Thu 17 Jm2 1435 - 17 April 2014
148205

¿Por qué hay dos llamados a la oración para la oración comunitaria de los viernes?

¿Por qué hay dos llamados a la oración para la oración comunitaria de los viernes, siendo que cuando el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) subía al púlpito se hacía un solo llamado a la oración en su presencia?

Alabado sea Dios

Que Dios bendiga y otorgue la paz a nuestro Profeta Muhámmad, a su familia y a sus compañeros. 

Sí, es como dices. En el tiempo del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) sólo se hacía un llamado a la oración (adzán), además de la iqámah, que es el aviso final. Cuando el Profeta salía para dar su sermón y dirigía la oración, se hacía el llamado a la oración y él daba dos sermones, y luego se hacía el aviso final o iqámah, que a veces hemos traducido como ‘segundo’ o ‘último’ llamado a la oración. Esto es lo que se ha narrado en los libros de la Tradición Profética, tal como mencionas, y es algo bien conocido por los eruditos. 

Pero luego el número de personas en Medina se incrementó en el tiempo del califa ‘Uzmán Ibn ‘Affán (que Dios esté complacido con él), entonces él decidió agregar un tercer llamado a la oración. Es llamado el primer llamado a la oración, y se da para alertar a las personas de la llegada del día viernes, para que se preparen y se apresuren para la oración regular que será celebrada después de que el sol haya pasado el meridiano. Los compañeros del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) lo siguieron en esto, tal como ‘Ali ibn Abu Tálib, ‘Abd er-Rahmán ibn ‘Awf (uno de los diez a quienes se les prometió el Paraíso en vida), Az-Zubair ibn al-‘Awwám, que fue también uno de los diez, Talhah ibn ‘Ubaid Allah, y otros compañeros. Así es como los musulmanes comenzaron a hacerlo de esta forma en la mayoría de las regiones, siguiendo el ejemplo de la medida tomada por el califa ‘Uzmán (que Dios esté complacido con él). Y fue seguido en esto por el califa ‘Ali (que Dios esté complacido con él), y por el resto de los compañeros. 

El punto es que esto sucedió durante el califato de ‘Uzmán, y subsecuentemente permaneció como una práctica en la mayoría de los musulmanes a lo largo de las regiones y las centurias hasta el día presente, y en base a una sincera intención de resolver los problemas de los musulmanes. Y no hay nada de malo en ello, porque el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Les urjo a aferrarse a mi tradición, y a la tradición de mis rectos sucesores”. ‘Uzmán fue uno de esos rectos sucesores, y su reforma sirvió a un interés claro. Por eso esto fue adoptado por la gente de la comunidad y la Tradición Profética, y no se lo ve como algo malo, porque fue parte de la práctica de los califas rectamente guiados, y los compañeros del Profeta (que Dios esté complacido con todos ellos) estaban presentes cuando esta reforma se hizo”. Fin de la cita. 

Shéij ‘Abd el-‘Azíz ibn Baaz (que Allah tenga misericordia de él).

Fatáwa an-Nur ‘ala ad-Dárb, 2/1038
Create Comments