13769: Postrarse ante el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) constituye un acto de incredulidad ante Dios


Quisiera saber qué hacer. Alguien me dijo que al recitar una súplica debo postrarme siete veces por el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), pero no sé cómo.

Published Date: 2016-06-24

Alabado sea Dios

En primer lugar, una de las cosas que son bien conocidas en el Islam y que ningún musulmán puede excusarse de saber es que no es permisible hacer ningún acto de culto para cualquiera excepto para Dios, ni a un ángel que esté cerca de Él o a un profeta enviado por Él. Quienquiera que realice cualquier acto de culto para cualquiera que no sea Dios es un asociador, y si es consciente del pecado que está cometiendo entonces es también un incrédulo. La evidencia para esto es el verso en que Dios dijo (traducción del significado):

“Por cierto que en las mezquitas sólo se adora a Allah, así pues no invoquéis a nada ni a nadie junto con Allah” ( Al-Yínn, 72:18).

Ibn Kazír dijo: “Aquí Dios está ordenándoles a Sus servidores rendirle culto sólo a Él, no apelar a nadie más que a Él, y no asociar a nadie con Él.

Esta acción es un tipo de exageración sobre el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), sobre la que nos advirtió y la cual nos prohibió que hiciéramos. Él dijo: “No exageren sobre mí como los cristianos exageraron sobre el hijo de María (Jesús, la paz sea con él), porque yo no soy más que Su servidor. Entonces digan, el servidor de Dios y Su Mensajero". E indudablemente esta acción (postrarse) es un acto de culto”. Narrado por al-Bujari, en Ahadíz al-Anbiá', 3189.

Indudablemente esta acción es un tipo de acto de culto, y el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) nos advirtió contra seguir a los judíos y cristianos en eso. Él dijo cuando estaba cerca de partir de este mundo: "Que la maldición de Dios caiga sobre los judíos y cristianos que tomaron las tumbas de sus profetas como lugares de culto". Estaba advirtiéndonos contra hacer precisamente lo que ellos hicieron. Narrado por al-Bujari en As-Salah, 417.

El Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) advirtió a sus compañeros contra ponerse de pie ante él. Él dijo en el reporte que relata cómo los guió en la oración estando sentado porque estaba enfermo, y ellos se mantuvieron de pie. Entonces gesticuló para indicarles que se sentaran: “Casi hacen como los persas y romanos, que se ponen de pie cuando sus reyes están sentados”. Narrado por Muslim en As-Salah, 624. Y dijo en otro reporte: “No hagan como los persas hacen con sus líderes”. Esto se narró en Sahih al-Yami’, 7380.

Si esto es lo que dijo sobre ponerse de pie ante él (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), ¿entonces qué habría dicho sobre postrarse ante él?

La postración es uno de los más exclusivos actos de culto, que deben ser sólo para Dios. Dios nos encomendó postrarnos ante Él solamente y ante nadie más. Él dijo (traducción del significado):

“…no adoréis al sol ni a la luna prosternándoos ante ellos, sino adorad a Allah y prosternaos ante Él [solamente], pues es Quien os ha creado”. (Fússilat, 41:37).

“¡Prosternaos ante Allah y adoradle!”. (An-Náym, 53:62).

En segundo lugar, lo que se prescribe en el Islam es enviarle las bendiciones al Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) al hacer las súplicas. Este es un tipo de protocolo al que debemos prestar atención.

An-Nawawi dijo: “Los eruditos están unánimemente de acuerdo en que es recomendable comenzar las súplicas alabando a Dios, luego enviar bendiciones al Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y concluir las súplicas de la forma en que él dijo en el reporte: “Cuando el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) estaba sentado, un hombre entró y rezó, entonces dijo: “Oh, Dios, perdóname y ten misericordia de mí”. El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él)  dijo: “Estás apresurado, Oh, adorador. Cuando hayas rezado siéntate, alaba a Dios como Él merece ser alabado, luego envíame bendiciones, luego invoca nuevamente a Dios (para hacer sus súplicas)”. Luego otro hombre rezó, alabó a Dios y envió bendiciones al Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Entonces el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Oh, adorador, haz tus súplicas que serán respondidas”. Narrado por at-Tirmidi, ad-Da’wat, 3398; Abu Dawud, 1481; clasificado como auténtico por al-Albani en Sahih Abi Dawud, No. 2756).

Se narró que Faddaláh Ibn ‘Ubaid dijo: “El Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) oyó la súplica de un hombre durante su oración, pero no escuchó que le enviara las bendiciones. Entonces dijo: “Este hombre tiene prisa”. Lo llamó y le dijo lo siguiente, o envió a alguien más a decírselo: “Cuando recen, empiecen alabando a Dios, luego envíenme las bendiciones, y entonces después de eso hagan las súplicas, las que deseen”. Abu ‘Isa dijo: “Es un reporte bueno y auténtico”. At-Tirmidi, 3399; clasificado como auténtico por al-Albani en Sahih Abi Dawud, 2767.

Se narró en un reporte que ‘Abdallah Ibn Mas’ud dijo: “Estaba orando, y el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) estaba cerca, y Abu Bakr y ‘Umar estaban con él. Cuando me senté comencé alabando a Dios, luego envié las bendiciones al Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), luego recé (hice súplicas) para mí. El Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Pide, se te dará; pide, se te dará”. Narrado por at-Tirmidi, al-Yumu’ah, 541; al-Albani dijo en Sahih at-Tirmidi: “Es un reporte bueno”, No. 486.

Si preguntaran: ¿Cómo enviamos las bendiciones al Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él)?

La respuesta sería que la forma de enviar las bendiciones al Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) es diciendo: “Allahúmma sálli ‘ala Muhámmad wa ‘ala ali Muhámmad kama salaita ‘ala ali Ibrahím. Wa bárik ‘ala Muhámmad wa ‘ala ali Muhámmad kama barakta ‘ala ali Ibrahíma, fi’l-‘alamína ínnaka hamídun mayíd” (Dios nuestro, envía las bendiciones a Muhámmad y a la familia de Muhámmad como enviaste bendiciones sobre la familia de Abrahán, y bendice a Muhámmad y la familia de Muhámmad como Tú bendijiste a la familia de Abrahán entre las naciones. Verdaderamente, Tú eres El Más Digno de alabanza, Glorioso)”. Narrado por al-Bujari, Ahadiz al-Anbiya’, 3119.

Así es como se envían las bendiciones al Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). En cuanto a lo que mencionas en la pregunta sobre postrarte ante el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) esto está prohibido y es idolatría mayor, porque la postración sólo puede hacerse ante Dios. Así que como musulmán debes aprender sobre las materias de tu religión directamente del Corán y la Tradición Profética, y de los eruditos fidedignos. Debes preguntar por todo lo que no entiendas para no caer en la idolatría mayor, Dios no lo permita. Debes apartarse de cualquiera que te enseñe algo tan aberrante como esto, que te invite a caer en la idolatría mayor, la innovación y el error. Pedimos a Dios que nos mantenga a salvo. Que Dios bendiga y otorgue la paz a nuestro Profeta Muhámmed, a su familia y a sus compañeros..

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments