Sat 19 Jm2 1435 - 19 April 2014
14397

¿Cuál es el significado de las palabras “Soy sus oídos con los que oye”, y otras similares?

¿Cuál es el significado de las palabras de Dios relatadas en un reporte qudsí (aquellos que contienen palabras de Dios que no figuran en el Corán) en que Él dijo: “Y cuando lo amo (al creyente), Yo soy su oído, con el que oye, la vista con la que él ve, la mano con la que trabaja y el pie con el que camina”?

Alabado sea Dios

Si el musulmán realiza los actos obligatorios que le han sido encomendados, y luego se esfuerza en acercarse a Dios por medio de los actos de culto voluntarios, y persiste en ello tanto como puede, entonces Dios lo ama y lo ayudará en todo lo que haga. Por lo tanto, cuando oiga será guiado por Dios para ello, y no oirá sino lo que es bueno para él, y no aceptará sino la verdad, y la falsedad será apartada de él, con la ayuda de Dios. Entonces verá la verdad como tal y la falsedad como tal, y cuando trabaje o se defienda con su mano lo hará con el poder de Dios, y sus acciones serán una ayuda de Dios en el camino de la verdad. Y cuando camine estará haciéndolo en obediencia a Dios, buscando el conocimiento o esforzándose por Su causa. 

En resumen, todo lo que haga, tanto externa como internamente, estará guiado y por Dios y será con Su ayuda. 

Por eso se hace claro que no hay nada en este reporte que indique que Dios ha “encarnado” en Su creación o que se haya vuelto parte de ella. Esto está evidenciado por las palabras con que termina el reporte, donde Dios dijo: “Y si Me pide, se lo concederé, y si busca Mi ayuda, se la daré”. De acuerdo a otras versiones del reporte Dios también dijo: “Entonces por Mi ayuda él oirá, y por Mi ayuda, verá…”. Esto explica cuál es el significado de las primeras palabras del reporte, y demuestra claramente que hay alguien que pide y Otro que concede; alguien que pide ayuda, y Otro que la dá, de tal manera que son dos entidades separadas. Este reporte es similar a otro reporte qudsí que dice: “Dios dijo: “Oh, servidor mío, me sentí enfermo y no me visitaste…”. En ambos casos, la última parte del reporte explica la primera, pero aquellos que están gobernados por sus caprichos y deseos siguen los textos ambiguos, e ignoran los textos claros, y así se extravían.

Al-Láynah ad-Dá'imah, Kitab Fatáwa al-Islamíyah, 1/35
Create Comments