22248: Juan, el Profeta de Dios


¿Podría usted darme alguna información acerca del profeta Juan (la paz sea con él)?

Published Date: 2015-10-14

Alabado sea Dios.

El shéij Ash-Shanqiti (que Allah tenga misericordia de él) dijo sobre el verso: “[Cuando su hijo alcanzó la pubertad, le dijimos:] ¡Oh, Juan! Aférrate al Libro con firmeza…” (Mariam, 19:12):

“Esto significa que se aferre a la Torah, es decir tomándola con seriedad y esforzándose en seguir sus preceptos. Esto se hace por ejemplo, entendiendo correctamente su texto y actuando en base a sus enseñanzas en todos los aspectos, creyendo en sus pilares básicos, considerando permisible lo que ella permite y considerando como prohibido lo que ella prohíbe, aferrándose a su código de conducta, aprendiendo de sus lecciones y de sus historias, y cualquier otra forma de apego a ella. La mayoría de los exégetas afirmaron que lo que en este verso significa ‘el Libro’ (al-kitab), era la Torah.

Dios dijo (traducción del significado):

Y le concedimos la sabiduría desde pequeño” (Mariam, 19:12).

Los eruditos tienen varias opiniones sobre lo que significa aquí la sabiduría, aunque todas estas opiniones son cercanas en su significado y refieren a una misma cosa, que es que Dios le dio la comprensión correcta de las Escrituras, y que por eso él las comprendió y actuó en base a ellas aun cuando era un niño.

Dios dijo (traducción del significado):

Hicimos de él un joven clemente y puro…” (Mariam, 19:13).

Esto es mencionado junto con lo de la sabiduría, es decir, Dios le concedió la simpatía y la compasión. La palabra ‘Hanán’ significa también misericordia, o también empatía. Esta palabra es ampliamente usada entre los árabes para referirse a la compasión, por ejemplo en la expresión ‘hanán akwaha nani kaya Rabb’, significando ‘Oh, Dios, te pido misericordia’.

Dios dijo (traducción del significado):

y fue piadoso” (Mariam, 19:13).

Esto es mencionado a continuación, y significa que él estaba libre del pecado de la desobediencia, porque obedecía a Dios y se acercó a Él haciendo lo que a Dios le complace.

Dios dijo (traducción del significado):

Benevolente con sus padres…” (Mariam, 19:14).

La palabra ‘barr’ hace referencia a quien cumple con sus deberes, y se refiere a quien realiza actos de bondad, como honrar a los padres, ser gentil con los desposeídos, etc.

“…no fue soberbio ni desobediente” (Mariam, 19:14).

Esto significa que Juan era una persona humilde, que obedecía a Dios y a sus padres. Él fue uno de los servidores humildes y obedientes de Dios, y también lo era con sus padres. Esto fue afirmado por Ibn Yarir. La palabra ‘arrogante’ (Yabbár) es usada aquí por oposición, y en árabe significa la persona déspota y opresora que maltrata a los demás. Y por cierto la persona que es arrogante con la gente es descripta en la lengua árabe como ‘yabbár’.

Dios dijo (traducción del significado):

La paz fue con él el día que nació, el día que falleció y será con él el día que sea resucitado” (Mariam, 19:15).

Ibn Yarir dijo: “‘La paz sea con él’ significa que su alma esté a salvo. El significado evidente aquí es que “La paz fue con él el día que nació” es un saludo de Dios para Juan, significando que se cuenta entre los salvos.

En el capítulo Aal ‘Imrán, Dios dijo (traducción del significado):

…Juan, quien corroborará la Palabra de Allah, será noble, casto, y un Profeta virtuoso” (Aal ‘Imrán, 3:39).

La palabra ‘sayyid’ significa señor, es decir la persona que es obedecida y seguida por una gran cantidad de gente.

La palabra ‘husur’, significa que él se mantuvo alejado de las mujeres aun cuando era capaz de casarse, y que hizo esto como un acto de devoción a Dios. Esto era permisible de acuerdo a su legislación, aun cuando la tradición del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) es casarse y no permanecer en celibato.

En la frase “…y un Profeta virtuoso”, la palabra ‘Profeta’ proviene de la palabra ‘naba'’, que significa noticias importantes, porque la Revelación contiene buenas nuevas de Dios. Los rectos son aquellos cuyas creencias, acciones, palabras e intenciones son honradas. La rectitud es lo opuesto de la inmoralidad o la corrupción. Dios describió a Juan como una persona recta, y lo describió también como profeta en una forma similar en el capítulo Al-An’ám, cuando dijo (traducción del significado):

Y a Zacarías, Juan, Jesús y Elías; todos ellos se contaron entre los justos” (Al-An’am, 6:85).

Adaptado en base a una cita de Adwá’ al-Baián, 4/245-252
Create Comments