Fri 25 Jm2 1435 - 25 April 2014
19901

El Zakaah sobre el oro destinado al uso

Quisiera pedirles que me expliquen a mí y a mi hermano sobre el zakaah sobre el oro o las joyas de oro y plata destinadas al uso, que no son para la compra y venta. Algunas personas dicen que no hay zakkah sobre el oro que se usa, y otras dicen que se debe pagar sobre todo el oro, sin importar si es para su uso o comercialización, y que los hadices que dicen que existe el zakkah sobre el oro destinado al uso son más fuertes que los que dicen que no. Espero que puedan responder esta pregunta.

Alabado sea Allah. 

Los expertos están de acuerdo con que el zakkah es obligatorio sobre las joyas de oro y plata si se usan como adornos cuando es haraam usarlas, o si están destinadas para ser comercializadas, etc. Sin embargo, existen diferencias entre ellos si se trata de joyas que están permitidas, y son usadas o prestadas, como un anillo de plata o las joyas de las mujeres, o elementos que están permitidos para adornar las armas. Algunos expertos dicen que el zakkah es obligatorio sobre estos elementos porque se incluyen en el sentido general de la aleya (interpretación del significado):

“¡Oh, creyentes! Por cierto que muchos de los rabinos y monjes se apropian de los bienes ajenos sin derecho, y desvían  a los hombres del sendero de Allah. A aquellos que atesoren el oro y la plata y no contribuyan por la causa de Allah [pagando el Zakât correspondiente por sus bienes] anúnciales [¡Oh, Muhammad!] un castigo doloroso.” [al-Tawbah 9:34]

Al-Qurtubi dijo, en su tafsir de esta aleya: “Ibn ‘Umar explicó el significado de esto en Sahih al-Bujari, cuando un beduino le dijo: “Háblame sobre la aleya (interpretación del significado): “A aquellos que atesoren el oro y la plata”.  Ibn ‘Umar dijo: “(Significa) ¡Pobre de él! si los acumula y no paga zakkah sobre ellos. Esto sucedió antes de que (la orden para pagar) el zakkah fuera revelada, y cuando se reveló, Allah lo convirtió en un medio para la purificación de las riquezas”. (Narrado por al-Bujari, 2/111, ta’liqan; 5/204. Ibn Mayah, 1/569-570, no. 1787. Al-Bayhaqi, 4/82).

Hay otros hadices que implican lo mismo, como el hadiz narrado por Abu Dawud, al-Nasaa’i y al-Tirmidhi de ‘Amr ibn Shu’ayb de su padre y de su abuelo, que dijeron que una mujer se acercó al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) con su hija que lucía en sus brazos dos pesados brazaletes de oro. Él le preguntó: “¿Pagas zakkah sobre esto?” Ella respondió: “No” Él dijo: “¿Quieres que Allah los reemplace por brazaletes de fuego el Día de la Resurrección?” Entonces ella se los quitó y se los entregó al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) y le dijo: “Son para Allah y su Mensajero”.

(Narrado por Ahmad, 2/178, 204, 208; Abu Dawud, 2/212, no. 1563; al-Tirmidhi, 3/29-30, no. 637; al-Nasaa’i, 5/38, no. 2479, 2480; al-Daaraqutni, 2/112; Ibn Abi Shaybah, 3/153; Abu ‘Ubayd en al-Amwaal, p. 537, no. 1260; al-Bayhaqi, 4/140).

Abu Dawud narró en su Sunan, al-Haakim en al-Mustadrak y al-Daaraqutni y al-Bayhaqi en sus Sunans que ‘Aa’ishah (que Allah esté complacido con ella) dijo: “El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) se acercó a mí y vio anillos de plata en mis manos. Me preguntó: ¿Qué es esto, ‘A’ishah? Yo respondí: “Los hice hacer para adornarme para ti, ¡oh, Mensajero de Allah! Él dijo: ¿Pagas zakkah sobre ellos? Dije: “No” o “Lo que sea la voluntad de Allah” Él dijo: “Esto sería suficiente para que fueras al infierno”.

(Narrado por Abu Dawud, 2/213, no. 1565 – esta versión fue narrada por él; al-Daaraqutni, 2/105, 106; al-Haakim, 1/389-390; al-Bayhaqi, 4/139)

Fue narrado que Umm Salamah dijo: “Solía usar joyas de oro, y dije: “¡Oh, Mensajero de Allah! ¿Es esto kanz (dinero, el zakkah de lo que no ha sido pagado, cf. al-Tawbah 9:34)?” Él dijo: “Sobre todo lo que alcance el monto en el que el zakkah es obligatorio, se debe pagar. Así no habrá kanz””.

(Narrado por Abu Dawood, 2/212-213, no. 1564; al-Daaraqutni, 2/105; al-Haakim, 1/390; al-Bayhaqi, 4/83, 140).

Algunos expertos dijeron que no debía pagarse zakkah sobre ello, porque usándolas de un modo permitido se convierten en algo similar a las vestimentas y otros artículos, y no son como los productos que poseen un valor comercial. Ellos responden al significado general de la aleya [al-Tawbah 9:34], señalando que la práctica de los Sahaabah excluía al oro que se utilizaba como adorno. Fue reportado con un isnaad sahih que ‘Aa’ishah (que Allah esté complacido con ella) solía cuidar en su departamento a las hijas huérfanas de su hermano. Ellas tenían joyas de oro, pero ella no pagaba zakkah sobre éstas. Al-Daaraqutni narró con su isnaad de Asmaa’ bint Abi Bakr (que Allah esté complacido con ella) que solía adornar a sus hijas con joyas de oro, y no pagaba zaakah sobre ellas, aunque su valor era alto. (Sunan al-Daaraqutni, 2/109)

 Abu ‘Ubayd dijo en su libro al-Amwaal: “Ismaa’il ibn Ibraahim nos dijo, de Ayyub, de Naafi’, de Ibn ‘Umar, que desposaría a una de sus hijas por diez mil (como dote), de lo cual haría para sus joyas cuatro mil, y no pagaron zakkah por esto”. (Un informe similar fue narrado por al-Daaraqutni, 2/109; Abu ‘Ubayd in al-Amwaal, p. 540, no. 1276; al-Bayhaqi, 4/138).

Dijo: “Ismaa’il ibn Ibraahim nos dijo, de Ayyub, de ‘Amr ibn Dinaar, que dijo: “Le preguntaron a ‘Yaabir ibn ‘Abd-Allaah: “¿Se paga el zakkah sobre las joyas?” Él respondió: “No”. Le preguntaron: ¿Qué pasa si alcanza la cantidad de diez mil?” Él dijo: “Eso es mucho””. (Narrado por al-Shaafi'i en al-Musnad (editado por al-Sindi), 1/228, no. 629; al-Umm, 2/41; también narrado por Abu ‘Ubayd in al-Amwaal, p. 540, no. 1275; al-Bayhaqi, 4/138).

La opinión más acertada de éstas dos posiciones es que el zakaah sobre las joyas es obligatorio si alcanza el nisaab (monto de riqueza en el que el zakkah se convierte en obligatorio), o si el dueño posee suficiente oro, plata y mercaderías para completar el nisaab –debido al significado general del hadiz que dice que el zakkah es obligatorio sobre el oro y la plata. Por lo que sabemos, no existe ningún hadiz sahih que excluya a las joyas. Los hadices de ‘Abd-Allaah ibn ‘Amr ibn al-‘Aas, ‘Aa’ishah y Umm Salamah citados anteriormente lo mencionan, y son hadices aceptables que no tienen una crítica válida con respecto a sus isnaads, por lo tanto debemos actuar según lo que ellos dicen. Aunque al-Tirmidhi y Ibn Hazm los consideraban da’if (débiles), no existe evidencia sólida sobre esto, según lo que nosotros sabemos. Debemos señalar que al-Tirmidhi (que Allah tenga piedad de él) podría ser excusado por lo que dijo, ya que él citó el hadiz de ‘Abd-Allaah ibn ‘Amr con un isnaad da’if, pero fue narrado por Dawud, al-Nasaa’i e Ibn Mayaah con un isnaad sahih diferente que al-Tirmidhi que probablemente no descubrió.

Y Allah es fuente de fortaleza.

Que Allah bendiga a nuestro Profeta Muhammad y a su familia y compañeros, y les otorgue paz.

Comisión Permanente de Investigación y Emisión de Fatwas, 9/264.
Create Comments