en

2283: Normas sobre el vinagre de vino


¿Es lícito el vinagre de vino? Considerando que todo vinagre se hace de la fermentación alcohólica, y que el vinagre se supone que es lícito en el Islam.

Alabado sea Dios

El vinagre es un comestible básico y bien conocido, hecho con vino en el cual la composición química ha cambiado, y su sabor ya no es dulce sino ácido o agrio. 

Yábir (que Dios esté complacido con él) reportó que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Qué gran alimento es el vinagre” (Reportado por Muslim, 3/1623). 

Cuando el vino se convierte en vinagre por sí mismo, sin ningún tratamiento deliberado para que cambie, es permisible ponerlo en las comidas, beberlo y utilizarlo, de acuerdo al consenso de los eruditos, a causa del reporte que hemos citado arriba. 

Pero si el vino se ha convertido en vinagre a causa de un tratamiento deliberado, agregándole vinagre, cebollas, sal, etc., o por algún otro proceso, en este caso los eruditos (que Allah tenga misericordia de ellos) difieren acerca de su es permisible o no. 

Los sháfi’is, hánbalis y algunos de los málikis dicen que no es permisible convertir deliberadamente el vino en vinagre, porque entonces no es puro. La evidencia para esto es el reporte de Anas ibn Málik (que Dios esté complacido con él) quien dijo: “Le preguntaron al Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) sobre si podían usar vino para hacer vinagre. Él dijo: “No”. Narrado por Muslim. 

Abu Talhah (que Dios esté complacido con él) reportó que el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) fue consultado sobre unos huérfanos que habían heredado vino. Él dijo: “Derrámenlo”. Le preguntaron: “¿Pueden hacer vinagre con él?”. Él respondió: “No”. Narrado por Muslim. 

Las razones para esto es que Dios, glorificado y exaltado sea, nos ordenó evitar el vino. Conservarlo y tratarlo hasta que se convierta en vinagre significa manipularlo e involucrarse con él, almacenándolo para beneficiarnos de ello, y esto no está permitido. 

Está permitido para el musulmán comprar vinagre a alguien que lo vende, a menos que se de cuenta que fue producido fabricando vino, por medio de un proceso deliberado. ‘Umar (que Dios esté complacido con él) dijo: “…no hay nada de malo con un hombre que compra vinagre a la Gente de las Escrituras si ellos lo venden, en tanto sepa que ellos no fabricaron vino para ello mediante un proceso deliberado”. Al-Mugni, 8/330. 

Y Allah sabe más. 

Bidáiat al-Muytáhid li Ibn Rushd, 1/461; Kashsháf al-Qiná’ li al-Bahwati, 1/187; Fáth al-Qadír li Ibn al-Hammám, 8/166; Al-Maymu’ li an-Nawawi, 1/225; Al-Mugni li Ibn Qudamah, 8/319.

Shéij Muhámmed Salih al-Munáyyid
Create Comments