Wed 23 Jm2 1435 - 23 April 2014
34295

؟Por qué la gente no responde a las leyes de Alل?

Alل ha revelado las religiones y ha enviado a los Mensajeros para conducir los asuntos de los hombres por el buen camino, puesto que estas leyes traen bondad, rectitud, felicidad y justicia, etc. Pero, en realidad, no vemos que estas leyes alcancen sus objetivos, excepto por unos cortos perيodos de la Historia.
Mi pregunta es: ؟Cَmo pueden los religiosos creer en estos valores que son como un espejismo que no existe en la Tierra, salvo en el tiempo de los Profetas y sus seguidores? Espero ansiosamente que puedan responder esta inquietud que me preocupa.

Alabado sea Alل. 

Primero que todo, queremos recordarle un punto importante, advertencia que fue dada por el Sheij Ibn Taymiah a su discيpulo Ibn al-Qayyim como éste menciona en su libro Mitfaah Daar al-Sa’ada, 1/140.  Ibn al-Qayyim (Alل le tenga misericordia) dijo: 

El Sheij al-Islam (Alل lo bendiga) me dijo – cuando comencé a hacerle una pregunta después de otra –

“No hagas de tu corazَn una esponja que absorbe cualquier idea y argumento engaٌoso que viene a la mente, en lugar de eso hazlo como un vidrio, a través de cuya superficie pasan argumentos engaٌosos pero no se quedan allي; de otro modo, si todas esas dudas y argumentos engaٌosos se quedan en tu corazَn, estarل abrumado por ellos”. No creo haberme beneficiado nunca con algْn consejo para lidiar con las dudas y los argumentos engaٌosos, como me he beneficiado con estas palabras. 

Sepa, Alل lo bendiga, que el propَsito detrلs del envيo de los Mensajeros era guiar a la humanidad hacia la alabanza de Alل, para que se establezcan pruebas para sus siervos. Los Profetas de Alل no estaban encargados de la tarea de inculcar la Fe en los corazones de la gente, como dice Alل en el Corلn (interpretaciَn del significado):

Diles [،Oh, Muhammad!] que tْ sَlo eres un amonestador, y para cada pueblo hemos enviado un [Profeta como] guيa”.

[13:7]

“Diles [،Oh, Muhammad!]: Por cierto que soy un amonestador, y sabed que no existe nada ni nadie con derecho a ser adorado salvo Allah, عnico, Victorioso.”

[38:65]

“Esto es una advertencia; quien quiera pues, que siga los preceptos de su Seٌor.”

[73: 19]

“Y diles: La Verdad proviene de vuestro Seٌor. Quien quiera que crea y quien no quiera que no lo haga”.

[18:29]

En el libro sahih Muslim (2865) se narra de ‘Iyaad ibn Himaar al-Muyaashi’i, que el Mensajero de Alل (que la paz y las bendiciones de Alل sean con él) dijo un dيa durante un sermَn:

“Mi Seٌor me ha enviado a enseٌarles algo que ignoran, lo que me ha enseٌado hoy: ‘Creé a todos mis siervos monoteيstas puros, pero los demonios vinieron a ellos y los alejaron de su religiَn, y les prohibieron aquello que yo les permitي y les mandaron asociarme a otros sin autoridad por parte de Alل’.  Alل mirَ a la gente de la Tierra y los despreciَ, لrabes y no لrabes, excepto algunos entre la gente del Libro. Dijo: ‘Sَlo te he enviado para probarte y para probar (a los otros) por intermedio tuyo’”.

Alل dice en el Corلn (interpretaciَn del significado): 

“No te mortifiques [،Oh, Muhammad!] por la incredulidad de tu pueblo”.

 [26:3]

“Si tu Seٌor hubiera querido, todos los habitantes de la Tierra habrيan creيdo. Tْ [،Oh, Muhammad!] no podrلs hacer que los hombres crean aunque se lo impongas”.

[10:99]

“La mayorيa de los hombres, aunque te esfuerces [para que crean], no serلn creyentes”.

[12:103] 

Alل ha decretado que algunos seres humanos serلn creyentes y otros serلn incrédulos.  Alل dice en el Corلn (interpretaciَn del significado): 

“ةl es Quien os ha creado, y entre vosotros hay incrédulos y creyentes. Ciertamente Allah sabe bien cuلnto hacéis”

[64:2] 

Fue narrado que Abu Sa’id al-Judri dijo: el Profeta (que la paz y las bendiciones de Alل sean con él) dijo: “Alل dirل en el Dيa de la Resurrecciَn: ،Adلn! ةl dirل: ‘Aquي estoy, Nuestro Seٌor’. Luego una voz llamarل ‘Alل te ordena sacar a aquellos de tus hijos que serلn enviados al infierno’. El dirل: ‘Seٌor, ؟quiénes son aquellos que serلn enviados al infierno?’, dirل: ‘De cada mil, novecientos noventa y nueve”. Esto afectَ tanto a la gente que sus expresiones cambiaron. Luego el Profeta (que la paz y las bendiciones de Alل sean con él) dijo: “De Magog y Magog novecientos noventa y nueve, y de vosotros uno. Entre la gente, sois como un cabello negro en un toro blanco, o como un cabello blanco en un toro negro. Espero que seلis un cuarto de la gente del Paraيso”.  Nosotros dijimos: “،Allaahu akbar!”. Luego dijo: “Un tercio de la gente del Paraيso”. Nosotros dijimos “،Allaahu akbar!”. Luego dijo: “La mitad de la gente del Paraيso”. Nosotros dijimos “،Allaahu akbar!”. 

Narrado por al-Bujari, 4741; Muslim, 222. 

El Profeta (que la paz y las bendiciones de Alل sean con él) nos dijo que el Islam habيa comenzado como algo extraٌo, y que volverيa a ser extraٌo tal como habيa comenzado. Muslim narrَ en su libro Sahih (n؛ 145) que Abu Hurayrah dijo: “El Mensajero de Alل (que la paz y bendiciones de Alل estén con él) dijo: ‘El Islam comenzَ como algo extraٌo y volverل a ser extraٌo tal y como comenzَ, albricien a los extraٌos’”. El Profeta (que la paz y las bendiciones de Alل sean con él) hablَ de los Profetas que vinieron antes que él, cuyos seguidores eran  pocos como menciona el hadiz narrado por Muslim en su libro Sahih (n؛ 5705): Fue narrado por Ibn’Abbaas que el Mensajero de Alل (que la paz y las bendiciones de Alل sean con él) dijo: “Las naciones me fueron mostradas y uno o dos Profetas vinieron con un pequeٌo grupo, y hasta un Profeta sin nadie con él. Luego me fue mostrada una gran multitud y dije: ‘؟Qué es esto? ؟Es este mi pueblo?’. Fue dicho: ‘No, son Moisés y su gente’. Luego se dijo: ‘Mira el horizonte’, y allي vi una vasta multitud llenando el horizonte. Entonces me fue dicho: ‘Mira allي y allي en el horizonte’, y vi una multitud que habيa llenado el horizonte. Fue dicho: ‘Este es tu pueblo, y setenta mil de ellos entrarلn en el Paraيso sin que se les pida cuenta’”. 

Debe notarse que para que los valores sean sensatos, no es esencial que toda la gente se adhiera a ellos. La mayorيa de la gente, de todos los tiempos, todas las clases, y todos los lenguajes -excepto aquellos a los que Alل tiene misericordia- sigue sus instintos dejando de lado los mandamientos que Alل ha impuesto, y el hecho que ellos no sigan estas leyes, no quiere decir que no sean buenas y beneficiosas para ellos. 

La razَn de esto es que Alل ha creado el alma humana, y ha hecho de sus atributos bلsicos la ignorancia y la injusticia, como Alل dice del hombre -y ةl sabe todo acerca de él (interpretaciَn del significado):  

“… en verdad el hombre es injusto consigo mismo e ignorante.”

 [33:72] 

La persona, a sabiendas, hace cosas que la lastiman, por su naturaleza inherente, injusta e ignorante. 

Para el musulmلn que se ha sometido totalmente a Alل, la Sura al-‘Asr es suficiente. El erudito Al-Shaafi’i dijo: ‘Si Alل no hubiera revelado otra Sura que esta, hubiera sido suficiente.’ 

Alل dice en el Corلn (interpretaciَn del significado):  

“Juro por el transcurso del tiempo que ciertamente los hombres estلn perdidos, salvo aquellos que creen, obran rectamente, se aconsejan mutuamente cumplir cabalmente [con los preceptos divinos] y ser pacientes y perseverantes”.

 [103:1-3] 

Le pedimos a Alل que nos haga inquebrantables para seguir este camino.

Islam Q&A
Create Comments