Mon 21 Jm2 1435 - 21 April 2014
3493

Normas sobre teñir una barba blanca

¿Cuáles son las normas sobre teñirse la barba canosa?

Alabado sea Dios

Teñirse la barba de rojizo o amarillento fue una costumbre del Profeta (Sunnah), pero teñirse el pelo de negro está prohibido, de acuerdo a la opinión más correcta, y también se ha afirmado que es sólo desaconsejable o reprobable. Esto se aplica tanto a hombres como a mujeres, excepto para los soldados. Al-Mawridi dijo: “No está prohibido en su caso”. 

En la obra Sahih Muslim se ha reportado de Yábir (que Dios esté complacido con él) que cuando el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) vio que la barba de Abu Quháfah, que era el padre de Abu Bákr as-Saddíq (que Dios esté complacido con él), estaba tan blanca, le dijo: “Cámbiala, pero evita el negro” (Las palabras citadas son las del Imam An-Nawawi). 

Ibn ‘Umar (que Dios esté complacido con él) reportó que él vio al Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) teñir su barba con un color amarillento. De acuerdo a otro reporte, agregó: “Y a mí me gustaba”. 

El Imam Áhmad e Ibn Máyah reportaron que Wáhb dijo: “Visitamos a Umm Salamah (que Dios esté complacido con ella) y nos trajo algo del cabello del Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) para mostrarnos. Estaba teñido con hénna y kátam”. 

“Kátam” es una planta que se mezcla con el hénna y se usa para teñir el cabello y preservar su color, como se afirma en el diccionario. Cuando el kátam se usa solo, produce un color entre rojizo y negro. 

Algunas personas tienen el hábito de teñir su cabello con negro azabache en tiempos de paz (es decir, cuando no están involucrados en una lucha armada por la defensa de su territorio, familias, etc.). Esto no es correcto de acuerdo a la ley islámica. Ha habido casos en que las novias y sus familias han sido engañadas cuando un pretendiente se tiñe el cabello de negro, dando la falsa impresión de ser mucho más joven, cuando en realidad es una persona débil, más cercana a la ancianidad.

Fatáwa al-Imam an-Nawawi, p. 23
Create Comments