147901: Su hermano es gay, ¿cuáles son sus responsabilidades hacia él?


Creo que mi hermano es gay, y digo esto por la forma en que camina, lo que hace con su pelo, la clase de ropa que usa y las cosas por las que muestra interés. En una ocasión yo utilicé su memoria USB y vi que tenía pornografía en ella incluyendo sexo anal, y yo no sé si eso estaba sucediendo entre dos hombres porque rápidamente lo quité y borré los archivos. Le pregunté a él acerca de eso y dijo que él no sabía de dónde había salido, pero al final yo encontré más en su cuarto. También revisé su computadora personal y encontré que visita sitios webs de homosexuales en el país donde él está estudiando. Mi pregunta es: ¿Debo aconsejarlo y advertirle de las malas consecuencias de este pecado?

Alabado sea Dios

En primer lugar, la homosexualidad y el lesbianismo constituyen una de las acciones más horrendas e inmorales que una persona pueda cometer, es uno de los actos más vergonzosos en este mundo y en el Más Allá. Ibn al-Qayím (que Allah tenga misericordia de él) dijo acerca de ello que borra las buenas obras y despoja a la persona de modestia y vergüenza, porque la persona no siente vergüenza ante Dios o ante sus semejantes. 

Ciertamente Dios, glorificado y exaltado sea, destruyó un pueblo entero a causa de estos actos inmorales, que fue el pueblo de Lot. Consulta las respuestas a las preguntas No. 10050, 38622 y 20068.

Lo que debes hacer por tu hermano es hablar con él y contarle la vergüenza que pasará en este mundo y en el Más Allá por lo que está haciendo, que eso arruinará su vida espiritual y mundana, y que se volverá un indeseable ante los ojos de Dios y los de la gente. Adviértele de las consecuencias que eso tendrá en su vida. 

También deberías bloquear cualquier medio que pueda facilitarle este tipo de conductas. Si puedes ayudarlo o forzarlo a mudarse del sitio en que comenzó a averiguar por estos sitios web sobre homosexualidad, entonces deberías hacerlo. Si él está bajo tu tutoría y eres responsable por él, entonces deberías tratar de impedírselo por todos los medios posibles. 

En cualquier caso, debes recordar que tienes una responsabilidad hacia él porque es tu hermano y parte de tu familia. 

De hecho, aun cuando sea un pecador, él es tu hermano y debes esforzarte lo mejor posible por hacer lo mejor para él, y aconsejarle por la causa de Dios del castigo que le espera en el Más Allá. 

Muslim (70) narró en su obra Sahih que Abu Sa’id al-Judri (que Dios esté complacido con él) dijo: “Oí al Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) decir: “Quien entre ustedes vea una injusticia o una mala obra, que la cambie con su mano; si no puede entonces que la cambie con su lengua; si tampoco puede ello, entonces que la repudie en su corazón. Pero este es el nivel más débil de la fe”. 

Consulta también las respuestas a las preguntas No. 52893 y 39357. 

En segundo lugar, estos signos que tú ves en la apariencia de tu hermano, sus ropas, la forma en la que él habla, si son modos afeminados o propios de los homosexuales constituyen un pecado en sí mismos también, aun si él no fuera homosexual. 

Se narró que Ibn ‘Abbás (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “El Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) maldijo al hombre afeminado y a la mujer masculinizada, y dijo: “No permitan que entren en sus casas”. Narrado por al-Bujari, 5436. 

Al-Mubarakfuri (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Esto se refiere a los hombres que imitan a las mujeres en su apariencia, en su forma de vestir, en el tono de su voz, en la forma de hablar o en sus movimientos. Tales conductas están prohibidas, porque caen bajo la denominación de deformar la condición natural que Dios le ha conferido al ser humano”. 

An-Nawawi dijo:

“Los hombres afeminados podrían decirse que son de dos tipos. Un tipo sería aquellos que fueron creados así por Dios, podría decirse, y que no están tratando de imitar la actitud de las mujeres ni su forma de vestir, de hablar o de moverse. Por ejemplo, en el caso de los hombres que son muy delgados, que tienen caderas particularmente anchas, la voz demasiado aguda, o una contextura física y mental delicada y muy dada a las emociones. Para tales personas, no es ninguna vergüenza ser como son, y su conducta no queda sujeta al castigo de Dios, porque están excusados. 

El segundo tipo consiste en aquellos que deliberadamente imitan a las mujeres en sus actitudes y movimientos, en su forma de hablar y de vestir. Estos son aquellos a los que el reporte mencionado maldice”. Fin de la cita 

Le pedimos a Dios que te facilite las cosas y que corrija las conductas de tu hermano. 

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments