Mon 21 Jm2 1435 - 21 April 2014
171287

Es válido que una persona ciega dirija la oración y no es desaconsejable

¿Puede una memorizador del Corán ciego dirigir la oración comunitaria? Por favor, respóndame con referencias del Corán y la Tradición Profética

Alabado sea Dios

Los juristas (que Allah tenga misericordia de ellos) están unánimemente de acuerdo en que es aceptable seguir a una persona ciega en la oración, ya sea que haya memorizado el Corán entero o no. Aunque algunos juristas consideraron esto como desaconsejable, el punto de vista correcto es que no es desaconsejable. 

El hecho que un ciego dirija la oración es válido está indicado por el reporte narrado por Abu Dawud (503), de Anas (que Dios esté complacido con él), de acuerdo al cual el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) designó a Ibn Umm Maktum para dirigir a la gente en la oración, que era un hombre ciego. Fue clasificado como bueno por al-Albani (que Allah tenga misericordia de él). 

Ibn Qudamah (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Con respecto al ciego, nosotros no conocemos ninguna diferencia de opinión entre los eruditos acerca de la validez de su oración cuando la dirige, aparte de lo que se narró de Anas, de acuerdo a lo cual él dijo: “¿Por qué lo necesitan?”. Y se narró de Ibn ‘Abbás que él dijo: “¿Cómo puedo yo dirigirlos en la oración cuando ellos corrigen mi postura hacia La Meca?”. Pero el reporte auténtico de Ibn ‘Abbás afirma que él dirigió a la gente en la oración cuando se había quedado ciego, como hizo ‘Utbán ibn Málik, Qatadah y Yábir. Anas dijo: “El Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) designó a Ibn Umm Maktum para dirigir la oración, y era un hombre ciego”. Narrado por Abu Dawud. Fin de la cita de Al-Mugni, 2/13. 

Dice en Mawsu’ah al-Fiqhíyah, 6/42: “No hay diferencia de opinión entre los juristas acerca de la validez de seguir a un ciego o un sordo en la oración, porque la ceguera o la sordera no son contrarias ni impedimento para ninguno de los actos y condiciones de la oración. Pero los hánafis y los hánbalis afirmaron claramente que es desaconsejable que una persona ciega dirija la oración, y los málikis afirmaron que si un hombre vidente y uno ciego son iguales en virtud, es preferible que la persona vidente dirija la oración, porque es más capaz de evitar las impurezas. Los sháfi’is dijeron: “El hombre ciego y el vidente son prácticamente iguales, porque el ciego no verá cosas que podrían distraerlo, por lo tanto estará más concentrado y humilde ante la oración, mientras que la persona vidente puede ver mejor las impurezas y es más capaz de evitarlas. Esto es, si la persona ciega no es descuidada. Pero si es descuidada, es decir, si no se higieniza adecuadamente, tal como si llevara vestimentas polvorientas, entonces el hombre vidente tiene más derecho a conducir la oración que él”. Fin de la cita. 

El punto de vista correcto es que es permisible que un hombre ciego dirija la oración y no es desaconsejable, a causa lo que se que ha mencionado arriba del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), cuando designó a Ibn Umm Maktum para dirigir la oración. Si fuera desaconsejable, él no lo habría designado para dirigir la oración, sino que habría designado a otra persona. 

As-San’áni (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “El reporte indica que es válido que una persona ciega dirija la oración, y que no es desaconsejable”. Fin de la cita de Subul as-Salam, 1/383. 

An-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “El punto de vista correcto de nuestros compañeros es que la persona vidente y la persona ciega son iguales, como fue afirmado por Ash-Sháfi’i. Y ellos estuvieron unánimemente de acuerdo en que no hay nada desaconsejable en que un ciego dirija la oración”. Fin de la cita de Shárh al-Muhaddáb, 4/181. 

El shéij ‘Abdullah al-Fawzán (que Dios lo preserve) dijo: “Ibn al-Mundir dijo: “Un hombre ciego dirigiendo la oración es lo mismo que un hombre que ve dirigiendo la oración. No hay diferencia entre ellos, y ambos están incluidos en el significado evidente de las palabras del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “Que quien tenga más conocimiento del Libro entre ustedes dirija la oración”. Por lo tanto, quien tenga más conocimiento del Corán es más merecedor de dirigir la oración”. 

Fin de la cita de Minah al-‘Allám Shárh Bulug al-Marám, 3/262. 

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments