Mon 21 Jm2 1435 - 21 April 2014
133036

¿Es suficiente la fe en el corazón para que una persona sea musulmana?

¿Es suficiente la fe en el corazón para que una persona sea musulmana, sin rezar, ayunar ni pagar la caridad obligatoria?

Alabado sea Dios

La fe en el corazón no es suficiente sin la oración. Dios nos ha ordenado atesorar en nuestro corazón la fe en que Dios es Uno, sin compañeros ni asociados, y que Él es El Único Creador. Nos ha ordenado adorarle sólo a Él, glorificado y exaltado sea. Nos ha ordenado tener fe en el último Mensajero de Dios, enviado para toda la humanidad y para los genios. 

Todas estas cosas son esenciales para ser musulmán, porque son los fundamentos de la fe islámica. Dios también ordenó a toda persona responsable y madura tener fe en todo lo que Dios y Su Mensajero nos han relatado acerca del Paraíso y del Infierno, el Puente sobre el Infierno, la Balanza, o otros eventos referidos en el Sagrado Corán y la Tradición Profética. Además de eso, es esencial para ser musulmán dar testimonio de su fe verbalmente, afirmando que no hay más divinidad que Dios y que Muhámmad es Mensajero de Dios. Es esencial para ser musulmán también, rezar cinco veces al día y cumplir otros deberes encomendados en el Islam. Si la persona reza, entonces ha cumplido con su deber, pero si no reza, entonces ha cometido un acto de incredulidad. 

Con respecto a la caridad obligatoria o impuesto social (zakah), el ayuno, la peregrinación mayor y otros deberes del musulmán, si el musulmán sabe cuál es su deber y no los cumple, no es un incrédulo por eso, pero es un pecado y un acto de rebeldía contra Dios, que demuestra una fe débil, que en ocasiones puede decrecer o incrementarse. La fe se incrementa cuando uno realiza buenas obras, y decrece cuando uno comete pecados, de acuerdo al conocimiento de esta comunidad seguidora de la Tradición Profética. 

Con respecto a la oración en particular, algunos eruditos creen que no rezar implica un acto de incredulidad. Este es nuestro punto de vista. Esto implica un contraste con otros actos de culto, como la caridad, el ayuno o la peregrinación. Si el musulmán no los realiza, nosotros no pensamos que sea un incrédulo, pero es un pecado mayor y perjudica seriamente sus obras y su fe ante Dios. No pagar la caridad obligatoria, no ayunar y no realizar la peregrinación cuando se la puede hacer, son pecados mayores en el Islam, pero nosotros no creemos que impliquen que la persona es incrédula, si la persona reconoce que todos estos son deberes obligatorios en la religión musulmana. 

En tanto no caiga en negar la obligatoriedad de sus deberes, el musulmán no deviene en un incrédulo por no cumplirlos, de acuerdo a la opinión más correcta. 

Pero el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Entre un musulmán, y la incredulidad del paganismo, está el abandono de la oración”. Narrado por Muslim en su Sahih. Esta es la razón por la que algunos eruditos creen que no rezar implica incredulidad, como afirmamos arriba. 

Y él también dijo: “El pacto que nos diferencia de los incrédulos es la oración, y quien se niega a practicarla, ha descreído”. Narrado por Áhmad y los autores de las cuatro Sunan con una cadena de transmisión auténtica. 

Esto se aplica tanto a los musulmanes como a las musulmanas. Le pedimos a Dios que nos mantenga a salvo de la negligencia. 

Fin de la cita.

Shéij ‘Abd el-‘Azíz Ibn Baaz (que Allah tenga misericordia de él).

Fatáwa Nur ‘ala ad-Dárb, 1/27-28
Create Comments