20227: Quiere casarse con una cristiana


Me gusta una chica y vamos a casarnos en el futuro. Mis padres están totalmente de acuerdo con mi decisión y sus padres también. Todo está marchando bien. El problema que yo encuentro con esto es que ella es cristiana. Cuando discutimos juntos, yo le pido que abrace el Islam, y se me ha dado mucha información acerca del Islam para que ella pueda entender todo, pero al parecer ella no quiere abrazar el Islam. Ella me ha dicho que “yo soy una cristiana muy fuerte, y simplemente no puedo aceptar ninguna otra fe que el cristianismo; no puedo hacerme musulmana”. Ella no come cerdo, no bebe, y es casta, con sentimientos verdaderos y un corazón limpio. Es cierto que ella no tiene nada contra mi fe. Ella está de acuerdo en aceptarme con mi fe y ella quiere que yo acepte su fe también, y nuestros hijos serían musulmanes. Esto es lo que hemos decidido. Algunos de mis amigos me aconsejaron forzarla a abrazar el Islam, que la amenace diciéndole “no me casaré contigo si no abrazas el Islam”. Esto es lo que mi amigo me aconseja, pero según yo me doy cuenta, esto no sería justo en absoluto. Por favor dígame qué debo hacer, ¿Debo forzarla a convertirse al Islam? Yo pienso que para abrazar el Islam ella debe sentir que Dios es Único, y debe sentirlo de verdad, y no de forma simulada. Yo no quiero forzarla a convertirse al Islam porque tengo miedo de que si ella se convierte al Islam sólo para complacerme, sólo para casarse conmigo, yo habré cometido un pecado. Yo quisiera que ella se convirtiera al Islam con una convicción verdadera de que Dios es Único. Yo estoy haciendo mi mejor esfuerzo para proveerle conocimiento del Islam y mostrarle el camino recto. Por favor dígame, ¿debería forzarla? Y si ella rehúsa convertirse al Islam, ¿Puedo casarme con ella? ¿Podemos casarnos y vivir como marido y mujer?

Alabado sea Dios

Dios ha permitido a los musulmanes casarse con judías y cristianas, con la condición de que ellas sean castas y eviten las relaciones sexuales inmorales, y que quien oficie como guardián de la mujer durante el matrimonio sea musulmán. Dios dijo (traducción del significado):

Hoy se os ha permitido todo lo beneficioso. El alimento [animales sacrificados] de quienes han recibido el Libro [la Torá y el Evangelio] es lícito para vosotros, y vuestro alimento es lícito para ellos. Y [se os ha permitido casaros con] las mujeres recatadas de entre las creyentes y las recatadas de entre aquellos que recibieron el Libro antes que vosotros [judíos y cristianos], a condición de que les deis su dote para casaros con ellas, no para fornicar o tomarlas como amantes. Y quien reniegue de su fe, sus obras habrán sido en vano, y en la otra vida se contará entre los perdedores” (Al-Má'idah 5:5). 

Lo que esto significa por ser casta es que se abstenga de mantener relaciones sexuales inmorales. 

Ibn Kázir dijo:

“Este es el punto de vista de la mayoría, y es la opinión más correcta, de tal manera que además de no ser musulmana no sea también corrupta, lo cual agregaría más problemas potenciales al marido. El significado evidente del verso es que la castidad significa que debe abstenerse de mantener relaciones sexuales ilícitas”. Tafsir Ibn Kázir, 3/55. 

La condición de que quien oficie como guardián de la mujer debe ser musulmán está indicada en el verso (traducción del significado): 

Dios no concederá a los incrédulos la victoria sobre los creyentes” (An-Nisá', 4:141). 

De cualquier forma, nosotros no te aconsejamos casarte con una mujer cristiana, de la misma manera que no te aconsejamos casarte con cualquier mujer musulmana. Porque la vida de casados no debe estar basada solamente en la belleza y la atracción. El musulmán sabio debe buscar con perspicacia y mirar más allá de eso, pensando en que cuando él esté ausente su hogar esté en buenas manos, porque él necesita también criar a sus hijos, y él no será capaz de encontrar todo eso junto excepto en una mujer que sea devota musulmana.

Se narró de Abu Hurairah que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Los hombres buscan casarse con las mujeres por cuatro cosas: por su riqueza, por su linaje, por su belleza, y por su compromiso religioso. Escojan a la mujer que es religiosa, y así prosperarán”. Narrado por al-Bujari, 4802; Muslim, 1466. 

El imam An-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“El significado correcto de este reporte es que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), describió lo que la gente suele hacer, porque ellos buscan estas cuatro características, la última de las cuales en su punto de vista es el compromiso religioso. Pero nosotros, que buscamos la guía de Dios, debemos buscar al revés, a la mujer religiosa en primer lugar. Sin embargo, esto es una recomendación, y no una orden absoluta. 

Este reporte nos anima a conservar la compañía de la gente que está comprometida con su religión en todos los ámbitos, porque quien mantiene la compañía de la gente religiosa se beneficiará de su moral y de su buena actitud, de sus bendiciones y de su conocimiento, y estará libre de engaños o traiciones por parte de ellos”. Fin de la cita de Shárh Muslim, 10/52. 

Sin embargo, casarse con una cristiana puede conducir a problemas, algunos de los cuales son: 

1 – Él puede terminar cediendo a presiones a expensas de su religión, especialmente si ella está muy comprometida con su religión. Esto puede significar por ejemplo, que ella cuelgue cruces, ídolos o imágenes religiosas, o que lleve a los niños a una iglesia donde las hay, y donde hay gente que adora estas falsedades, donde obviamente esos niños no estarán seguros. 

2 – Es probable que siguiendo las normas de su propia religión ella no se higienice apropiadamente al terminar su período, o no le avise al marido cuándo deben abstenerse de mantener relaciones porque ella ha comenzado a menstruar; de esta forma, es posible que ella lo lleve a cometer una transgresión contra la ley islámica porque al no darle ella la importancia que merece. 

3 – Es probable que ella ponga al musulmán en una situación embarazosa a causa de la actitud que conllevan las creencias y costumbres de los cristianos de hoy en día con respecto a la vestimenta decente, o que hable libremente con hombres extraños que pueden estar cortejándola. 

4 – El Estado y el gobierno en los países occidentales de donde estas mujeres provienen puede favorecerlas de forma injustificada y desproporcionada con respecto a la custodia de los hijos y los derechos sobre los bienes, en caso de que surja una disputa o tenga lugar el divorcio. Esto hará crecer a los niños en una familia desunida y los alejará más aún del Islam. Casos así son muy conocidos, demasiados para mencionarlos.  

Un escritor musulmán escribió:

“Casarse con una cristiana es un acto riesgoso que puede conducir a los niños a la incredulidad. ¿Y quién aceptaría esto de buen grado?”. 

Te aconsejamos buscar a una mujer que esté comprometida con tu misma religión, si quieres un matrimonio a salvo de esos problemas. 

En segundo lugar, no es permisible para el musulmán forzar a su esposa cristiana (si se casa con ella) a que se convierta al Islam. Dios dijo (traducción del significado): 

No está permitido forzar a nadie a creer. La guía se ha diferenciado del desvío. Quien se aparte de Satanás y crea en Allah, se habrá aferrado al asidero más firme [el Islam], que nunca se romperá. Y Allah es Omnioyente, Omnisciente” (Al-Báqarah 2:256). 

Ibn Kázir (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Dios dijo: “No hay imposición en asuntos de religión”. Esto significa que no está permitido forzar a nadie a ingresar al Islam, porque sus evidencias son claras, y no hay necesidad de violentar a nadie para que se convierta, sino que más bien Dios guía a la persona al Islam y abre su corazón y lo ilumina para que se convierta con convicción. Pero la persona a la cual Dios le ciega su corazón y sella sus oídos y su vista a la evidencia, no se beneficiará tampoco de ser forzada a convertirse. Y se ha dicho que la revelación de este verso ocurrió a causa de algunos de los musulmanes de Medina; sin embargo, su significado es el de una norma general”. Tafsir Ibn Kázir, 1/311. 

Te aconsejamos entonces, no insistir con esta relación y rezar a Dios para que te guíe a lo que sea mejor para ti en tu bienestar espiritual. Porque cualquier cosa a la que el musulmán renuncia por causa de Dios, Dios se lo compensará con algo mejor. 

Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments