Wed 23 Jm2 1435 - 23 April 2014
31819

Descripción de la ‘Umrah

Deseo saber con detalles qué es la ‘Umrah.

Alabado sea Allah. 

Un acto de adoración no puede ser aceptado salvo que cumpla con dos requisitos: 

1- Sinceridad solamente hacia Allah, es decir, se realiza para buscar el Rostro de Allah y el Más Allá, y no se realiza para ostentar, para mejorar la reputación de una persona o por recompensas mundanas 

2- Para seguir al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) en su palabra y sus acciones. Seguir al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) es algo que sólo se puede lograr conociendo su Sunnah. 

Por lo tanto, quien quiera adorar a Allah realizando algún acto de adoración – ya sea el Hayy o cualquier otro – tiene que aprender las enseñanzas del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) relacionadas con este acto, así sus acciones estarán de acuerdo con la Sunnah. 

Resumiremos en estas pocas líneas la descripción del Hayy como se lo narra en la Sunnah. 

La ‘Umrah está formada por cuatro elementos, a saber: el ihram, la circunvalación a la Casa Sagrada (tawaf), la corrida (sa’i) entre al-Safa y al-Marwah, y afeitarse la cabeza o recortarse el cabello. 

1-    El Ihram

El ihram significa tener la intención de comenzar los rituales del Hayy o la ‘Umrah. 

Cuando el peregrino quiere entrar al estado de ihram, debe cambiar su ropa y realizar el ghusl, como el ghusl que se realiza para higienizarse de yanabah (impureza que queda después de la actividad sexual). Luego debe colocarse en su cabeza y en su barba cualquier perfume que tenga disponible, de almizcle o cualquier otro. No importa si quedan rastros de ese perfume después de que la persona entra al ihram, debido al hadiz narrado en al-Sahihayn de ‘Aa’ishah (que Allah esté complacido con ella) que dijo: Cuando el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) quería entrar al ihram, se perfumaba con el mejor perfume que tenía, luego yo podía ver rastros brillosos de ese almizcle en su cabeza y en su barba”. Narrado por al-Bujari, 271; Muslim, 1190.  

Realizar el ghusl al entrar al estado de ihram es Sunnah tanto para los hombres como para las mujeres, incluso las mujeres que están sangrando después de un parto o que están menstruando, porque el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) le ordenó a Asma’ bint ‘Umays que realizara el ghusl antes de entrar al ihram cuando se encontraba sangrando después del parto, y que vendara sus partes íntimas y entrara al estado de ihram. Narrado por Muslim, 1209. Luego, después de realizar el ghusl y perfumarse, el peregrino debe colocarse las vestimentas del ihram y – con la excepción de las mujeres que están sangrando después del parto o que están menstruando – orar la oración obligatoria si esto sucede al momento de una oración obligatoria, de otro modo, debe orar dos rak’ats con la intención de la oración Sunnah del wudu’. Cuando el peregrino ha terminado de orar, debe orientarse hacia la qiblah y entrar al estado de ihram. Puede demorar su ihram hasta abordar su medio de transporte, y estar listo para trasladarse, pero debe entrar al estado de ihram antes de dejar el miqaat dirigiéndose hacia la Meca. 

Luego debe decir: Labbayk Allaahumma bi ‘Umrah (Aquí estoy, oh Allah, para realizar la ‘Umrah)”.

Luego debe recitar el Talbiyah como lo hizo el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él): “Labbayka Allaahumma labbayk, labbayka laa sharika laka labbayk. Inna al-hamd wa’l-ni’mata laka wa’l-mulk, laa sharika lak (Aquí estoy, oh Allah, aquí estoy. Aquí estoy. No tienes asociados, aquí estoy. Ciertamente, todas las alabanzas y bendiciones te pertenecen, y la Soberanía, No tienes asociados)”.

La Talbiyah del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) también incluye las palabras “Labbayka ilaah al-haqq (Aquí estoy, Oh Dios de la Verdad)”.

Ibn ‘Umar solía agregar al Talbiyah las palabras: “Labbaayk wa sa’dayka, wa’l-jayr bi yadayka, wa’l-raghba’ ilayka wa’l-‘aml (Aquí estoy, bendecido por Ti, y todo lo bueno está en Tus manos, y los deseos y las acciones están dirigidas a Ti)”.

Los hombres deben elevar sus voces al pronunciarlo, porque el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: "Yibril se me acercó y me dijo que le dijera a mis compañeros, y a los que se encontraban conmigo, que elevaran la voz al recitar la Talbiyah”. Clasificado como sahih por al-Albaani en Sahih Abi Dawud, 1599. También dijo (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él): “La mejor peregrinación (Hayy) es aquella en la que las voces se elevan en la Talbiyah y la sangre del animal sacrificado fluye". Clasificado como hasan por al-Albaani en Sahih al-Yaami’, 1112. 

La mujer debe recitarlo de tal modo que sólo la oigan los que se encuentran a su lado, salvo que haya un hombre a su lado que no sea uno de sus mahrams en ese caso debe recitarlo en silencio.

Si una persona que está entrando al ihram teme que se presente algún obstáculo que le impida completar su peregrinación, (como una enfermedad, un enemigo, o ser detenido debido a algún procedimiento, etc.), entonces en el momento en el que está entrando debe estipular una condición diciendo: “Si me encuentro impedido, entonces mi salida del ihram será en ese lugar en el que me encuentre impedido”. Es decir, si algo impide que yo complete mi peregrinación, como una enfermedad o un retraso, etc., entonces saldré de mi estado de ihram. El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) le ordenó a Dubaa’ah bint al-Zubayr, cuando ella quería entrar al ihram pero estaba enferma, que estipulara tal condición, y dijo: “Tu condición es válida para tu Señor”. Narrado por al-Bujari (5089) y Muslim (1207). 

Si la persona estipula esta condición y sucede algo que le impide completar su peregrinación, sale de su ihram y no tiene que ofrecer un sacrificio en compensación.

Sin embargo, aquel que no teme que se presente algún obstáculo que le impida completar su peregrinación, no tiene que estipular ninguna condición, porque el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) no estipuló condiciones ni le ordenó a nadie que lo hiciera. Más bien le dijo a Dubaa’ah bint al-Zubayr que lo hiciera porque ella estaba enferma.

El muhrim (persona que entra al estado de ihram) debe recitar mucho la Talbiyah, especialmente cuando las circunstancias y los tiempos cambian, como cuando uno sube a un lugar alto o desciende a un lugar bajo, o cuando comienza la noche o el día. Después, debe pedirle a Allah muchas súplicas por su bien y para alcanzar el Paraíso, y buscar refugio en Su piedad para protegerse del Infierno.

La Talbiyah está prescrita en la ‘Umrah desde el momento en el que uno entra al ihram hasta que comienza el Tawaf. Cuando la persona comienza el Tawaf debe dejar de recitar la Talbiyah.

El Ghusl al entrar a la Meca

Cuando el peregrino se acerca a la Meca, debe realizar el ghusl antes de entrar, si es posible, porque el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) lo hizo antes de entrar a la Meca. Narrado por Muslim, 1259.

2- El Tawaf

Luego, cuando el peregrino entra a al-Masyid al-Haraam, debe hacerlo con su pie derecho primero, y decir: “Bismillaah wa’l-salaatu wa’l-salaam ‘ala Rasul-Allaah. Allaahumma ighfir li dhunubi waftah li abwaab rahmatika. A’udhu Billaah il-‘Adim wa bi wayhih il-karim wa bi sultaanih il-‘qadim min al-Shaytaan il-rayim (En el nombre de Allah, y las bendiciones y la paz desciendan sobre el Mensajero de Allah. Oh, Allah, perdona mis pecados, y abre para mí las puertas de Tu misericordia. Busco refugio del maldito Satán en Allah el Todopoderoso, y en Su noble Rostro y en Su poder eterno)”. Luego debe dirigirse a la Roca Negra para comenzar el tawaf. Debe tocar la Roca con su mano derecha y besarla; si no puede besarla, puede tocarla con su mano y besar su mano. Si no puede tocarla con su mano, debe mirar hacia la Roca, señalarla con su mano y decir: “Allaahu akbar”, pero no deberá besar su mano.

Hay muchas virtudes en el acto de tocar la Roca Negra, porque el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Allah elevará la Roca Negra el Día de la Resurrección, y ésta tendrá dos ojos para ver y una lengua con la que hablará, y testificará por aquellos que la han tocado con sinceridad”. Clasificado como sahih por al-Albaani en Sahih al-Targhib wa’l-Tarhib, 1144.

Es mejor no amontonarse ni causar molestias a las personas, ni ser molestado por ellas, debido al hadiz en el que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) le dijo a ‘Umar: “Oh, ‘Umar, tú eres un hombre fuerte, no te amontones cerca de la Roca ni molestes a los débiles. Si encuentras lugar, tócala, si no, sólo mírala y pronuncia: ‘Allaahu akbar’”. Narrado por Ahmad, 191; clasificado como fuerte por al-Albaani en Risaalat Manaasik al-Hayy wa’l-‘Umrah, p. 21. 

Luego debe moverse hacia la derecha, con la Ka’bah a su izquierda, y cuando llega al Rincón Yemení (al-Rukn al-Yamaani, que es el tercer rincón después de la Roca Negra) debe tocarlo, sin besar su mano ni decir “Allaahu akbar”. Si no puede tocarlo, debe continuar, y no amontonarse allí. Entre el Rincón Yemení y la Roca Negra debe decir: “Rabbanaa aatina fi’l-dunya hasanah wa fi’l-aajirah hasanah wa qinna ‘adhaab al-Naar (¡Nuestro Señor! Danos en este mundo lo que es bueno, y en el Más Allá lo que es bueno, y sálvanos del tormento del Infierno)”. Narrado por Abu Dawud y clasificado como hasan por al-Albaani en Sahih Abi Dawud, 1666. 

Cada vez que pase por la Roca Negra debe mirarla y decir: Allaahu akbar’, y en el resto de su tawaf debe recitar lo que quiera de dhikr, du’a’ y Corán, porque el tawaf alrededor de la Ka’bah ha sido establecido en conmemoración de Allah.

Durante el Tawaf el hombre debe realizar dos cosas:

1-     Descubrir el hombro derecho (idtibaa’) desde el comienzo del tawaf hasta el final. Esto se hace colocando la mitad de la rida’ (vestimenta superior) debajo de la axila y las terminaciones de la rida’ sobre el hombro derecho. Cuando el peregrino finaliza el tawaf, debe poner su rida’ en el lugar en el que se encontraba antes del tawaf, porque el momento de usarla con un hombro descubierto es sólo durante el tawaf.

2-     El raml en los primeros tres circuitos solamente. Raml significa caminar rápido con pasos cortos. En los últimos cuatro circuitos no hay raml, más bien, el peregrino debe caminar como lo hace normalmente.

Cuando el peregrino ha completado los siete circuitos del tawaf, debe cubrir su hombro y luego dirigirse a la Estación de Ibraahim (Maqaam Ibraahim) y recitar las palabras (interpretación del significado):

“Recordad cuando hicimos de La Casa [la Ka‘bah] un lugar de reunión y seguridad para los hombres. Tomad el sitial de Abraham como oratorio [rezad detrás de la piedra sobre la cual se paró el Profeta Abraham mientras construía la Ka‘bah]. Y le inspiramos a Abraham e Ismael que purifiquen Mi Casa para quienes la circunvalen, hagan retiro y oren en ella.”

[al-Baqarah 2:125] 

Luego debe orar dos rak’ats detrás de la Estación; en la primera rak’ah después de recitar al-Faatihah debe recitar Yaa ayyaha’l-kaafirun (Surat al-Kaafirun 109) y en la segunda Qul Huwa Allaahu ahad (Surat al-Ijlaas 112). Luego cuando ha finalizado la oración debe dirigirse a la Roca Negra y tocarla si puede. Está prescrito en este punto que sólo la toque; si no puede hacerlo entonces, debe alejarse y no señalarla.

3- El Sa’i

Luego debe iniciar la caminata en el Mas’aa (lugar para el sa’i) y cuando se acerca al al-Safa’ debe recitar la aleya Coránica (interpretación del significado):

[El recorrido entre las dos colinas de] As Safa y Al Maruah es un rito establecido por Allah, así pues, quien haga la peregrinación [Hayy] a La Casa [La Meca] o la ‘Umrah [visita ritual a La Meca] sepa que no incurre en falta por realizar el recorrido ritual entre ambas [a pesar de que los paganos lo realizaban invocando a sus ídolos]. Y quien realice una obra de bien voluntariamente sepa que Allah es Retribuyente, Omnisciente.

[al-Baqarah 2:158]

Y debe decir: “Nabda’u bima bada’a Allaah bihi (Comenzamos con lo que Allah ha comenzado)”.

Luego debe escalar al-Safa hasta que pueda ver la Ka’bah, luego debe mirarla, elevar sus manos y orar a Allah, y realizar du’a’ de la manera que lo desee. El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) solía decir: “Laa ilaaha ill-Allaah wahdahu laa sharika lah, lahu’l-mulk, wa lahu’l-hamd, wa huwa ‘ala kulli shay’in qadir. Laa ilaaha ill-Allaah wahdah, anyaza wa’dah, wa nasara ‘abdah, wa hazamaa al-ahzaaba wahdah (No existe dios, salvo Allah, sin compañeros ni socios; Suyo es el Dominio, todas las alabanzas son para Él, y Él es sobre toda cosa poderoso. No existe dios, salvo Allah; Él cumplió Su Promesa, le otorgó la victoria a Su siervo y derroto solo a los aliados).” Narrado por Muslim, 1218.

Debe repetir esto tres veces, y realizar la du’a’ en el medio. Debe recitar este dhikr y realizar du’aa’, luego recitarlo otra vez y realizar du’a’, y recitarlo una tercera vez, luego se acerca a al-Marwah, y no realiza du’a’ hasta la tercera vez.

Cuando llega a la marca verde debe correr tan rápido como le sea posible sin molestar a nadie, porque está comprobado que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) realizó el sa’i entre al-Safa y al-Marwah, y dijo: “El lecho del río no se cruza salvo que se haga con vigor”. Narrado por Ibn Maayah y clasificado como sahih por al-Albaani en Sahih Ibn Maajyah, 2419. El lecho del río [era un río seco en los tiempos del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él)] es el área entre las dos marcas verdes que permanecen ahí en la actualidad.

Cuando llega al segundo marcador verde, debe caminar de modo normal hasta llegar a al-Marwah. Debe escalarlo y mirar hacia la qiblah, y elevar sus manos y decir lo que dijo en al-Safa. Luego debe descender de al-Marwah y dirigirse hacia al-Safa, caminando en el lugar en el que se debe caminar y corriendo en el lugar en el que se debe correr. Cuando llega a al-Safa debe hacer lo que hizo la primera vez, y lo mismo al regresar a al-Marwah, hasta completar los siete circuitos; desde al-Safa’ a al-Marwah es un circuito, y el regreso de al-Marwah a al-Safa es otro circuito. Durante su sa’i puede decir lo que quiera, dhikr, du’a’ o recitar el Corán.

Nota:

El versículo Coránico (interpretación del significado):

[El recorrido entre las dos colinas de] As Safa y Al Maruah es un rito establecido por Allah, así pues, quien haga la peregrinación [Hayy] a La Casa [La Meca] o la ‘Umrah [visita ritual a La Meca] sepa que no incurre en falta por realizar el recorrido ritual entre ambas [a pesar de que los paganos lo realizaban invocando a sus ídolos]. Y quien realice una obra de bien voluntariamente sepa que Allah es Retribuyente, Omnisciente.

[al-Baqarah 2:158]

Debe recitarse por el peregrino que desea realizar el sa’i cuando se acerca a al-Safa sólo al principio del sa’i. No es mustahabb que lo repita cada vez que se acerca a al-Safa y al-Marwah, como lo hacen algunas personas.

4-Afeitarse la cabeza o recortarse el cabello

Cuando el peregrino ha completado los siete circuitos (de sa’i), debe afeitarse la cabeza si es un hombre, o recortarse el cabello. Si hace lo primero, debe afeitarse toda la cabeza, y si hace lo segundo, debe recortarse el cabello de toda la cabeza. Afeitarse es mejor que cortarse el cabello porque el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) realizó du’a’ tres veces por aquellos que se afeitaron la cabeza y una vez por los que se recortaron el cabello. Narrado por Muslim, 1303.

Las mujeres deben recortar de su cabello sólo el largo de una yema de su dedo.

Con estas acciones, la ‘Umrah está completa. En conclusión la ‘Umrah está formada por el ihram, el tawaf, el sa’i y el acto de afeitarse o cortarse el cabello.

Le pedimos a Allah que nos ayude a realizar las acciones correctas, que las acepte de nosotros. Porque Él está Siempre Cerca y responde a nuestras oraciones.

Vea Manaasik al-Hayy wa’l-‘Umrah de al-Albaani [disponible en inglés como The Rites of Hajj and ‘Umrah, publicado por International Islamic Publishing House, Riyadh]; Sifat al-Hajj wa’l-‘Umrah y al-Manhay li Murid al-‘Umrah wa’l-Hayy de Ibn ‘Uzaymin (que Allah tenga piedad de todos ellos).

Islam Q&A
Create Comments