningún viaje para visitar las mezquitas excepto por tres: mi mezquita (en Madina); al-Masyid al-Haraam (en la Meca) y al-Masyid al-Aqsa (en al-Quds/Jerusalén). (Narrado por al-Bujari y Muslim; ésta versión fue narrada por Muslim). Una plegaria en al-Masyid al-Nabawi es mejor que miles de plegarias en cualquier otro lugar, excepto en al-Masyid al-Haraam. 

Otros lugares que está prescrito que sean visitados sin viajar expresamente con ese propósito son la tumba del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), la tumba de sus dos compañeros  (Abu Bakr y ‘Umar), las tumbas de la gente de al-Baqi’ (el cementerio de Madina), las tumbas de los mártires de Uhud, y finalmente, la mezquita de Quba’.   

Con respecto a la visita a esas tumbas, ésto está implicado en el significado general del hadiz del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él): “Solía prohibir que visiten las tumbas, pero ahora visítenlas”.

El Sheik al-Islam [Ibn Taymiyah] (que Allah tenga piedad de él) dijo: “Es mustahab (está recomendado) visitar las tumbas de la gente de al-Baqi’ y los mártires de Uhud, para orar por ellos y pedir perdón por ellos, porque el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) solía hacerlo, pero ésto está prescrito para todas las tumbas de los musulmanes”.(Maymu’ al-Fataawa, 17/470).

La evidencia para la visita de la Mezquita de Quba’ se encuentra en el hadiz narrado en al-Sahihayn de Ibn ‘Umar (que Allah esté complacido con él) que dijo: “El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) solía llegar a Quba’ montando y caminando”. Según otro informe: “Y oraba dos rak’ats allí”. (Narrado por al-Bujari y Muslim). El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) también dijo: “Aquel que se purifique en su casa y llegue a la mezquita de Quba’ y ore allí, recibirá la misma recompensa que la de la ‘Umrah.” (Narrado por Ahmad, al-Nasaa’i, Ibn Maayah y al-Haakim. Al-Haakim lo clasificó como sahih y al-Dhahabi estuvo de acuerdo con él. También fue clasificado como sahih por al-Albaani in Sahih al-Yaami’, 6154).

Con respecto a la visita a otras mezquitas y los sitios históricos, y decir que son “lugares que una personas debe visitar”, no hay fundamentos para hacerlo, y no deben ser visitados por las siguientes razones:

1- No existe evidencia shar’i que sugiera que estas mezquitas deben señalarse para ser visitadas, como en el caso de la Masyid Quba’. Tal como es sabido, los actos de adoración deben basarse en el seguimiento de la Sunnah, no en las innovaciones.

2- Los Sahaabah (que Allah esté complacido con ellos) fueron los más entusiastas al seguir la Sunnah del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él). No se conoce que alguno de ellos haya visitado esas mezquitas y los sitios históricos. Si ésto fuera algo bueno, ellos hubieran sido los primeros en hacerlo.

El Sheik al-Islam Ibn Taymiyah (que Allah tenga piedad de él) dijo: “Abu Bakr, ‘Umar, ‘Uzmaan, ‘Ali y todos los predecesores de los emigrantes y los auxiliadores solían viajar desde Madena a la Meca para realizar el Hayy y la ‘Umrah, o por otros motivos, y ninguno de ellos dijo que era entusiasta para orar en los lugares en los que oró el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él). Se sabe que si ésto hubiera sido mustahab en su opinión, ellos hubieran sido los primeros en hacerlo, porque ellos eran los que poseían mayores conocimientos sobre la Sunnah y la seguían más de cerca que nadie”. (Iqtidaa’ al-Siraat al-Mustaqim, 2/748).

     3- Las visitas a estos lugares no deben permitirse de manera  preventiva. Ésto está señalado por las acciones de los virtuosos salaf, sobre todo los bien guiados califas ‘Umar ibn al-Jattaab (que Allah esté complacido con él). Se narró que al-Ma’rur ibn Suwayd (que Allah tenga piedad de él) dijo: “Salimos con ‘Umar ibn al-Jattaab y pasamos por una mezquita en nuestro camino. La gente se apresuraba para orar en la mezquita, y ‘Umar dijo: “¿Qué les sucede?” Ellos respondieron: “Ésta es     una mezquita en la que oró el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él)”. ‘Umar dijo: “Oh, gente, aquellos que estuvieron antes que ustedes fueron destruidos porque siguieron tales prácticas hasta convertir a esos lugares en lugares de adoración”. Aquellos que se   encuentren allí en el momento de la plegaria, que oren allí; y aquellos que no se encuentren allí en el momento de la plegara, que continúen su viaje”. (Narrado por Ibn Waddah en su libro al-Bida’ wa’l-Nahiy ‘anhaa; clasificado como sahih por Ibn Taymiyah en al-Maymu’, 1/281).

El Sheik al-Islam (que Allah tenga piedad de él) dijo, al comentar esta historia: “El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) no señaló a ese lugar para la plegaria; él sólo oró allí porque se encontraba en ese lugar. De ahí que ‘Umar creyó que imitarlo sin tener la misma razón para hacerlo no contaba como un acto de seguimiento al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él). Designar a este lugar para la plegaria era lo mismo que las innovaciones de la Gente del Libro, que la condujo a la perdición, por eso él les prohibió a los musulmanes imitarlos de este modo. El que lo hizo estaba imitando al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) en las apariencias externas, pero imitaba a los judíos y a los cristianos en su intención, y ésta es la acción del corazón. La acción del corazón es lo que cuenta, porque las intenciones son más graves que las apariencias externas”. (Maymu’ al-Fataawa, 1/281)

En otro ejemplo, se narra que ‘Umar ibn al-Jattaab (que Allah esté complacido con él) oyó que algunas personas estaban visitando el árbol bajo el cual el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) aceptó el juramento de fidelidad (bay’ah) de las personas, entonces él ordenó que fuera hachado”. (Narrado por Ibn Waddaah en su libro al-Bida’ wa’l-Nahiy ‘anhaa, y por Ibn Abi Shaybah en al-Musannaf, 2/375. Su isnad fue clasificado como sahih por Ibn Hayar en Fath al-Baari, 7/448.Al-Albaani (que Allah tenga piedad de él) dijo: los hombres de este isnad son confiables).

Ibn Waddaah al-Qurtubi (que Allah tenga piedad de él) dijo: “Maalik ibn Anas y otros expertos de Madina consideraban makruh ir a estas mezquitas y lugares históricos relacionados con el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), aparte de Quba’ y Uhud.” (al-Bida’ wa’l-Nahiy ‘anhaa, p. 43). Al decir Uhud se hace referencia a la visita de las tumbas de los mártires de Uhud.

El Sheik al-Islam (que Allah tenga piedad de él) dijo: “Por ésto, los expertos de los salaf entre la gente de Madina y de otros lugares no consideraban como mustahab salir para visitar cualquier lugar dentro o alrededor de Madina después de la mezquita del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), salvo la mezquita de Quba’, porque el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) no especificó otra mezquita para ser visitada salvo esa”. (Maymu’ al-Fataawa, 17/469).

El Sheik ‘Abd al-‘Aziz ibn Baaz (que Allah tenga piedad de él) dijo, después de mencionar los lugares que está prescrito visitar en Madina: “Con respecto a las siete mezquitas, Masyid al-Qiblatayn (la Mezquita de las Dos Qiblahs), y otros lugares que algunos autores que han escrito sobre los rituales del Hayy incluyen entre los lugares a ser visitados, no hay fundamentos para hacerlo, y no existe evidencia para hacerlo. Lo que está prescrito para el creyente es seguir la Sunnah en todo momento, no innovar”. (Fataawa Islamiyyah, 2/313)

El reconocido experto Sheik Muhammad ibn ‘Uzaimin (que Allah lo preserve) dijo: “No hay lugares en Madina que deban ser visitado salvo los siguientes: al-Masyid al-Nabawi, la tumba del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), al-Baqi’, los mártires de Uhud, y la Mezquita de Quba’. Con respecto a los demás lugares, no hay fundamentos para visitarlos". (Fiqh al-‘Ibaadaat, p. 405)

   Algunos pueden creer que siempre y cuando uno no crea que estos lugares poseen una virtud especial, ésto justifica visitarlos o visitar otros lugares históricos. Ésta idea es inaceptable, por las siguientes razones:

En primer lugar:

Los virtuosos salaf (que Allah tenga piedad de ellos) prohibieron ir a éstos lugares de manera absoluta, sin dar detalles.

En segundo lugar:

     Ir a estos lugares y designarlos para ser visitados porque se encuentran en las inmediaciones de Madina, que fueron testigos de los albores del llamado islámico o porque algunas batallas ocurrieron allí, prueba que uno cree en su virtud. Si uno no lo creyera así, no existiría un motivo para visitar estos lugares.

En tercer lugar:

Si aceptamos, como una suposición, que una persona no cree en su virtud, visitarlas sigue siendo un medio que la puede llevar a hacer cosas que no están prescritas. Tomar medidas preventivas es una de las cosas prescritas por la shari’ah, tal como es sabido. Al-‘Allaamah Ibn al-Qayyim – que Allah tenga piedad de él – dio noventa y nueve ejemplos para ilustrar este principio, y después de dar el ejemplo número noventa y nueve dijo:

“Tomar medidas preventivas es un cuarto de la responsabilidad, porque existen mandamientos y prohibiciones. Los mandamientos son de dos tipos, uno de los cuales es el fin en sí mismo y el otro que es el medio para tal fin. Las prohibiciones son de dos tipos, lo que está prohibido porque es maligno, y el medio para llegar a tal mal. Entonces, prevenir los medios que llevan a lo que es haram es un cuarto de la religión”. (I’laam al-Muwaqqi’in, 3/143).

    En cuarto lugar:

Le entrega ideas equivocadas a las personas ignorantes; cuando ven muchas personas visitando estas mezquitas y lugares históricos, ellos creen que ésta es una acción prescrita en el Islam.

    En quinto lugar:

Llegar a los extremos en este asunto y llamar a visitar los lugares históricos como el Monte Uhud y Yabal al-Nur por placer es uno de los medios que llevan al shirk. La Comisión permanente para la emisión de fatwas  emitió una fatwa (No. 5303) expresando que no está permitido escalar la Cueva de Hiraa’ por esta razón. Y Allah es en Quien buscamos ayuda.

Revista Al-Da’wah, emisión #1754, p. 55
Create Comments