Fri 25 Jm2 1435 - 25 April 2014
126306

El significado de ser sincero con Dios y cómo el musulmán logra serlo

El culto tiene tres pilares, uno de los cuales es ser sincero ante Dios. ¿Cómo puede uno ser sincero ante Dios? Yo soy muy ambicioso, y quisiera obtener el más grande conocimiento de las normas legales, quiero ser predicador. Dios me ha bendecido con muchos talentos que son necesarios para la prédica y para difundir el conocimiento, y quiero ser fuerte para rezar y ayunar. Yo he memorizado el Libro de Dios completamente y ahora estoy en proceso de reforzar mi memorización y aprender cómo recitarlo apropiadamente. Estoy aprendiendo sobre las normas legales y tengo varios proyectos e ideas para servir al Libro de Dios y apoyar la religión, pero mi progreso es lento por varios obstáculos, especialmente a causa mi familia y la sociedad circundante, ¡y cómo sufro a causa de ellos! A causa de la debilidad física y problemas de salud, no soy capaz de hacer grandes esfuerzos, y si lo hago, soy incapaz de moverme por varios días. Siempre agendo estas tareas e intento seguirlas, pero no puedo hacerlo por el cambio de circunstancias. Vivo solo y no puedo encontrar una hermana que comparta mis metas o un líder que me ayude a cumplir mis ambiciones. He buscado mucho pero no puedo encontrar a nadie y no sé la razón por la cual estoy tan lento; ¿es porque todavía no logré ser sincero con Dios? Esto me pone muy triste y me apena mucho, y me impide progresar. Si hay algún consejo que pueda darme, entonces dígamelo, porque estoy pasando una gran necesidad.

Alabado sea Dios.

En primer lugar, la sinceridad hacia Dios es el mejor tipo de sinceridad. El musulmán está siendo sincero con Dios si logra la sinceridad en tres aspectos: la fe y la creencia apropiada, los actos de obediencia, y la moralidad y modales. La fe no significa pensar positivamente. Quien es sincero en su fe es aquel que logra la fe en la forma en que Dios quiere para él, lo cual incluye sinceridad en la fe, sinceridad en la intención, y sinceridad en temer a Dios, glorificado y exaltado sea. Ningún acto de obediencia es sincero a menos que sea hecho tanto interna como externamente, en la forma en que a Dios le agrada.

Dios ha descripto la sinceridad en un verso, en que dijo (traducción del significado):

La piedad no consiste en orientarse hacia el oriente o el occidente, sino que consiste en creer en Allah, el Día del Juicio, los Ángeles, el Libro, los Profetas, hacer caridad, a pesar del apego que se tiene por los bienes, a los parientes, huérfanos, pobres, viajeros insolventes, mendigos y cautivos, hacer la oración prescripta, pagar el Zakât, cumplir con los compromisos contraídos, ser paciente en la pobreza, la desgracia y en el momento del enfrentamiento con el enemigo. Ésos son los justos, y ésos son los temerosos de Allah” (al-Báqarah, 2:177).

Ibn Kázir (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“El verso incluye varios grandes significados, principios y creencias importantes”. Tafsir Ibn Kázir, 1/485.

El shéij ‘Abd er-Rahmán as-Sa’di (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Ésos” significa aquellos que poseen las características mencionadas, tal como la fe y las acciones a tal efecto, la evidencia a la luz de la fe, la moralidad y maneras de la dignidad y que son la esencia de la humanidad. Estos son “los justos”, aquellos cuya fe es sincera, porque sus acciones confirman su fe. “y ésos son los temerosos de Dios”, porque se abstienen de lo que está prohibido y hacen lo que se les ha encomendado, porque estas cosas incluyen e implican todos los buenos atributos, y porque cumplir con el propio compromiso es la esencia de toda la religión, y porque los actos de culto mencionados en este verso son los más grandes actos de culto, y quienes los realiza indudablemente hará otros. Ellos son los honrados, la gente sincera en su fe, los piadosos”. Tafsir as-Sa’di, p. 83.

El Shéij Muhámmed ibn al-‘Uzaimín (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Entre las cosas que aprendemos de este verso es lo que significa la verdadera sinceridad hacia Dios y hacia Su creación, porque Dios dijo (traducción del significado): “Ésos son los justos”; ellos son sinceros hacia Dios, porque en base a estas buenas creencias ellos practican la fe en Dios, en el Último Día, en los ángeles, los libros revelados y los profetas; establecen la oración, pagan la caridad obligatoria, y dan lo que es querido para ellos en las causas caritativas mencionadas. Sobre su sinceridad hacia la creación de Dios, que está incluida en las palabras de Dios: “…quienes cumplen sus promesas cuando las hacen…”, que es uno de los signos de la sinceridad. Por eso Dios dijo: “Ésos son los justos”, pues ellos son sinceros en sus creencias, en sus acciones con Dios y con la gente”. Tafsir Surat al-Báqarah, 2/293-294.

En segundo lugar, debes notar que la sinceridad hacia Dios no es algo acerca de lo cual podamos hacer un espectáculo y convencernos a nosotros mismos mientras abandonamos las obras piadosas. La sinceridad hacia Dios está en la intención y en la acción cuando lo hacemos y cuando los medios están disponibles. Quien es sincero hacia Dios logrará, por medio de la sinceridad de su intención, logrará la recompensa de aquél que realizó la acción que se proponía, si algo le impidió realizarla. Se narró de Sáhl ibn Hunaif (que Dios esté complacido con él) que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien le pida a Dios sinceramente en martirio, Dios hará que logre el estatus de los mártires, aún si muere en su cama”. Narrado por Muslim, 1909.

Ibn al-Qayím (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Una persona no puede tener nada más beneficioso que su sinceridad hacia Dios en todos sus asuntos, junto con la sinceridad en la decisión, por lo tanto sebe ser sincero con Él en su determinación y sus acciones. Dios dijo (traducción del significado):

Y cuando llegue el momento de luchar lo mejor será que obedezcan a Allah con sinceridad” (Muhámmad 47:21).

Por lo tanto su felicidad yace en la sinceridad en su decisión y la sinceridad en su acción. La sinceridad en la decisión significa cierto deseo de realizar una acción y no vacilar en llevarla a cabo. Si su decisión es sincera, todo lo que queda es la sinceridad en la acción, que es hacer lo mejor y esforzarse hasta el máximo cuando lo hagas, y escatimar nada, interna o externamente. La determinación evita que la persona se vuelva abúlica y la sinceridad de la acción evita que la persona se ponga perezosa y aletargada. Si una persona es sincera ante Dios en todos sus asuntos, Dios le dará más de lo que Él da a otros, y esta sinceridad da como resultado en un amor verdadero a Dios y una verdadera confianza en Él. Así la gente más sincera es aquella que ama más a Dios y pone su confianza en Él”. Al-Fawá’id, p. 186, 187.

En tercer lugar, un musulmán puede estar confundido sobre por dónde comenzar, y cómo debe organizar sus asuntos por la noche y por el día. Pero esto no debe ser un obstáculo para quien busca hacer el bien o busca el conocimiento o convocar a otros a Dios. El musulmán puede librarse de esta confusión organizando bien su tiempo. Puede designar la primera parte del día para memorizar el Corán, y organizar el resto del día para buscar el conocimiento por medio de audios, leyendo libros, asistir a clases o círculos de estudio, y cumplir los deberes que tenga hacia su marido o esposa, ya sea que esté trabajando o no. Lo que le aconsejamos a nuestra hermana es comenzar sin demora, y ser sincera en tu intención para que Dios te facilite tus asuntos.

Para más información, por favor consulta la respuesta a la pregunta No. 105308.

Le pedimos a Dios que te ayude a obedecerle, que te guíe y te de fuerzas.

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments