Mon 21 Jm2 1435 - 21 April 2014
124608

¿Cuándo debe uno cesar de comer y beber? ¿Y cuáles son las normas sobre quien tiene todavía un vaso en su mano cuando oye el llamado a la oración?

¿Cuándo exactamente debe uno cesar de comer y de beber cuando se está ayunando? ¿Es cuando oye el llamado a la oración del alba, cuando dice “Alláhu Ákbar”, o cuándo exactamente? ¿Qué debo hacer si tengo un vaso en la boca y estoy bebiendo cuando el llamado a la oración comienza?

Alabado sea Allah

Con respecto al ayuno, es obligatorio abstenerse de las cosas que lo rompen, desde el alba hasta la puesta del sol. Allah dijo (traducción del significado): 

Ahora podéis mantener relaciones con ellas [durante las noches] y buscar lo que Allah os decrete [hijos]; y comed y bebed hasta que se distinga el hilo blanco [la luz del alba] del hilo negro [la oscuridad de la noche], luego completad el ayuno hasta la noche, y no tengáis relaciones con ellas si estáis haciendo retiro en las mezquitas” (al-Báqarah 2:187). 

Al-Bujari (1919) narró de ‘A'ishah (que Allah esté complacido con ella) que Bilal solía efectuar el llamado a la oración por la noche. El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Coman y beban hasta que Ibn Umm Maktum haga el llamado a la oración, porque él no lo hace hasta que sale la aurora”. 

Basándonos en esto, si una persona sabe que la aurora ha comenzado, ya sea viéndola por sí mismo o porque alguien más se lo ha dicho, entonces debe cesar de comer y de beber. Si oye el llamado a la oración, debe cesar su comida y su bebida tan pronto como lo oiga, si el mu’áddzin lo ha realizado a horario y no antes de tiempo. 

Algunos eruditos han hecho una excepción cuando una persona tiene una copa en su mano y oye el llamado a la oración, y han dicho que puede beber lo que necesite de ese vaso, a causa del reporte narrado por Abu Dawud (2350), de Abu Hurairah (que Allah esté complacido con él) quien dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Cuando uno de ustedes oiga el llamado a la oración y tenga un vaso en su mano, que no lo ponga en la mesa hasta que haya satisfecho su necesidad”. Al-Albani dijo en Sahih Abi Dawud: “Su cadena de transmisión es buena y auténtica”. También fue clasificado como auténtico por al-Hákim, ad-Dahabi, ‘Abd al-Háqq al-Ishbilí, e Ibn Házm lo citó como evidencia. Fin de la cita. 

La mayoría de los eruditos lo interpretaron como queriendo decir que el mu’áddzin realizaba el llamado a la oración antes de tiempo. Para una discusión detallada sobre esto, por favor consulta la respuesta a la pregunta No. 66202

La mayoría de quienes realizan el llamado a la oración actualmente se guían por relojes y tablas horarias, no por el avistamiento de la aurora, pero esto no puede considerarse como seguro para determinar cuándo sale la aurora, por lo tanto si una persona está todavía comiendo durante este tiempo, su ayuno es válido, porque no tenía la certeza de que la aurora hubiera salido. Pero es mejor y más seguro abstenerse de las cosas que rompen el ayuno cuando uno oye el llamado a la oración. 

Le preguntaron al shéij ‘Abd el-‘Azíz ibn Baaz (que Allah tenga misericordia de él): “¿Cuáles son las normas legales sobre el ayuno de quien oye el llamado a la oración del alba y continúa bebiendo? 

Él respondió:

“Lo que el creyente debe hacer es abstenerse de comer y beber y de otras cosas que rompan el ayuno tan pronto como se haga evidente que la aurora ha llegado, si el ayuno es un ayuno obligatorio tal como Ramadán o un ayuno para cumplir con una promesa o una expiación, porque Allah dijo (traducción del significado): 

…y comed y bebed hasta que se distinga el hilo blanco [la luz del alba] del hilo negro [la oscuridad de la noche], luego completad el ayuno hasta la noche” (al-Báqarah 2:187). 

Por lo tanto, si oye el llamado a la oración y sabe que el llamado está siendo realizado a tiempo al despuntar el alba, debe cesar de comer y beber. Pero si el mu’áddzin lo hace antes de que despunte el alba, no tiene obligación de cesar la comida y es permisible seguir comiendo y bebiendo hasta que vea la aurora. 

Si no sabe si el mu’áddzin hizo el llamado a la oración a tiempo o antes del alba, entonces es mejor y más seguro que cese de comer cuando oiga el llamado a la oración, pero no importa si come o bebe algo durante el llamado a la oración, porque no sabe con exactitud si llegó la aurora o no. 

Es bien sabido que la gente que vive en las ciudades en las que hay luces en las calles no puede ver la aparición de la aurora por sí mismos. Pero deben asegurarse utilizando el llamado a la oración y tablas horarias que la marquen en horas y en minutos, siguiendo las palabras del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “Abandona lo que dudas por aquello que no dudas”, y “Quien evita un asunto dudoso mantiene su compromiso religioso y su honor a salvo”. Y Allah es la Fuente de toda fuerza”. Fin de la cita de Fatáwa Ramadán, compilado por Ashraf ‘Abd al-Maqsud, p. 201. 

Le preguntaron al shéij Ibn al-‘Uzaimín (que Allah tenga misericordia de él):

“¿Cuándo debe un musulmán cesar de comer? ¿Es cuando el mu’áddzin dice “la iláha ílla Allah”? ¿Cuáles son las normas sobre alguien que bebe deliberadamente después del llamado a la oración? ¿Es igual que quien bebe después de la oración de la tarde, o puede seguir ayunando? Algunos hermanos dicen que el alba no es como una lámpara que brilla instantáneamente, y el asunto es flexible. ¿Cuáles son las normas? 

Él respondió:

“Si el mu’áddzin realiza el llamado a la oración cuando la aurora ha llegado, entonces recordemos que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Coman y beban hasta que Ibn Umm Maktum haga el llamado a la oración, porque él no lo hace hasta que rompe la aurora”. Por lo tanto, si el mu’áddzin dice: “No he visto la aurora y no haré el llamado a la oración hasta que la vea”, entonces es obligatorio para uno cesar de comer y beber desde el momento en que oye el llamado a la oración, excepto en el caso en que se ha permitido, que es si uno tiene un vaso en la mano, en cuyo caso puede beber lo que necesite antes de dejarlo. Pero si el llamado a la oración se ha realizado en base a una tabla de horarios, entonces de hecho la tabla horaria puede no estar conectada exactamente con los tiempos reales, sino que está basada en cálculos. Las tablas horarias que tenemos ahora en Umm al-Qura (en La Meca) y en otras ciudades están basadas en cálculos, y no en el avistaje directo de la aurora o del sol, o del meridiano, o del momento en el que la tarde comienza o en la puesta del sol”. Fin de la cita. Al-Liqá’ ash-Shahri, 1/214. 

En resumen: uno debe cesar de comer y beber tan pronto como oiga el llamado a la oración, si sabe que el mu’áddzin lo hace a horario. Si no está seguro, entonces debe limitarse a beber lo que tenga en su mano, porque no puede decirse que puede continuar comiendo y bebiendo hasta que esté seguro de que la aurora ha llegado. De hecho, actualmente no se tienen medios certeros para corroborar si la aurora ha llegado o no, a causa de las luces eléctricas, y mucha gente es incapaz de distinguir entre una verdadera aurora y una falsa. 

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments