Fri 25 Jm2 1435 - 25 April 2014
176304

Normas sobre rezar con ropas que tienen pelos de gato

Tengo algunos gatos en casa, y a causa de ello, algunas de mis ropas a menudo tienen pelos, a veces me doy cuenta y otras veces no. Una amiga me dijo que su maestra de religión le dijo que si rezamos cuando hay más de 3 pelos de gato en nuestras ropas, nuestras oraciones no son aceptadas. ¿Hay alguna fuente del Corán o algún reporte auténtico para afirmar esto?

Alabado sea Dios

Los gatos son puros, no son animales impuros para el ser humano ante la ley islámica. Esto es a causa de un reporte narrado por Abu Dawud (75), At-Tirmidi (92), An-Nasá’i (68) e Ibn Máyah (367) de Kabshah bint Ka’b ibn Málik, que Abu Qatádah entró cuando ella estaba preparando agua para que él hiciera la ablución menor. Un gato llegó a beber de esa agua, y él inclinó el recipiente para que el animal bebiera. Ella se quedó mirándolo y él le dijo: “¿Lo encuentras extraño, hija de mi hermano? El Mensajero de Dios (que Dios esté complacido con él) dijo: “Los gatos no son impuros, están entre los que van y vienen por vuestras casas”. Clasificado como auténtico por al-Albani en Sahih Abi Dawud, y en otras partes. 

At-Tirmidi dijo, comentándolo:

“Este es un reporte bueno y auténtico, y esta es la opinión de la mayoría de los eruditos entre los compañeros del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), y de sus seguidores y aquellos que vinieron después, tales como los imames Ash-Sháfi’i, Áhmad e Isjaq. Ellos no vieron nada de malo con el agua de la que el gato había bebido”. Fin de la cita. 

As-San’áni (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “En esta explicación, hay una indicación que Dios los considera en forma similar a los sirvientes en el hecho de que son cercanos a la gente de la casa, y pasan mucho tiempo en ella. Por lo tanto Dios ha facilitado las cosas para Sus servidores, enseñándoles que los gatos no son impuros, evitando dificultades innecesarias. El reporte indica que los gatos y el agua de la que ellos beben son puras para realizar la ablución (táhir)”. Fin de la cita de Subul as-Salam, 1/24. 

Si el agua de la cual el gato ya ha bebido es pura para hacer la ablución menor necesaria para rezar, entonces naturalmente su pelo también lo es. 

Ibn Qudamah (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“En el caso de todos los animales, las normas sobre su piel, pelo, sudor, lágrimas y saliva, son las mismas que las normas sobre el agua de la que ha bebido”. Fin de la cita de Al-Mugni, 1/46. 

De hecho el punto de vista correcto es que el pelo de todos los animales, sean comestibles o no, es puro (táhir), como fue afirmado por el Shéij al-Islam Ibn Taimíyah (que Allah tenga misericordia de él). 

Todo el pelo y las plumas son puros, ya sea que provengan de la piel de un animal cuya carne es lícito consumir o no, ya sea que el animal esté vivo o muerto. Este es el punto de vista más correcto entre los eruditos”. Fin de la cita de Maymu' al-Fatáwa, 21/38. 

Él también dijo: “La forma en la que crece el pelo es similar a aquella en la que crecen las plantas, y no en la que crecen los animales; se desarrollan, se nutren y crecen como plantas que no gozan de sentidos y no pueden moverse libremente a voluntad. Al igual que la madera, no se pudre cuando el animal muere, por lo tanto no se convierte en impuro cuando el animal muere”. Fin de la cita de Maymu' al-Fatáwa, 21/98. 

Es bien sabido que los gatos deambulan mucho, yendo y viniendo, por lo tanto indudablemente parte de su pelo se desprende, porque además también se frotan contra los muebles. Nosotros no conocemos nada acerca del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) que indique que él tomara precauciones para evitarlo o que instruyera a otros que lo hicieran, además del hecho de que dijo claramente: “Los gatos no son impuros”. 

Así, es bien sabido por lo que hemos mencionado que el pelo del gato es puro, y que no importa si algunos de ellos se pegan en tus ropas, ya sea que suceda cuando estés rezando o en otros momentos. 

Con respecto a la maestra que dice que si uno reza con más de tres pelos de gato en sus ropas su oración no es aceptada, esta es una afirmación inaceptable, porque no hay evidencia alguna para ella. Más bien, la evidencia demuestra lo contrario, como afirmamos arriba. 

Pero debemos llamar la atención sobre el hecho de que tener gatos en la casa puede conducir a la transmisión de algunas enfermedades, de acuerdo a lo que Dios quiso que fuera, y que por lo tanto es esencial tomar medidas como mantener la higiene. 

Y Allah sabe más.

Para más información, por favor consulte la respuesta a la pregunta No. 22373.

Islam Q&A
Create Comments