12603: Buscando el conocimiento para enseñar a la gente y presumir


Si una persona aprende una de las ramas del conocimiento religioso para jugar su rol en el pueblo en que vive, y memoriza el Corán para liderar a los jóvenes en la oración por las noches de Ramadán, ¿es eso una forma menor de asociar a otros con Dios (shirk al-asgar)?

 Alabado sea Allah.

 Es sabido por la evidencia de la ley islámica que buscar el conocimiento y buscar entender la religión es uno de los mejores actos de culto y obediencia. Lo mismo puede decirse sobre estudiar el Corán e intentar memorizarlo tanto como se pueda. Todas estas cosas están entre los mejores actos de culto. Si haces lo que debes para enseñar a la gente de tu ciudad o pueblo, guiarlos, enseñarles, liderarlos en la oración, todas estas son buenas obras que serán apreciadas y por las que serás recompensado. Esto no es presumir y no es asociar a otros con Dios, si tu objetivo es buscar la complacencia de Dios y el Más Allá, y no estás haciéndolo para pavonearte ante la gente ni ganar su elogio, sino para ayudarlos a incrementar su conocimiento y entendimiento de la religión. Puede considerarse shirk menor si tú lo hicieras para presumir ante la gente y hacerte elogiar por ellos. El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Lo que yo más temo para ustedes es el shirk menor”. Se le preguntó qué significaba eso, y él respondió “Presumir. Cuando un hombre se pone de pie para rezar y hace su recitación más bella porque piensa que lo están mirando”. En el Día de la Resurrección, Dios le dirá a aquellos que presumieron “Vayan con aquellos con quienes solían presumir en el mundo, y vean si encuentran alguna recompensa con ellos”. Presumir significa que haces algo con el objetivo de que la gente te vea y te elogie; y la reputación es parte de eso. Por ejemplo, si lees el Corán para que la gente diga algún día “Él es un gran recitador del Corán” o “Él lo recita bien”; o rezas muchas oraciones para que la gente te elogie y diga “Él rememora mucho a Dios”; o encomiendas lo que está bien y prohíbes lo que está mal para que la gente te elogie. Eso es presumir, eso es hacer algo por causa de alguien que no es Dios. Es esencial tener cuidado de eso y hacer todas las cosas por causa de Dios solamente, no por la causa de presumir ante la gente ni ganar su elogio. Pero debes aprender para actuar en base a ese conocimiento y enseñarlo a tus hermanos y liderarlos en la oración, y tener la esperanza de que la recompensa esté con Dios. Debes hacer eso con el objetivo de ayudarlos, no para presumir o para reforzar tu reputación. Si lees del Libro mismo no hay nada de malo en eso si estás liderando a tus hermanos en la oración, leyendo directamente del Libro en Ramadán. El esclavo liberto de ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) solía liderarla en la oración leyendo del Libro. Por lo tanto, está bien leer del Libro cuando rezas en las noches de Ramadán si no lo has memorizado, pero alguien lo ha aprendido y puede recitarlo de memoria, entonces es mejor; pero no hay nada de malo en leer del Libro si es necesario.

Samáhat ash-Sháij al-‘Allámah ‘Abd el-‘Azíz ibn ‘Abd Allah ibn Baaz (que Allah tenga misericordia de él)

Maymu’ Fatáwa wa Maqaalát Mutanáwwi’ah vol. 9, p. 3.
Create Comments