Thu 24 Jm2 1435 - 24 April 2014
38213

¿Se multiplican las hasanat y sayi’at en momentos y lugares especiales?

¿Es verdad que las sayi’at (malas acciones) se multiplican durante Ramadán? ¿Pasa lo mismo con las hasanat (buenas acciones)? ¿Existe evidencia que respalde esta idea?

Alabado sea Allah. 

Sí, tanto las hasanat como las sayi’at se multiplican en momentos y lugares especiales, pero hay una diferencia entre la multiplicación de las hasanat y la de las sayi’at. Las primeras se multiplican en cantidad y calidad. Por cantidad se entiende que aumentan en número, entonces una buena acción se multiplica por diez; y al mencionar la calidad se hace referencia a que la recompensa será vasta y amplia. Con respecto a las sayi’at, éstas se multiplican sólo en términos de calidad, es decir, el pecado es más grave y el castigo más severo. En cuanto a la cantidad, una mala acción recibe un sayi’ah, y no puede recibir más.

En Mataalib Uli al-Nuha (2/385) se expresa lo siguiente: 

“Las Hasanat y las sayi’at se multiplican en lugares especiales como la Meca, Medina, y Bayt al-Maqdis (Jerusalén),  y en las mezquitas; y en días especiales como los Viernes, durante los meses sagrados y en Ramadán. Con respecto a la multiplicación de las hasanat, este es un asunto en el que no hay diferencias en las opiniones entre los expertos. Con respecto a la multiplicación de las sayi’at, ésta fue la opinión de varios expertos, siguiendo a Ibn ‘Abbaas e Ibn Mas’ud… algunos dijeron que lo que Ibn ‘Abbaas e Ibn Mas’ud quería decir al opinar sobre la multiplicación de las sayi’at era que éstas se multiplican en calidad pero no en cantidad”.

El Sheik Ibn Baaz (que Allah tenga piedad de él) dijo: “¿El ayuno otorga expiación por los pecados leves y graves a los musulmanes? ¿Se aumenta el pecado de una mala acción durante Ramadán?

Él respondió: “Lo que se prescribe para el musulmán en Ramadán y en otros momentos es esforzarse contra su nafs (ego) que se inclina hacia el mal hasta que se tranquiliza y se inclina hacia el bien. Él debe luchar contra el enemigo de Allaah, Iblís, hasta estar a salvo del mal y sus susurros. El musulmán en este mundo está comprometido en una lucha grande y continua en contra de su nafs, sus deseos y Satán. Entonces, debe arrepentirse mucho y orar por el perdón en todo momento. Pero los momentos varían de uno a otro. El mes de Ramadán es el mejor mes del año, porque es el mes del perdón, la piedad y el rescate del Infierno. Si el mes es especial, y el lugar es especial, las hasanat  por las buenas acciones se multiplican y las sayi’at por los pecados se multiplican. Una mala acción realizada en Ramadán es más pecaminosa que una realizada en cualquier otro momento, así como un acto de adoración realizado en Ramadán otorga una recompensa mayor de Allah que uno realizado en cualquier otro momento. Ésto es así porque Ramadán tiene tal nivel de importancia que cualquier acto de adoración hecho durante este mes es especialmente virtuoso y su recompensa es multiplicada, y un pecado cometido durante este mes es peor y más grave que un pecado cometido en cualquier otro momento. Entonces, el musulmán tiene que aprovechar este mes sagrado para realizar actos de adoración y acciones virtuosas, abandonando las malas acciones y ayudando a permanecer en la fidelidad a la verdad. Pero una mala acción recibirá un sayi’ah equivalente. Y no se multiplica en términos de cantidad, ni en Ramadán ni en cualquier otro momento. Sin embargo, una buena acción puede multiplicarse diez veces o más, porque Allah dice en Surat al-An’aam (interpretación del significado):

Quienes presenten una buena obra [el Día del Juicio] serán recompensados como si hubiesen hecho diez obras buenas. En cambio, la mala obra será computada como una y se castigará conforme a ella, y nadie será oprimido.

[al-An’aam 6:160] 

Existen muchos versículos similares.

Del mismo modo, en lugares especiales como los Haramayn (los Dos Santuarios, es decir en la Meca y en Medina) las acciones se multiplican en calidad y cantidad; las malas acciones no se multiplican en cantidad pero sí en calidad al realizarse en lugares y momentos especiales, como se mencionara anteriormente. Y Allah es Fuente de fortaleza.

Extraído de Maymoo’ Fataawa wa Maqaalaat Mutanawwi’ah, 15/446. 

El Sheik Ibn ‘Uzaymin dijo lo siguiente en al-Sharh al-Mumti’, 7/262: 

Tanto las hasanat como las sayi’at se multiplican al realizarse en lugares y momentos especiales.

Las hasanat (buenas acciones) se multiplican en cantidad y calidad; las sayi’at (malas acciones) se multiplican en calidad pero no en cantidad, porque Allah dice en Surat al-An’aam, que fue revelado en la Meca, (interpretación del significado):

Quienes presenten una buena obra [el Día del Juicio] serán recompensados como si hubiesen hecho diez obras buenas. En cambio, la mala obra será computada como una y se castigará conforme a ella, y nadie será oprimido.

[al-An’aam 6:160] 

Y también dice (interpretación del significado): 

Ciertamente a los incrédulos que apartaren del sendero de Allah e impidan acudir a la Mezquita Sagrada [de La Meca] que establecimos para todos los hombres por igual, tanto para el residente como para el viajero, y a quienes quieran profanarla inicuamente, les haré sufrir un castigo doloroso.

[al-Hajj 22:25] 

Pero Él no dijo: “Le multiplicaremos eso”, más bien dijo: “les haré sufrir un castigo doloroso”. Entonces las sayi’at se multiplica en términos de calidad si se realizan en la Meca o en Medina.

Y Allah sabe mejor.

Islam Q&A
Create Comments