Fri 25 Jm2 1435 - 25 April 2014
13220

¿Es el castigo de Dios una de las consecuencias del pecado?

He leído que una de las consecuencias del pecado es el castigo de Dios y la pérdida de Sus bendiciones, y lloré por temor a eso. Por favor aconséjeme.

 Alabado sea Allah

 Indudablemente, cometer pecados es una de las causas de la ira de Dios, de la pérdida o retención de Sus bendiciones, o de quedar a merced de nuestros enemigos. Allah dijo (traducción del significado):

 “Y azotamos al pueblo del Faraón con años de sequía y mengua de frutos, para que reflexionaran” (al-A’ráf 7:130).

 “A cada uno de estos pueblos les aniquilamos según sus pecados. A unos les enviamos un viento huracanado, a otros les sorprendió un estrépito, a otros hicimos que se los tragase la tierra y a otros les ahogamos. Allah no fue injusto con ellos, sino que ellos lo fueron consigo mismos” (al-‘Ankabut 29:40).

 Y hay muchos versos similares. También fue narrado en un reporte auténtico que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Una persona puede ser privada de su provisión a causa de los pecados que comete”. Por eso cada musulmán y cada musulmana deben estar alerta para evitar los pecados, y arrepentirse de los que han cometido en el pasado, así como también pensar positivamente de Dios, poniendo su esperanza en Su perdón y misericordia y temiendo Su castigo. Allah dijo en Su Sagrado Libro acerca de Sus servidores rectos (traducción del significado):

 “Les agraciamos porque siempre se apresuraban a realizar obras buenas, Nos invocaban con temor y esperanza, y eran sumisos” (al-Anbi’á 21:90).

 Y también Allah dijo (traducción del significado):

 “Éstos buscan el medio de acercarse más a su Señor, anhelan Su misericordia y temen Su castigo. Por cierto que el castigo de tu Señor es temible” (al-Isra’ 17:57).

 “Los creyentes y las creyentes son aliados unos de otros, ordenan el bien y prohíben el mal, cumplen con la oración prescrita, pagan el Zakât y obedecen a Allah y a Su Mensajero. Allah tendrá misericordia de ellos; y Él es Allah, Poderoso, Sabio” (at-Tawbah 9:71).

 Como sea, está prescripto que el musulmán y la musulmana persiga también los medios que Dios le ha permitido, colocando sus esperanzas en Él y temiéndole, dependiendo de Él y esperando que nos mantenga a salvo de lo que tememos, porque Él es El Respondedor de las súplicas, El Generosísimo, quien dijo (traducción del significado):

 “Y sabed que Allah siempre le dará una salida a quien Le tema, Y le sustentará de donde menos lo espera. Y quien se encomiende a Allah, sepa que Él le será suficiente; y que Allah siempre hace que se ejecuten Sus órdenes. Ciertamente Él ha establecido a cada cosa su justa medida.  Y sabed que Allah le facilitará a quien Le tema todos sus asuntos” (at-Talaq 65:2-4).

 “Y pedid perdón a Allah por vuestros pecados ¡Oh, creyentes!, que así tendréis éxito en esta vida y en la otra” (an-Nur 24:31).

 Entonces debes arrepentirse ante Dios de cualquier falta que hayas cometido en el pasado y permanecer firme en la obediencia a Dios, y a la vez pensar positivamente de Él y temiendo Su ira. Sé de los buenos y los felices y ten la esperanza en un buen destino.

Shéij ‘Abd el-‘Azíz ibn Baaz en Fatáwa al-Yaamí’ah lil Mar’ah al-Muslima, parte 3, p. 1136.
Create Comments