Thu 24 Jm2 1435 - 24 April 2014
1672

Penitencia para quien tuvo relaciones con su esposa durante el día en Ramadán.

Mi pregunta es compleja. En primer lugar, durante el primer Ramadán que pasamos mi esposa y yo juntos hicimos algo de lo que nos avergonzamos y de lo que nos arrepentimos sinceramente, y es que tuvimos relaciones durante el ayuno. Desafortunadamente esto ocurrió 2 ó 3 veces.
Supe que lo correcto sería: primero, liberar a un esclavo, o segundo, ayunar durante 60 días seguidos. La primera opción que habla de liberar a un esclavo no es posible, por lo tanto quisiera saber sobre la opción del ayuno.
Podría ayunar por 60 días pero, como son seguidos, no podré mantener a mi familia (el ayuno me debilita, y mi trabajo es físico, sin energía se transforma en increíblemente difícil). Es bastante difícil hacerlo durante Ramadán y ganar suficiente dinero (con la voluntad de Allah) para mantener a mi familia. ¿Qué opciones tengo? Conozco el hadiz que menciona que un hombre pobre se acercó al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) y se le dieron las opciones de liberar un esclavo o ayunar, pero como no podía hacer ninguna de las dos cosas se le dieron dátiles para dar a la familia más pobre, que era su familia, entonces él se los llevó a su familia. ¿Cómo aplicaría esto en mi caso? Soy alhamdulilah, no soy rico, pero tampoco soy pobre (la mayoría de las veces cobro un sueldo) –mi esposa y yo nos sentimos tremendamente culpables por lo que pasó. Por favor, ¡ayúdennos! También quisiera saber si uno debe ayunar 60 días por cada vez que tuvo relaciones durante el ayuno de Ramadán.

Alabado sea Allah. 

Nuestro consejo es que trate de ayunar durante dos meses seguidos durante días fríos o moderados cuando serán más cortos y será menos difícil para usted, o durante las vacaciones anuales que le otorga su empleador, y durante otras oportunidades que usted puede usar para esto. Si verdaderamente usted no puede ayunar, entonces está permitido que alimente a 60 personas pobres. Puede hacerlo en etapas, de acuerdo con sus posibilidades, hasta que haya alimentado a ese número de personas. Su esposa tiene que realizar una penitencia similar. Si el número de veces que tuvieron lugar las relaciones sucedió en días distintos, entonces debe ofrecer una penitencia por cada día en el que se rompió la santidad del mes sagrado. El autor de Kifaayat al-Taalib dijo: “El número de penitencias corresponde al número de días, y no al número de veces que fue repetido el acto durante un día antes del pago de cualquier penitencia. Este es el consenso (de los expertos)”. En Haashiyat al-Dasuqi se expresó que: “No se cuenta el número de veces que una persona comió o tuvo relaciones en un día”. El autor de Mughni al-Muhtaaj dijo: “La penitencia se cuenta según el número de malas acciones… (Quien tuvo relaciones en dos días diferentes, debe hacer penitencia dos veces)…porque cada día es distinto, un acto de adoración independiente, por lo tanto la penitencia de cada uno no puede estar combinada… Si las relaciones sexuales ocurrieron varias veces en un día, no se cuentan los actos por separado [es decir, una penitencia es suficiente].” Allah no carga a una persona con mas de lo que pueda tolerar.

 El hadiz al que usted se refiere en su pregunta, fue narrado por Abu Hurayrah (que Allah esté complacido con él) que dijo: “Mientras estábamos sentados con el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) se le acercó un hombre y le dijo: “Mensajero de Allah, ¡estoy perdido!” Él dijo: “¿Qué te ha pasado?” Él dijo: “Tuve relaciones con mi esposa mientras estaba ayunando”. El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) le preguntó: “¿Podrías encontrar a un esclavo para liberarlo?” Él dijo: “No”. Él preguntó: “¿Puedes ayunar por dos meses seguidos?” Él dijo: “No”. Él preguntó: “¿Puedes alimentar a 60 personas?” Él dijo: “No”. El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) se quedó callado. Mientras nosotros estábamos así (sentados), al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) le fue traído un recipiente con dátiles. Preguntó ¿Quién estaba preguntando? El hombre dijo: “Yo (aquí estoy)” El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) le dijo: “Tómalos y entrégalos como caridad”. El hombre dijo: “¿Quién es más pobre que yo?, ¡oh, Mensajero de Allah! No hay una familia entre los dos campos de lava (es decir, en Madinah) que sea más pobre que mi familia”. El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) sonrió hasta que se le pudieron ver sus muelas, y dijo: “Alimenta entonces a tu familia”. Reportado por al-Bujari, Fath, 1936).   

Según un informe narrado por Ahmad de ‘Aa’ishah (que Allah esté complacido con ella), mientras el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) estaba sentado a la sombra de un fuerte en Hassaan, un hombre se le acercó y dijo: “Fui quemado, ¡oh, Mensajero de Allah!” Él le preguntó: “¿Qué pasa?” Él dijo: “Tuve relaciones con mi esposa mientras estaba ayunando”. Ella [‘Aa’ishah] dijo: ésto sucedió en Ramadán. El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) le dijo: “Siéntate”, entonces él se sentó donde había un lugar en la reunión. Luego un hombre llegó con un burro que llevaba una canasta de dátiles en el lomo, y dijo: “Ésta es mi sadaqah (caridad) ¡Oh, Mensajero de Allah!” El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Llévalo y entrégalo en caridad”. Él dijo: “¿A dónde puede ir si no es para mi y mi familia? ¡Oh, Mensajero de Allah! Por Quien te ha enviado a Ti con la verdad, no puedo encontrar nada para mí y mi familia”. Él dijo: “Tómalo”. Entonces lo tomó. (al-Musnad 6/276).

Le pedimos a Allah, alabado y glorificado sea, que perdone nuestros pecados y trasgresiones y que acepte nuestro arrepentimiento, porque Él es Quien Acepta el Arrepentimiento, es el Más Misericordioso.

Sheij Muhammed Salih Al-Munajjid
Create Comments