Sat 19 Jm2 1435 - 19 April 2014
210

Alimentos producidos en Occidente, como la gelatina.

Durante mucho tiempo, mi comunidad y yo hemos estados preocupados por el tema relacionado con los alimentos, como la gelatina, los mono y diglicéridos, la pepsina y el cuajo. Todos estos elementos se encuentran en nuestros alimentos en la actualidad, y todavía no sabemos qué es lo que podemos comer, y cuál es la razón. Por favor, bríndenme una respuesta detallada para terminar con este problema.

Alabado sea Allah. 

Allah ha bendecido a Sus siervos creando para ellos todo tipo de provisiones sobre la tierra, y Él les ha permitido comer todo lo que es (halaal) permitido y bueno; esto incluye muchas cosas, no está limitado. Allah dice (interpretación del significado):

¡Oh, humanos! Comed de lo bueno y lícito que hay en la Tierra y no sigáis los pasos de Satanás, porque él es para vosotros un enemigo manifiesto.” [al-Baqarah 2:168]

Allah prohíbe sólo un número limitado de alimentos, como dice (interpretación del significado):

Di: No encuentro en lo que me ha sido revelado otra cosa que se prohíba comer salvo la carne del animal muerto por causa natural, la sangre derramada, la carne de cerdo porque es una inmundicia vedada, y la carne de todo animal que por desvío haya sido sacrificado invocando otro nombre que no sea el de Allah. Y quien [en caso extremo por hambre] se vea forzado [a ingerir algo de lo vedado] pero sin intención de pecar o excederse, que sepa que tu Señor es Absolvedor, Misericordioso.” [al-An’aam 6:145]

El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) prohibió la ingesta de cualquier animal carnívoro que tenga colmillos, y de cualquier ave que tenga garras. (Narrado por Muslim, 6/60)

Y prohibió la carne de los burros (domésticos). (Narrado por al-Bujari en al-Fath, no. 4215).

De los alimentos que se encuentran en la actualidad, algunos son claramente haraam, como la carne mortecina [de un animal que ha muerto naturalmente, en oposición a ser sacrificado apropiadamente] y el cerdo. Algunos alimentos podrían contener ingredientes y derivados que provienen de fuentes haraam, entonces, debemos averiguar de dónde provienen, para saber cuáles son las reglas que los rigen. La gelatina, que ha sido mencionada en la pregunta, puede provenir de la piel, los músculos y los huesos de animales haraam, como los cerdos. Por lo tanto, la gelatina que deriva del colágeno que proviene de los cerdos es haraam, porque es como si el cerdo hubiera sido convertido en sal. La opinión más acertada dice que esto es haraam aún cuando ha cambiado su naturaleza, siempre y cuando originariamente provenga de un cerdo, que es haraam.

Las grasas utilizadas en las comidas provienen de recursos vegetales o animales.

Si provienen de recursos vegetales, son halal, siempre y cuando no hayan sido mezclados con algo que sea impuro (nayyis), o con algo que pudiera contaminarlos. Si provienen de recursos animales, son de animales que tenemos permitido comer o de aquellos que no tenemos permitido comer.

Si provienen de un animal que sí podemos comer, entonces se siguen las mismas reglas utilizadas al comer la carne de ese animal.

Si provienen de un animal que es haraam, como los cerdos, entonces, miramos si ha sido utilizado en la comida o con otros propósitos.

Si son utilizados con propósitos no alimenticios, por ejemplo, muchas grasas se utilizan para la fabricación de jabones, entonces hay una diferencia entre las opiniones de los expertos, pero la más acertada dice que es haraam.

Si son utilizadas en alimentos, por ejemplo, la grasa de cerdo (manteca de cerdo) se utiliza para realizar dulces y otras comidas, esto es haraam.

Con respecto al queso, si está hecho con la leche de un animal que nosotros tenemos prohibido comer, también está prohibido comerlo, según el consenso de los expertos. Si está hecho con la leche de una animal que sí tenemos permitido comer, y sabemos que está fabricado con el cuajo que deriva de un animal sacrificado según la shari’ah, y no ha sido mezclado con ninguna nayasah (impureza), entonces, puede ingerirse.

Si deriva del cuajo de carne mortecina, existen diferencias entre las opiniones de los expertos en si está permitido comerlo o no, sin embargo, la opinión más acertada dice que es haraam.

Si está hecho con el cuajo de un recurso inherentemente nayis (impuro), como el cuajo derivado de los cerdos, no debe comerse.

Vea Ahkaam al-At’imah fi’l-Shari’ah al-Islamiyyah de al-Tariqi, p. 482.

En muchos casos, estos temas no están demasiado claros para los musulmanes (no conocen las fuentes de las que provienen los ingredientes de los alimentos). En estos casos, es mejor temer a Allah y ser precavidos. Evitar las cosas dudosas es preferible a usarlas en dichas circunstancias, como se expresa en el hadiz narrado por al-Nu’maan ibn Bashir (que Allah esté complacido con él) que dijo: Escuché que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo –y al-Nu’maan señaló sus orejas- “Aquello que está permitido es simple, y todo lo que no está permitido es simple, y entre los dos existen asuntos dudosos sobre los que no mucha gente sabe. Por lo tanto, el que evita los asuntos dudosos preserva su religión y su honor; sin embargo, el que comete actos dudosos, cae en lo que es ilícito, como el pastor que pasta alrededor de un santuario, todo alrededor excepto allí adentro. Es verdad que cada rey tiene un santuario, y es verdad que el santuario de Allah son Sus prohibiciones. Es verdad que en el cuerpo hay un pedazo de carne que, si está sano, hace que todo el cuerpo esté sano, y si está corrompido, todo el cuerpo estará corrompido. Este es el corazón”.

(Narrado por Muslim, 1599).

Por lo mencionado anteriormente, aprendemos que el principio básico relacionado a la comida, es que ella es halaal, excepto por los elementos de los que hay evidencia clara (dalil) de que son haraam, como la carne mortecina, la sangre, los animales sacrificados para otro que Allah, y la carne sobre la cual no se pronunció el nombre de Allah en el momento del sacrificio.

Con respecto a los alimentos mencionados en la pregunta: si se comprueba que poseen ingredientes derivados de fuentes haraam, es necesario evitarlos, si no es así, no es necesario evitarlos. Si usted no está seguro si los alimentos contienen algo haraam o no –sin ser paranoico o sucumbir a las waswaas (susurros insinuantes de Satán)- entonces, es preferible que los evite, como una precaución, debido al temor a Allah.

Y Allah sabe mejor.

Islam Q&A
Create Comments