Fri 18 Jm2 1435 - 18 April 2014
162900

¿Cuánto recitaba del Corán el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) durante las oraciones obligatorias?

¿Cuánto recitaba del Corán el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) durante las oraciones obligatorias?

Alabado sea Dios

El Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) solía recitar largamente durante la oración del alba y del mediodía, de forma moderada en las oraciones de la tarde y la noche, y brevemente durante la oración del ocaso, en la cual recitaba capítulos breves. 

Él (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) recitaba en ocasiones pasajes más largos que éstos o los acortaba, de acuerdo a la situación. 

Se narró de Sulaimán ibn Yasar, de Abu Hurairah (que Dios esté complacido con él), quien dijo: “Yo nunca recé detrás de nadie cuya oración fuera parecida a la del Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) que fulano de tal”. Sulaimán dijo: “Él alargaba las dos primeras rak’as de la oración del mediodía, y acortaba las dos segundas; abreviaba la oración de la tarde; durante la oración del ocaso recitaba capítulos breves de al-mufással; durante la oración de la noche él recitaba capítulos medianamente largo de al-mufással; y durante la oración del alba recitaba capítulos largos de al-mufással”. Narrado por an-Nasá'i, 972; clasificado como auténtico por al-Albani en Sunan an-Nasá'i. 

El Shéij Muhámmed ibn al-‘Uzaimín (que Allah tenga misericordia de él) dijo: 

“Los capítulos de al-mufással son desde el capítulo Qaf (50) hasta An-Nabá' (78); desde An-Nabá' hasta Ad-Duhá (93) son de un largo medio; y desde Ad-Duhá hasta el final, son breves”. 

Fin de la cita de ash-Shárh al-Mumti’, 3/75. 

Ibn Battál (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Los eruditos están unánimemente de acuerdo en que las oración más larga en recitación es la del alba… (luego citó varios reportes de los compañeros del Profeta (que Dios esté complacido con ellos; luego dijo): Esta diferencia de opinión entre las primeras generaciones indica que ellos entendían del Mensajero de Dios que es permisible alargar o acortar la recitación de la oración del alba, y que no hay un límite establecido en eso, más allá del cual algo no sea permisible. Puede ser, y Dios sabe más, que aquellos entre sus compañeros que alargaban su recitación sabían que la gente detrás de ellos deseaba alargar las oraciones. Pero actualmente, es más apropiado abreviarlas, porque entre la gente hay quienes están enfermos, o ancianos, o que necesitan volver a sus negocios y quehaceres, como el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) le dijo a Mu’ádh, y como Málik dijo, que podía haber un hombre que quiera volver a su trabajo o que necesite ayudar a otros, cuando está rezando la oración del alba o la del mediodía, y que por lo tanto lo recomendable para el imam es que recite capítulos breves. Lo mismo se aplica al viajero; la gente que reza detrás de él puede querer que la abrevie”. 

Fin de la cita de Shárh Sahih al-Bujari, 2/385. 

El Shéij al-Islam Ibn Taimíyah (que Allah tenga misericordia de él) dijo: 

“Es mejor que el imam busque emular la oración del Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), y la forma en la que él dirigía en la oración a sus compañeros. Más bien, esto es lo que está prescripto y encomendado para el imam, puesto que se ha probado en los reportes autenticados que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) le dijo al Málik ibn al-Huwáirith y a su compañero: “Cuando llegue el tiempo de la oración, realiza el primer llamado a la oración (adzán) y luego el segundo (iqámah), y que uno de ustedes dirija a los otros, y recen como me han visto rezar”. Y se ha probado en los reportes autenticados que él solía recitar durante la oración del alba algo de entre sesenta y cien versos, que es aproximadamente un tercio o la mitad de un treintavo del Corán (yuz). Por lo tanto, él recitaba los capítulos largos de la sección de al-mufással, tal como Qaf (50), “Alif-Lam-Mim-tanzil”, y al-Mulk (67); y él recitaba el capítulo al-Mu'minún (23), As-Saaffát (37), etc… y en ocasiones él la abreviaba, ya sea porque estaba viajando o por alguna otra razón, como él (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “A veces yo comenzaba a rezar con la intención de alargar mi oración, pero luego oía el llanto de un niño, entonces la abreviaba, porque yo sé que su madre está deseando volver con él”. Y se narró que él solía recitar durante la oración del alba el capítulo At-Takwir (81), y el capítulo Az-Zálzalah (99). Por lo tanto, el imam usualmente hace lo que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) solía hacer, entonces si hay algún motivo por el cual alargar la oración o acortarla, debe hacerlo, porque el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) solía hacer eso”. 

Fin de la cita de Maymu’ al-Fatáwa, 22/318. 

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments