145741: ¿A qué se refiere la palabra “ámana” en el verso “…Ciertamente ofrecimos la confianza (ámana) a los cielos y la Tierra, pero ellos declinaron el ofrecimiento y tuvieron miedo; sin embargo el ser humano la aceptó”?


¿A qué hace referencia la palabra “ámana” (confianza) que Dios, glorificado y exaltado sea, “…Ciertamente ofrecimos la confianza (ámana) a los cielos y la Tierra, pero ellos declinaron el ofrecimiento y tuvieron miedo; sin embargo el ser humano la aceptó. Ciertamente, el ser humano fue injusto consigo mismo, e ignorante”?

Alabado sea Dios

Dios, glorificado y exaltado sea, ofreció la obediencia a Él y Sus obligaciones a los cielos y la Tierra, y a las montañas, en tal forma que si ellos hacían el bien serían recompensados, pero si descuidaban sus deberes serían castigados. Ellos rehusaron soportar esa carga por temor a no cumplir con lo que se les encomendaba, pero el ser humano la aceptó, y verdaderamente fue injusto consigo mismo, e ignorante de sus resultados.

Esta es la explicación del verso en el cual Dios, glorificado y exaltado sea, dijo (traducción del significado):

“Ciertamente propusimos concederle el Mensaje a los cielos, la Tierra y las montañas, y rehusaron cargar con él, y sintieron temor de ello. Pero el hombre se hizo cargo de él; en verdad el hombre es injusto consigo mismo e ignorante”. (Al-Ahzáb, 33:72).

A lo que se refiere el verso con la palabra ‘ámana’ (confianza), es precisamente al encargo de esos deberes legales. Este fue el punto de vista de Ibn ‘Abbás, Hásan al-Básri, Muyáhid, Sa’íd Ibn Yubair, Ad-Dahhák Ibn Muzáhim, Ibn Zaíd, y la mayoría de los comentaristas.

Ver: Tafsir at-Tabari, 20/336-340; Tafsir Ibn Kázir, 6/488-489; Al-Yámi’ li Ahkám al-Qur'án, 14/252-253; Fáth al-Qadír, 4/437.

Qatadah dijo:

“La ‘confianza’ es la religión, los deberes obligatorios y los límites impuestos por Dios al ser humano”.

Se ha dicho también que la ‘confianza’ es cualquier cosa que a la gente le sea confiada, en términos generales.

Zaíd Ibn Aslam dijo:

“La ‘confianza’ es tres cosas: la oración, el ayuno, y la purificación”.

Ibn Kázir (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“No hay contradicción entre estas opiniones, porque todas se refieren a la responsabilidad y a la aceptación de las órdenes y las prohibiciones de Dios, y a la condición de que si hacemos el bien y lo cumplimos seremos recompensados, y que si lo descuidamos seremos castigados. El ser humano aceptó esta confianza a pesar de su debilidad y de su ignorancia, y por lo tanto es injusto consigo mismo, a menos que Dios le guíe”. Fin de la cita de Tafsír Ibn Kázir, 6/489.

At-Tábari (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“La más correcta de estas opiniones es que la ‘confianza’ en este verso es todo aquello que nos fue encomendado con la religión. Porque Dios no especificó ningún encargo en particular cuando dijo “Ciertamente ofrecimos la confianza a los cielos y la Tierra”. Fin de la cita de Tafsir at-Tabari, 20/342.

Al-Qurtubí (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“La palabra ‘confianza’ tiene aquí un significado general y abarca todos los deberes del Islam, de acuerdo al punto de vista más correcto. Este es el punto de vista de la mayoría”. Fin de la cita de Al-Yámi’ li Ahkám al-Qur'án, 14/252.

As-Sá’di dijo:

“Todo lo que Dios ha encomendado a Sus servidores es la ‘confianza’, y debemos cumplirlo lo mejor posible. Esto también incluye cosas que nos ha confiado la gente, como sus riquezas, secretos, etc. El musulmán debe prestar debida atención a sus deberes y cumplir con todo lo que se le ha confiado.

Allah os ordena que restituyáis a sus dueños lo que se os haya confiado” (An-Nisá', 4:58)”. Fin de la cita de Tafsir as-Sa’di, p. 547.

Ash-Shanquiti (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“En este verso Dios nos dice que Él ofreció esta confianza, que es hacerse cargo de los deberes y sus consecuencias que pueden ser la recompensa o el castigo, a los cielos, a la Tierra, a las montañas, pero ellos lo rechazaron, y tuvieron miedo. En otras palabras, tuvieron miedo de asumir las consecuencias de esta confianza, por temor a incurrir en la ira y el castigo de Dios. Esta oferta, este rechazo y temor, sucedió en el sentido más real. Dios creó los cielos, la Tierra y las montañas, con un sentido de entendimiento, cuya naturaleza sólo Dios conoce. Así, ellos entendieron lo que significaba cuando se les ofreció esta confianza, y no la aceptaron, tuvieron miedo”. Fin de la cita de Adwá’ al-Baián, 36/139.

En resumen, la confianza mencionada en este verso y que Dios ofreció a los cielos, a la Tierra y a las montañas, es el libre albedrío y los deberes de la religión, tanto los deberes hacia Dios como hacia el resto de las criaturas. Quien cumple sus deberes hacia Dios y hacia las demás criaturas será recompensado, y quien no los cumple merecerá el castigo.

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments