Fri 25 Jm2 1435 - 25 April 2014
34778

Efectos y propósitos del Hayy

He visto escenas de los peregrinos en TV, y vi como llegan a visitar la Casa Sagrada de Allah. Me sentí abrumado y mis ojos se llenaron de lágrimas al ver esa grandiosa escena, y deseé haber estado con ellos realizando este gran acto.
Mi pregunta es la siguiente: ¿esta gran reunión tiene algún efecto sobre los musulmanes y la gente del Islam? ¿Qué debe recordar el peregrino al llegar a la Casa Sagrada de Allah?

Alabado sea Allah. 

Le agradecemos por su pregunta y apreciamos su interés. Le pedimos a Allah que bendiga a los que realizan el Hayy con el perdón de los pecados, y para los que no lo han realizado le pedimos que les entregue lo que ellos están esperando y los proteja de lo que temen. 

Los objetivos y propósitos del Hayy son grandiosos y sublimes. A continuación encontrará un resumen de algunos de ellos: 

1- Es un modo de conexión con los Profetas (la paz desciendan sobre ellos) desde nuestro padre Ibraahim que construyó la Casa, hasta nuestro Profeta Muhammad el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) y su respeto por la santidad de La Meca. Cuando el peregrino visita los lugares sagrados y realiza los rituales, recuerda las visitas de aquellos Profetas puros a estos lugares. 

Muslim (241) narró que Ibn ‘Abbaas dijo: Nosotros viajamos con el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) entre La Meca y Madina, y atravesamos un valle. Él dijo: “¿Qué valle es éste?” Ellos dijeron: “Es el valle de al-Azraq”. Él dijo: “Es como si pudiera ver a Moisés el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) colocando sus dedos en su orejas suplicando a Allah, recitando la Talbiyah y pasando a través de este valle”. 

Luego viajamos hasta que llegamos a un paso de montaña. Él dijo: “¿Qué paso de montaña es éste?” Ellos dijeron: “Harsha o Lift”. Él dijo: “Es como si pudiera ver a  Jonás sobre un camello colorado, vistiendo un manto de lana, las riendas de su camello hechas de fibras de palmera de dátiles, pasando a través de este valle recitando la Talbiyah”. 

2- La blancura y limpieza de las ropas de los peregrinos es un signo de pureza interna, limpieza del corazón y pureza del mensaje y del método. Ésto significa dejar de lado todos los adornos y mostrar humildad,  y nos recuerda el momento en el que los muertos son envueltos en telas similares. Por lo tanto, ésto es como la preparación para su encuentro con Allah. 

3- Entrar al ihram desde el miqat es una expresión física de adoración y esclavización a Allah, y de sumisión a Sus mandamientos y leyes. Nadie lo atraviesa (sin entrar al ihram) porque éste es un mandamiento de Allah y una ley que Él ha prescrito. Ésto confirma la unidad de la ummah y su seguimiento a un sistema sin diferencias ni exenciones con respecto a la definición de los miqats. 

4- El Hayy es el símbolo del Tawhid desde el primer momento en el que el peregrino entra al ihram. Yaabir ibn ‘Abd-Allaah dijo cuando describió el Hayy del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él): “Luego él comenzó a pronunciar las palabras del Tawhid: ‘“Labbayka Allaahumma labbayk, labbayka laa sharika laka labbayk. Inna al-hamd wa’l-ni’mata laka wa’l-mulk, laa sharika lak  (Aquí estoy, oh Allah. Aquí estoy, Tú no tienes socios, aquí estoy. Verdaderamente todas las alabanzas y las bendiciones son Tuyas, y toda la soberanía, Tú no tienes socios).” 

Narrado por Muslim, 2137; vea la pregunta número 21617

5- Es un recordatorio del Más Allá cuando toda la gente se reúne en uno de los lugares en ‘Arafah y en otros lugares, sin que haya diferencias entre ellos. Todos son iguales en este lugar, y nadie es mejor que los demás. 

6- El Hayy es un símbolo de unidad, ya que iguala a las personas en su vestimenta, acciones, rituales, qiblah y lugares que visitan. Entonces, nadie es mejor que los demás, rey o civil, rico o pobre, todos son iguales. 

Por lo tanto las personas son iguales en cuanto a sus derechos y obligaciones. Ellos son iguales en este lugar sagrado, y las diferencias de color y nacionalidad no tienen importancia; nadie tiene el derecho de hacer diferencias entre ellos. 

Unidad en los sentimientos, unidad en los rituales. 

Unidad en los propósitos, unidad en acción. 

Unidad en las palabras: “Las personas provienen de Adán y Adán proviene del polvo. Ningún árabe es superior a una persona que no es árabe, y ningún hombre blanco es superior a un hombre negro, salvo en cuanto a la piedad (taqwa)”. 

Más de dos millones de musulmanes, todos de pie en un mismo lugar, vistiendo la misma ropa, compartiendo un objetivo, con un lema, Llamando a un Señor y siguiendo a un Profeta… ¿qué unidad puede ser más grande que ésta? 

Allah dice en el Corán (interpretación del significado): 

“Ciertamente a los incrédulos que apartaren del sendero de Allah e impidan acudir a la Mezquita Sagrada [de La Meca] que establecimos para todos los hombres por igual, tanto para el residente como para el viajero, y a quienes quieran profanarla inicuamente, les haré sufrir un castigo doloroso.”

[al-Hayy 22:25] 

7- Prepara al peregrino para estar satisfecho con vestimentas y alojamiento modestos, al vestir dos trozos de tela y ser suficiente para él, y cuando su alojamiento sólo le brinda el espacio suficiente para dormir. 

8- Asusta a los kafirs y a los seguidores de lo incorrecto con esta gran reunión de musulmanes. Aunque se encuentran esparcidos y son diferentes, el sólo hecho de reunirse, a pesar de las diferencias, en cierto lugar y a una hora determinada indica la posibilidad de unirse en otros momentos y en otros lugares. 

9- Señala la importancia de la reunión de los musulmanes y la instauración de la armonía. Porque nosotros generalmente vemos a cada persona viajando sola, mientras que en el Hayy vemos a las personas llegando en grupos. 

10- Permite conocer la situación de los musulmanes a través de fuentes confiables, ya que el musulmán puede oír directamente de sus hermanos sobre la situación en la que viven sus hermanos musulmanes en la tierra de la que provienen. 

11- Permite el intercambio de beneficios y experiencias entre los musulmanes en general. 

12- Es una oportunidad para encontrarse con los expertos y personas que toman decisiones que llegan de todos los países y estudiar la situación y las necesidades de los musulmanes, y la importancia de la cooperación con ellos.

13- Permite alcanzar la sumisión verdadera a Allah permaneciendo en los lugares sagrados cuando el peregrino deja al-Masyid al-Haraam que es uno de los mejores lugares, y permanece en ‘Arafah. 

14- El perdón de los pecados, porque el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: "El que realice el Hayy y no diga ninguna palabra obscena ni cometa ningún pecado regresará limpio de sus pecados como en el día en que su madre lo dio a luz". 

15- Abre las puertas de la esperanza para los que cometen pecados, y les enseña a abandonar su pecado en estos lugares sagrados, por lo que dejarán muchos de sus malos hábitos durante el período del Hayy y sus rituales. 

16- Proclama que el Islam es la religión de la organización, porque durante el Hayy, los rituales y el tiempo están organizados, cada acción se realiza en el lugar y el momento especificado para hacerlo. 

17- Nos entrena a gastar de manera caritativa, y a evitar ser avaros. El peregrino gasta bastante dinero para realizar el Hayy, en los gastos del viaje, durante el camino y en los lugares sagrados.

18- Aumenta la piedad y adecua al corazón para honrar a los Símbolos de Allah. Allah dice en el Sagrado Corán (interpretación del significado):

“Sabed que respetar los ritos de Allah dimana de la piedad de los corazones.”

[al-Hayy 22:32] 

19- Entrena a los ricos para dejar a un lado sus ropas y alojamientos costosos y los iguala con los pobres en cuanto a la vestimenta y en los rituales del tawaf, la sa’i y el apedreamiento del Yamaraat. Esto les enseña a ser humildes y a ver la insignificancia de esta vida mundana. 

20- El peregrino persiste adorando y recordando a Allah durante los días del Hayy, yendo de un lugar sagrado al siguiente, de una acción a otra. Esto es como un entrenamiento intensivo para adorar y recordar a Allah. 

21- Nos entrena para ser amables con las personas – entonces el peregrino guía a los que están perdidos, les enseña a los ignorantes, ayuda a los pobres, y apoya a los débiles e incapacitados. 

22- Desarrolla las buenas cualidades como la paciencia y la capacidad de lidiar con el enojo de la gente, porque el peregrino se verá inevitablemente expuesto a las discusiones de la multitud, etc. Allah dice (interpretación del significado):

“La peregrinación se realiza en meses consabidos, y quien en ellos se consagrara para hacerla, deberá abstenerse [durante la peregrinación] de las relaciones maritales, los actos de desobediencia y las discusiones. Lo que hagáis de bien Allah lo sabe. Aprovisionaos para el viaje y [sabed que] la mejor provisión es la piedad. Temedme [durante el cumplimiento de los ritos de la peregrinación] ¡Oh, dotados de buen discernimiento!.”

[al-Baqarah 2:197] 

23- Nos entrena para ser pacientes y soportar las dificultades como el calor, las largas distancias, estar lejos de la familia, ir y venir a los lugares sagrados y en condiciones de amontonamiento. 

24- Nos enseña a dejar de lado los hábitos diarios y las cosas con las que uno se encuentra cómodo, porque el peregrino tiene que descubrir su cabeza y quitarse sus ropas habituales, y dejar atrás el alojamiento, la comida y la bebida a la que está acostumbrado. 

25- Cuando el peregrino realiza la sa’i entre al-Safa y al-Marwah, recuerda que el que obedece a Allah y confía y se dirige hacia Él, no será defraudado por Él, más bien Él aumentará la estima que le tienen. Cuando Hagar, la madre de Ismael (la paz descienda sobre ellos) la preguntó a Ibraahim: “¿Allah te ha ordenado hacer esto?, él respondió: “Sí”. Ella dijo: “Entonces Él no nos defraudará”. Entonces Allah elevó la estima que le tenían y la gente, incluidos los Profetas, comenzaron a correr entre las dos colinas, como lo había hecho ella. 

26-Nos enseña a no perder las esperanzas con respecto a la misericordia de Allah, sin importar que tan graves sean nuestras preocupaciones y sufrimientos. Porque la solución se encuentra en la mano de Allah. La madre de Ismael creyó que su hijo estaba a punto de morir, y comenzó a correr de una colina a la otra, buscando una solución, y ésta llegó a ella de una fuente que nunca hubiera imaginado cuando el ángel descendió y golpeó la tierra, y salió el agua del Zamzam con su sanación para las enfermedades del cuerpo y el alma. 

27- El peregrino recuerda que al realizar estos rituales es el invitado del más Misericordioso. La reunión del Hayy no es una invitación de ningún gobierno u organización, ni de un rey o presidente, sino que es la invitación del Señor de los Mundos que la ha convertido en una ocasión en la que los musulmanes se encuentran sobre una base de igualdad en la que nadie es superior a los demás.  

Allah dice en el Sagrado Corán (interpretación del significado):

“Y [también le ordenamos:] convoca a los hombres a realizar la peregrinación; vendrán a ti a pie, o sobre camellos exhaustos de todo lugar apartado. Para que atestigüen todas las gracias [de la peregrinación], y recuerden el nombre de Allah en los días consabidos al sacrificar las reses del ganado que Él les ha proveído. Comed, pues, de ellas, y dad de comer al indigente y al pobre.”

[al-Hayy 22:27-28] 

Al-Nasaa’i (2578) narró que Abu Hurayrah dijo: El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Los invitados de Allah son tres: el soldado que pelea en nombre de Allah, el peregrino que realiza el Hayy y el peregrino que realiza la ‘Umrah”. Clasificado como sahih por al-Albaani en Sahih al-Nasaa’i, 2464.  

28- Fortalece los lazos entre los creyentes, como fue representado en las palabras del Mensajero de  Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él): “Su sangre, su honor y su salud son sagrados así como este día suyo, en este mes suyo en esta tierra suya es sagrado”. Narrado por al-Bujari, 65; Muslim, 3180. 

29- El período del Hayy está distinguido por una separación completa de la gente que pertenece al shirk y el kufr, que tiene prohibido asistir a alguna de sus partes. Está prohibido que ellos entren al Haram en todo momento, sin importar su propósito. Allah dice en el Sagrado Corán (interpretación del significado):

“¡Oh, creyentes! Por cierto que los idólatras son impuros [de corazón], que no se acerquen pues a la Mezquita Sagrada después de este año [el noveno de la Hégira], y no temáis padecer por ello pobreza o necesidad alguna, que si Allah quiere os proveerá con Su gracia. Ciertamente Allah es Omnisciente, Sabio.”

[al-Tawbah 9:28] 

Al-Bujari narró que Abu Hurayrah dijo: “Abu Bakr (que Allah esté complacido con él) me envió como un anunciante en ese Hayy (en el que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) designó a Abu Bakr para encabezarlo en el año 9 DH), para anunciar en el Día del Sacrificio en Mina que después de este año ningún mushrik podría realizar el Hayy ni circunvalar la Casa Sagrada desnudo”.

Y Allah sabe mejor. Que Allah envíe bendiciones y paz sobre nuestro Profeta Muhammad y sobre su familia y sus compañeros.

Dr. Yahya ibn Ibraahim al-Yahya.

Sitio Web del Sheik Yahya al-Yahya.
Create Comments