14007: Nuestra actitud hacia Iazíd ibn Mo’áwiyah


He oído hablar de Iazíd Ibn Mo’áwiyah. Oí que él fue califa de los musulmanes, que se emborrachaba y era una persona sádica, que no era verdaderamente musulmán. ¿Es verdad? Por favor, me gustaría que me cuente su historia. Gracias y que Dios lo bendiga.

Published Date: 2016-04-02

Alabado sea Dios

Su nombre fue Iazíd Ibn Mo’áwiyah Ibn Abi Sufián Ibn Harb Ibn Umayah al-Umawi al-Dimashqi. Al-Dahabi dijo: “Él fue comandante del ejército durante la campaña a Constantinopla, entre quienes había gente como Abu Aiyub al-Ansari. Iazíd fue designado por su padre como su heredero, entonces él tomó el poder después de que su padre falleció en el mes de Ráyab en el año 60 después de la Emigración, a la edad de 33 años, pero su reinado duró menos de 4 años. 

Iazíd es uno de aquellos a quienes ni maldecimos ni amamos. Hubo otros gobernantes peores que él, incluso entre los califas de los dos estados (la dinastía Omeya y la dinastía ‘Abbásida), y entre los gobernadores de varias regiones. Pero el punto en el caso de Iazid es que él llegó al poder 49 años después de la muerte del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él); todavía estaba muy cerca los tiempos del Profeta, y algunos de sus compañeros estaban vivos, como Ibn ‘Umar, quien tenía más derecho a esta posición que él, incluso que su padre y que su abuelo. 

Su reinado comenzó con el asesinato de Al-Husein, el nieto del Profeta Muhámmad, y terminó con la batalla de al-Harrah, entonces la gente comenzó a odiarlo y no fue ciertamente bendecido con una larga vida. Hubo muchas revueltas contra él después del asesinato de Al-Husein, como la gente de Medina que se rebeló por la causa de Dios”. Fin de la cita de Siyar A’lam al-Nubalá’, parte 4, pág. 38. 

El shéij Ibn Taimíyah describió las actitudes de los musulmanes hacia Iazíd Ibn Mu’aawiyah, y dijo:

“Los musulmanes difieren acerca de Iazíd Ibn Mo’áwiyah Ibn Sufián, y se dividen en tres grupos, dos extremos y uno moderado. Uno de los dos extremos dicen que él fue un incrédulo y un hipócrita, que él se esforzó para matar al nieto del Profeta Muhámmad como una forma de insultar al Profeta y tomar venganza contra él, y para vengar a su abuelo ‘Utbah, a su tío abuelo Shaibah y a su tío materno Al-Walid Ibn ‘Utbah y otros idólatras de su familia que fueron abatidos en batalla por los compañeros del Profeta Muhámmad (que Dios esté complacido con todos ellos), por ‘Ali Ibn Abi Tálib y otros en la batalla de Bádr y otras batallas. Este punto de vista es muy atractivo para los duodecimanos que consideran a Abu Bákr, a ‘Umar y a ‘Uzmán como incrédulos, por lo tanto es mucho más fácil para ellos considerar como incrédulo a Iazíd. 

El segundo grupo extremo considera que fue un hombre recto y un líder justo, que fue uno de los compañeros del Profeta porque nació cuando él todavía estaba vivo y que nosotros debemos honrarlo. Algunos de ellos le atribuyen un estatus mayor que el de Abu Bakr y ‘Umar, e incluso hay quien lo considera un profeta. Tales puntos de vista son obviamente falaces a quien tenga un mínimo conocimiento de la historia del Islam y de la vida de los compañeros del Profeta (que Dios esté complacido con ellos). Ninguno de los eruditos de la Tradición Profética sostuvo este punto de vista, ni tampoco ninguna persona razonablemente inteligente o experimentada.

El tercer punto de vista es que él fue uno de los gobernantes de los musulmanes, que hizo algunas cosas buenas y otras cosas malas. Él no había nacido hasta el califato de ‘Uzmán. No era un incrédulo, pero sí fue su culpa y su responsabilidad que asesinaran a Husein y lo que hizo con la gente de al-Harrah. No fue uno de los compañeros del Profeta, ni fue uno de los honrados amigos de Dios. Este es el punto de vista de la mayoría de los eruditos de la Tradición Profética y de la gente razonable que conoce su historia. 

Entonces tenemos a los musulmanes divididos en tres grupos con respecto a él, algunos lo maldijeron, otros lo amaron, y otros ni una cosa ni la otra. Esto fue reportado por el imam Áhmad, y este último es el punto de vista correcto, el que goza de mejor consenso entre los compañeros y entre los musulmanes. Sálih Ibn Áhmad dijo: “Le dije a mi padre: “Algunos dicen que aman a Iazíd”. Él me dijo: “Oh, hijo mío, ¿cuántos de los que aman a Iazíd creen en Dios y en el Último Día?”. Le respondí: “Padre, ¿por qué no lo maldices?”. Él me respondió: “Hijo mío, ¿cuándo has visto a tu padre maldecir a alguien?”. 

Abu Muhámmad al-Maqdisí, cuando fue consultado acerca de Iazíd dijo: “De acuerdo con lo que he oído, él no es ni una persona aborrecible ni admirable. He oído también que nuestro abuelo ‘Abdallah Ibn Taimíyah fue consultado acerca de Iazíd y dijo: “No negamos sus buenas cualidades ni exageramos acerca de ellas”. Y esta es la opinión más justa”. Fin de la cita de Maymu' al-Fatáwa shéij Ibn Taimíyah, parte 4, pág. 481-484.

Shéij Muhámmed Salih al-Munáyyid
Create Comments