Thu 24 Jm2 1435 - 24 April 2014
12173

Aprender súplicas y oraciones para recordar a Dios prescriptas en el Islam.

Me gustaría que me escribiera algunas súplicas y oraciones para recordar a Dios prescriptas en el Islam.

 Alabado sea Allah.

 Hay muchas súplicas y oraciones para rememorar a Dios. Entre las que han sido narradas del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) están las recitaciones para cuando uno se levanta de dormir, para la mañana y la noche, y para cuando uno se va a dormir. Una de las súplicas que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) nos enseñó para decir en la mañana y en la noche es la siguiente:

 Recitar los tres últimos capítulos del Corán tres veces por la noche y en la mañana, te protegerá contra todo. Narrado por at-Tirmidhi, ad-Da’wat 3499. Fue clasificado como bueno por al-Albani en Sahih Sunan at-Tirmidhi, No. 2829.

 Sayid al-Istigfar (la mejor forma de pedir perdón a Dios), que es:

 “Allahúmma anta Rábbi, la iláha ílla anta, jalaqtani wa ana ‘abduka wa ana ‘ala ‘ahdika wa wad’ika ma asta’tu, a’udhu bika min shárri ma sana’tu abu’u laka bi ni’mátika ‘aláia wa abu’u laka bi dhanbi, faghfir li fa ínnahu la iaghfir adh-dhunub ílla anta (Dios nuestro, Tú eres mi Señor, no hay más divinidad que Dios, Tú me creaste y yo soy Tu servidor, y yo fiel a mi acuerdo y a mi promesa (a Ti) tanto como puedo. Busco refugio en Ti de todo el mal que he hecho. Yo reconozco ante Ti todas las bendiciones que Tú me has conferido, y te confieso todos mis pecados. Entonces te ruego que perdones mis pecados, porque nadie puede perdonar los pecados excepto Tú)”. El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien diga esto durante el día, creyendo en ello con fe, y luego muera en ese día antes de que la noche venga, será una de las personas del Paraíso, y quien lo diga por la noche, creyendo en ello con fe, y luego muera por la noche antes de que llegue la mañana, será una de las personas del Paraíso”.

 Narrado por al-Bujari, ad-Da’wát 6306.

 Se narró que Abu Hurairah dijo:

 “El Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien diga por la mañana y por la noche, “Subhana Allah wa bi hámdih” (Glorificado y alabado sea Dios) cien veces, nadie llegará en el Día de la Resurrección con algo mejor que eso, excepto quien diga lo mismo, o más”. Narrado por Muslim, Ad-Dhíkr wa ad-Du’á', 2692.

 El Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Si una persona dice cada día en la mañana y en la noche “Bismilláh al ladí la iadúrru ma’a ismihi shái un fil árd wa la fi as-samá' wa húa as-Sami’ ul-Alím (En el nombre de Dios, con Cuyo nombre nada puede causar daño en la Tierra o en el cielo, y Él es Quien todo lo ve, El Omnisapiente) tres veces, nada lo lastimará”.

 Narrado por at-Tirmidhi, ad-Da’wát 3388; Al-Albani dijo en Sahih Sunan at-Tirmidhi: “Es bueno y auténtico”, No. 2689.

 El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) solía decir en la noche:

 “Amsaina wa amsá al-mulku lilláh, wal hámdu lilláhi wa la iláha ílla Allah, wáhdahu la sharika láh… (aquí el narrador dijo: “Creo que agregó”:) láhul mulku wa láhul hámd, wa húa ‘ala kúl li shái in qadír. As áluka jáira ma fi hádihi al-láilah wa jáira ma bad’aha. Wa a’udu bika min shárri hádihi al-láilah wa shárri ma ba’daha. Wa a’udu bika min al-kasal wa su’ al-kibari wa a’udu bika min ‘adháb an-nar wa ‘adháb al-qábr (Anocheció y en este preciso momento a Dios pertenece toda soberanía, y toda alabanza es para Dios. Nadie tiene el derecho de ser adorado excepto Dios solamente, sin ningún compañero… (El narrador dijo: “Creo que agregó”:) A Él pertenece toda soberanía y alabanza, y Él está sobre todas las cosas, es Omnipotente. Mi Señor, te pido por el bien de esta noche y el bien de lo que le sigue, y busco refugio en Ti del mal de esta noche y del mal de lo que le sigue. Mi Señor, busco refugio en Ti de la pereza y la senilidad. Mi Señor, busco refugio en ti del tormento del Fuego y del castigo de la tumba”. Y en la mañana solía decir también: “Asbahnaa wa ásbaha al-mulku lilla wa al-hámdu lilláh… (Amanecimos y en este preciso momento toda soberanía pertenece a Dios, y alabado sea…)”.

 Narrado por at-Tirmidhi, ad-Daw’at 3390; clasificado como auténtico por al-Albani en Sahih Sunan at-Tirmidhi, No. 2699.

 El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) enseñó a sus compañeros a decir en la mañana:

 “Allahúmma bika asbahnaa wa bika amsaina wa bika naiha wa bika namút wa ilaika al-masír (Dios nuestro, por Tu permiso hemos alcanzado la noche, y por Tu permiso hemos alcanzado la mañana, por Tu permiso vivimos y morimos, y a Ti es nuestro retorno)”.

 Narrado por at-Tirmidhi, ad-Da’wat 3391; clasificado como auténtico por al-Albani, No. 2700.

 Él enseñó a uno de sus compañeros a decir: “Allahúmma ‘aalim al-ghaibi wa ash-shaháda, fátir as-samaawáti wal árd, Rábba kúl li shái in wa malikahu, ash hadu an la iláha ílla anta, a’udhu bika min shárri nafsi wa min shárri ash-shaitán wa sharákihi (Dios nuestro, Conocedor de lo visible y de lo oculto, Creador de los cielos y la Tierra, Señor y soberano de todas las cosas, atestiguo que no hay más divinidad que Tú. Me refugio en Ti del mal que haya en mí mismo y del mal de Satanás y sus engaños)”. Él dijo: “Di esto en la mañana y en la noche, y cuando vayas a dormir”.

 Narrado por at-Tirmidhi, ad-Da’wát 3392; clasificado como auténtico por al-Albani en Sahih Sunan at-Tirmidhi, No. 2701.

 El Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) nunca dejó de recitar estas súplicas en la mañana y en la noche:

 “Allahúmma ínni as áluka al-‘aafíyah fid dúnia wal ájirah. Allahúmma ínni as áluka al-‘afu wal ‘aafíyah fi dini wa duniaia wa ahli wa mali. Allahúmma astur ‘aurati (‘Uzmán dijo: “awrati”) wa aamín raw’át. Allahúmma ihfazni min baina iadaia wa min jalfi wa ‘an iamini wa ‘an shimali wa min fauqi wa a’udhu bi ‘azamátika an ughtála min tahti (Dios nuestro, te pido el bienestar en este mundo y en el Más Allá. Dios nuestro, te pido perdón y el bienestar de mis asuntos religiosos y mundanos, de mi familia y mi riqueza. Dios nuestro, protégeme por delante y por la espalda, por mi derecha y por mi izquierda, por encima y por debajo, me refugio en Tu grandeza de recibir un daño inesperado desdeel suelo (ser engullido por la Tierra)”.

 Narrado por Abu Dawud, al-Adab 5074. Clasificado como auténtico por al-Albani en Sahih Sunan Abi Dawud, 4239.

 De la misma manera, dijo: “Allahúmma ínni a’udhu bika min al-kufri wal faqri. Allahúmma ínni a’udhu bika min ‘adháb al-qabri. La iláha ílla anta (Dios nuestro, me refugio en Ti de la incredulidad y la pobreza. Dios nuestro, me refugio en Ti del tormento de la tumba. No hay más divinidad que Tú)”. Repite esto tres veces en la mañana y en la noche”.

 Narrado por Abu Dawud, al-Adab 5090. Clasificado como bueno por al-Albani en Sahih Sunan Abi Dawud, No. 4245.

 Y él (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) también dijo:

 “Subhana Allah wa bi hámdihi ‘adada jálqihi wa ridaa nafsihi wazinata ‘arshihi wa midáda kalimátihi (Glorificado y alabado sea Dios, tanto como la cantidad de Sus criaturas, como la magnitud de Su complacencia, el peso de Su dominio y de la tinta (necesaria para escribir Sus incontables signos de presencia, omnipotencia y gracia”.

 Narrado por Muslim, ad-Dhíkr wal-Istighfar, 4905. Esto debe decirse por la mañana.

 Para más información, ver la pregunta No. 3064, y los libros de reportes auténticos (Sahih) y de súplicas.

Y Allah sabe más.

Shéij Muhámmed Salih al-Munáyyid
Create Comments