2912: ¿Quiénes son los judíos y cristiano que entrarán al Paraíso?


Por ahora, no tengo los recursos para citar exactamente el verso coránico, ni podría decirle en qué capítulo está. En cualquier caso, creo que es un verso conocido. Yo entiendo poco de lengua árabe, y por eso la encontré en inglés. El verso puede interpretarse como sigue:
“…los judíos que creen en Dios, los musulmanes y los cristianos, no tendrán nada que temer (en el Día del Juicio)”.
No recuerdo exactamente la frase. Ahora, mi pregunta es, ¿esto es un error de traducción? Porque se me ha dicho que los judíos y los cristianos en general no ingresarán en el Paraíso en el Más Allá. Entonces, ¿cómo podemos entender este verso?

Published Date: 2015-11-30

Alabado sea Dios.

A lo que te refieres en tu pregunta es a lo mencionado en dos versos similares en el Corán. El primero de ellos es (traducción del significado):

Por cierto que quienes creyeron [en los Mensajes que trajeron los Profetas anteriores a Moisés], los judíos, los cristianos y los sabeos que hayan tenido fe en Allah y en el Día del Juicio, y hayan obrado correctamente tendrán su recompensa junto a su Señor, y no temerán ni se entristecerán” (al-Báqarah 2:62).

El segundo verso es (traducción del significado):

Por cierto que quienes de entre los creyentes, judíos, sabeos y cristianos crean en Allah y en el Día del Juicio, y obren con rectitud no temerán ni se entristecerán” (al-Má'idah 5:69).

Para aclarar el significado de estos versos debemos remitirnos a los eruditos comentaristas del Corán. El gran erudito Imam Isma’íl ibn Kázir (que Allah tenga misericordia de él), dijo en su Tafsir sobre el capítulo al-Báqarah:

“Dios, glorificado y exaltado sea, señaló que cualquiera de las naciones previas que haya hecho el bien y fueran obedientes, tendrían una buena recompensa, y este era el caso de aquellos que siguieron al Profeta Iletrado (Muhámmad, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) hasta que la Hora llegue. Estarán en una eterna felicidad, y no temerán lo que enfrenten, ni lamentarán lo que han pasado. Como Dios dijo (traducción del significado):

Por cierto que los creyentes sinceros no temerán ni se entristecerán [el Día del juicio]” (Yunus 10:62).

Y Dios también nos dijo que los ángeles dicen a los creyentes en el momento de la muerte (traducción del significado):

Por cierto que quienes dicen: “Nuestro Señor es Allah” y obran correctamente, descienden sobre ellos los Ángeles [en la agonía de la muerte y les dicen:] No temáis [a la muerte y a lo que vendrá después de ella] ni os apenéis [por la separación con vuestros familiares], sino alegraos con el Paraíso que se os prometió [como recompensa]” (Fússilat 41:30).

En lo que a los judíos concierne, su fe significaba creer en la Toráh (la original), y seguir el camino de Moisés hasta que Jesús llegó (la paz sea con ellos), después de lo cual quien siguiera la Toráh y el camino de Moisés y no dejara esto para seguir a Jesús, estaría condenado. En lo que respecta a los cristianos, su fe significaba seguir el Evangelio (el original) y seguir las enseñanzas de Jesús, y quien hiciera esto era un creyente cuya fe era aceptable ante Dios, hasta que Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) llegara, y después de lo cual quien no siguiera a Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y dejara el Evangelio y las enseñanzas de Jesús que había seguido antes, estaría condenado.

El verso (traducción del significado):

Quien siga una religión diferente al Islam [el sometimiento a Dios] no se le aceptará, y en la otra vida se contará entre los perdedores” (Ali ‘Imrán 3:85).

Es una afirmación de que Dios no aceptará otra religión que la sumisión a Dios (Islam), ni ninguna enseñanza o práctica después de haber enviado a Su Último Profeta, excepto aquellas que estén de acuerdo con el Mensaje que Él le entregó a Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Antes de esto, sin embargo, cualquiera que siguiera al profeta de su tiempo estaba en el camino recto de la salvación. Tal es el caso de los judíos que siguieron a Moisés (la paz sea con él) y se remitieron a la Torá para juzgar según ella. Cuando Dios envió a ‘Isa (la paz sea con él), los Hijos de Israel estaban obligados a seguirle y obedecerle, y así quienes le siguieron se convirtieron en los cristianos. Cuando Dios envió a Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) como el Último Profeta y un Mensajero para todos los hijos de Adán, toda la humanidad que fuera testigo de su Mensaje estaba obligada a seguirlo y obedecerle, y abstenerse de lo que había prohibido. Aquellos que lo hicieron eran verdaderos creyentes. La comunidad de Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) fue llamada ‘comunidad de creyentes’ a causa de su fe y sus convicciones, y porque creyeron en todos los profetas pasados y en los eventos profetizados que todavía no habían sucedido”.

Comentando el verso de Surat al-Báqarah, Ibn Kázir (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

“Lo que significa es que cada grupo que creyó en Dios y en el Último Día, que es el Día designado para la Retribución, y realizó por ello buenas obras. Pero después de que Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) fuera enviado tanto a la humanidad como a los genios, la verdadera fe sólo puede estar de acuerdo con el mensaje de Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Quien siga su camino no temerá el futuro ni se lamentará, ni será dejado atrás”.

Shéij Muhámmed Salih al-Munáyyid
Create Comments