Wed 23 Jm2 1435 - 23 April 2014
21673

؟Deberيa concentrarse en purificar su corazَn o en hacer actos voluntarios (naafil)?

؟Qué es mلs importante: ocuparse de los sentimientos y pensamientos que le desagradan a Allah, como la envidia destructiva, el odio, la arrogancia, la presunciَn, la exagerada autoestima, la dureza de corazَn, etc., que forman el mal que reside en el corazَn; o enfocarse en hacer hechos voluntarios externos como la oraciَn, el ayuno y otros actos de adoraciَn y cumplimiento de los votos, aunque esas otras cosas sigan presentes en el corazَn? Aconséjenos, y que Allah los recompense con bendiciones.

Alabado sea Allah.  

Algunas de las acciones mencionadas son obligatorias, y aquellas cosas que son obligatorias deben tener prioridad, como dice Allah de acuerdo al hadiz qudsi narrado por Su Mensajero (que la paz y las bendiciones de Allah estén con él): “Mi siervo no se acerca a Mي con nada que Yo ame mلs que las tareas religiosas que le he encomendado”.  Luego dice: “Mi siervo se acerca a Mي con obras voluntarias hasta que Yo lo amo”.   Los actos externos no son vلlidos ni aceptables a menos que estén acompaٌados por una actitud apropiada del corazَn, ya que el corazَn es como el rey y las facultades fيsicas son como sus tropas.  Si el rey es perverso, sus tropas también lo serلn.  Por lo tanto el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah estén con él) dijo: “Si una parte del cuerpo es sana, todo el cuerpo estarل sano, y si es corrupta entonces todo el cuerpo serل corrupto”.  De forma similar, las acciones (ocultas) del corazَn afectan inevitablemente las acciones externas (visibles).  Por lo tanto se le debe dar prioridad a lo que es mلs obligatorio, como evitar la envidia destructiva y la arrogancia, porque es mلs esencial que hacer ayunos voluntarios. Acciones que se describen como externas o fيsicas pueden ser mejores, como por ejemplo la oraciَn nocturna (qiyaam al-layl), que es mejor que simplemente evitar algunos pensamientos que pueden cruzarse por la mente como celos (no destructivos), etc.  Las acciones internas y externas se apoyan una a la otra. La oraciَn evita que uno haga acciones perversas y el enojo de Allah, y tiene otros efectos importantes. La oraciَn es la mejor de las acciones junto con la caridad.  Y Allah sabe mejor.

Sheij al-Islam Ibn Taymiyah (que Allah tenga misericordia de él), Maymu’ al-Fataawa, 6/381 

 

Por lo tanto, no existe separaciَn entre corregir lo que es interno y corregir lo que es externo o fيsico.

Las acciones externas de adoraciَn que una persona realiza con sus facultades fيsicas (si las hace por amor a Allah) sin duda afectarلn su naturaleza interna.

Por ejemplo, el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) dijo: “؟No les informaré acaso sobre algo que pueda quitar la maldad del corazَn? Ayunar tres dيas al mes”.  (Narrado por al-Nasaa’i, 2386; clasificado como sahih por al-Albaani en Sahih al-Nasaa’i, 2249).  La maldad del corazَn se refiere al rencor, al odio y a la envidia destructiva.

Uno de los remedios mلs importantes para las enfermedades del corazَn es estudiar y reflexionar sobre los textos que incluyen advertencias hacia el que deja que estas enfermedades se enconen en su corazَn, como el hadiz en el que el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean sobre él) dijo: “Nadie que tenga el peso de un لtomo de arrogancia en su corazَn entrarل al Paraيso”.  (Narrado por Muslim, 91). 

Y el hadiz que dice que el Infierno dirل: “Mi habitante es el arrogante”. (Narrado por al-Bujari, 4850; Muslim, 2846) 

Y el hadiz: “El Dيa de la Resurrecciَn, los arrogantes se juntarلn como hormigas en la forma de hombres”.  (Narrado por al-Tirmidhi, 2492; clasificado como hasan por al-Albaani en Sahih al-Tirmidhi, 2025). 

El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah estén con él)  dijo: “La enfermedad de las naciones que los precedieron ha empezado a expandirse entre ustedes: la envidia destructiva y el odio.  Ellos son los rasuradores. No me refiero a los que se rasuran el pelo, pero sي a los que rasuran el compromiso religioso.  Por Aquel en Cuya mano estل mi alma, no entrarلn en el Paraيso hasta que crean, y no creerلn hasta que se amen unos a otros.  ؟No les diré algo que si lo hacen, se amarلn unos a otros?  Difundan (el saludo del) salaam entre ustedes”.  (Narrado por al-Tirmidhi, 2510; clasificado como hasan por al-Albaani in Sahih al-Tirmidhi, 2038). 

Quien reflexiona con verdadera comprensiَn sobre tales advertencias, sobre las enfermedades del corazَn, sin duda lucharل por limpiar su corazَn de las mismas, y buscarل ayuda al hacerlo, realizando acciones externas, orando a su Seٌor para que limpie su corazَn del odio, la envidia destructiva, rencor y demلs, como dice Allah en el Corلn, describiendo la oraciَn de los creyentes:

 “Quienes les sucedieron dijeron: ،Oh Seٌor nuestro! Perdَnanos, a nosotros y a nuestros hermanos que nos han precedido en la fe. No infundas en nuestros corazones rencor hacia los creyentes ،Seٌor nuestro!, Tْ eres Compasivo, Misericordioso.” [59:10] 

Y Allah sabe mejor.  Que Allah bendiga a nuestro Profeta Muhammad.

Islam Q&A
Create Comments