Wed 16 Jm2 1435 - 16 April 2014
42216

La infalibilidad de los Profetas

Quisiera hacer una pregunta sobre la ‘aqidah. ¿Es parte de nuestra ‘aqidah creer que los Profetas cometieron pecados y no fueron infalibles?

Alabado sea Allah. 

Los Profetas son lo mejor de la humanidad, y lo más noble de la creación ante Allah. Allah los eligió para transmitir el llamado de Laa ilaaha ill-Allaah a la humanidad, y Allah los ha convertido en intermediarios entre Él y Su creación para transmitir Sus Revelación. Se les ordenó transmitir el mensaje de Allah, como dice en el Corán (interpretación del significado):

“Éstos son a quienes les hemos revelados los Libros, y agraciado con la sabiduría y la profecía. Y si [la gente] no creen en ello, [sepan que] hemos depositado la fe en otros que sí creen.”

[al-An’aam 6:89] 

La tarea de los Profetas era transmitir el mensaje de Allah aún siendo humanos, por lo tanto la característica de infalibilidad puede examinarse desde dos ángulos:

1-     Infalibilidad al trasmitir el mensaje.

2-     Infalibilidad relacionada con el error humano.

En primer lugar:

Con respecto al primer punto, los Profetas fueron infalibles al transmitir el mensaje de Allah. Ellos no ocultaron nada de lo que Allah les reveló y tampoco agregaron nada. Allah dijo a su Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) (interpretación del significado):

“¡Oh, Mensajero! Transmite lo que te ha sido revelado por tu Señor. Si no lo haces [omitiendo algo], no habrás comunicado Su Mensaje. Allah te protegerá de los hombres. Allah no guía a los incrédulos.”

[al-Maa'idah 5:67] 

“Y si [el Profeta] hubiera inventado algunas mentiras sobre Nosotros le habríamos tomado fuertemente, luego le habríamos cortado la arteria vital, y ninguno de vosotros habría podido impedirlo.”

[al-Haaqqah 69:44-47] 

Y Allah dice (interpretación del significado):

“Y no oculta nada de lo que le ha sido revelado.”

[al-Takwir 81:24] 

El Sheij ‘Abd al-Rahmaan ibn Sa’di (que Allah tenga piedad de él) dijo en el comentario sobre este versículo: Él no es avaro con lo que Allah le ha revelado, escondiendo algo. Mas bien, él (la paz y las bendiciones desciendan sobre él) es el habitante más confiable de los cielos y la tierra, el único que transmite el mensaje de su Señor, el mensajero fiel (para el mensaje). Él no niega ninguna parte del mensaje, ni a ricos ni a pobres, ni a gobernantes ni a súbditos, ni a hombres ni a mujeres, ni a habitantes de la ciudad ni a beduinos. Por lo tanto, Allah lo ha enviado a una nación analfabeta e ignorante, y él (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) no murió hasta que ellos se convirtieron en expertos conocedores, impregnados de conocimiento… (Fin de la cita).

Por lo tanto, con respecto a la transmisión de la religión de su Señor, el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) no cometió ningún error, ni grande ni pequeño, más bien fue infalible y se encontró bajo la protección constante de Allah.

El Sheij ‘Abd al-‘Aziz ibn Baaz (que Allah tenga piedad de él) dijo en Fataawa Ibn Baaz, 6/371: 

Todos los musulmanes están de acuerdo con que los Profetas (la paz descienda sobre ellos) –y especialmente Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él)- son infalibles y están protegidos por Allah de los errores en lo que transmiten.

Allah dice (interpretación del significado):

“[Juro] Por la estrella cuando desaparece [al amanecer] que vuestro compañero [el Profeta Muhammad] no se ha extraviado, ni está en un error. Ni habla de acuerdo a sus pasiones. Él sólo trasmite lo que le ha sido revelado. Aquello que le enseñó el dotado de poder”

[al-Naym 53:1-5] 

Nuestro Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) es infalible en todo lo que ha transmitido de Allah, en palabras, acciones y en lo que ha aprobado. No hay discusión entre los expertos sobre este punto. (Fin de la cita).

La ummah esta de acuerdo con que los Mensajeros son infalibles al transmitir el mensaje. No se olvidan de nada de lo que Allah les ha revelado, salvo por cosas que han sido abrogadas. Y Allah le garantizó a su Mensajero (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) que recordaría todo lo relacionado a la revelación, y no lo olvidaría, salvo por lo que Allah quisiera que olvidara, y Le garantizó que recordaría todo el Corán en su corazón. Allah dijo (interpretación del significado):

Salvo que Allah quiera [abrogar algún precepto], pues Él conoce lo manifiesto y lo oculto.

[al-A’la 87:7] 

“Somos Nosotros quienes te lo recitaremos y lo grabaremos en tu corazón. Y cuando te lo recitemos [a través del Ángel Gabriel] sigue la recitación.”

[al-Qiyaamah 75:17-18] 

El Sheij al-Islam [Ibn Taymiyah] dijo en Majmu’ al-Fataawa, 18/7]: 

Los versículos que indican la Profecía de los Profetas señalan que son infalibles con respecto al mensaje que transmiten de Allah, entonces, lo que transmiten de su Señor sólo puede ser verdad. Este es el significado de la Profecía e implica que Allah informa (a los Profetas) sobre lo oculto, y ellos transmiten ese conocimiento a la gente. Por lo tanto, el Mensajero tiene la orden de llamar a las personas y transmitirles el mensaje. (Fin de la cita).

En segundo lugar:

Con respecto a los Profetas como personas, pueden haber cometido errores. Lo que puede discutirse como se muestra a continuación:

1-     No cometieron pecados graves.

Con respecto a los pecados graves, los Profetas no han cometido ninguno, y están protegidos de ellos antes y después de comenzar con sus misiones.

El Sheij al-Islam Ibn Taymiyah (que Allah tenga piedad de él) dijo en Maymu’ al-Fataawa, 4/319: 

La opinión de que los Profetas son infalibles y están protegidos contra la realización de pecados graves, en comparación con los pecados leves, es la opinión de la mayoría de los expertos musulmanes y de todos los grupos. También es la opinión de los exegetas, narradores de hadices y los juristas. De hecho, nada ha sido narrado por ninguno de los salaf, imanes, Sahaabah, Taabi’in y sus seguidores, que contradiga esta opinión. (Fin de la cita).

2-     Asuntos que no están relacionados con la transmisión del mensaje y la revelación.

Con respecto a los pecados leves, pueden haber sido cometidos por ellos, o al menos por algunos de ellos. Por lo tanto, la mayoría de los expertos opinan que los Profetas no son infalibles en este aspecto. Sin embargo, si cometieron tales pecados, Allah no les dejó que continuaran en ello, más bien, Allah se los señaló y ellos se apresuraron a arrepentirse de esos pecados.

La evidencia de que podrían haber cometido pecados leves y de que Allah no les dejó que continuaran con ellos se encuentra en los versículos en los que Allah dice de Adán (interpretación del significado):

“Y cuando ambos comieron del árbol quedaron desnudos, y comenzaron a cubrirse con hojas del Paraíso. Por cierto que Adán desobedeció a su Señor y cometió un pecado. Luego su Señor lo eligió [como Profeta], lo perdonó y lo guió.”

[Ta-Ha 20:121-122] 

Ésto indica que Adán cometió un pecado pero no se le permitió que continuara con él, y él se arrepintió ante Allah.

Y Allah dice (interpretación del significado):

“Esto es obra de Satanás, ciertamente [Satanás] es un enemigo evidente que pretende desviar a los hombres. Dijo: ¡Señor mío! He sido injusto conmigo mismo; perdóname. Y [Allah] le perdonó, porque ciertamente Él es Absolvedor, Misericordioso.”

[al-Qasas 28:15-16] 

Por lo tanto Moisés (que la paz descienda sobre él) confesó su pecado y buscó el perdón de Allah después de haber matado al egipcio, y Allah perdonó su pecado.

Y Allah dice (interpretación del significado):

“Por cierto que éste es mi hermano, posee noventa y nueve esposas, y yo tengo una sola; y me dijo: Déjala para que yo me haga cargo de ella, y me convenció con sus argumentos elocuentes. Dijo David [sin escuchar al otro litigante]: Él ha sido injusto contigo pidiendo [que dejes a] tu esposa para que se sume a las de él; ciertamente que muchos socios se perjudican unos a otros, excepto los que creen y obran rectamente, que, en realidad, son muy pocos. David comprendió que quisimos ponerlo a prueba [mediante este juicio], y pidió perdón a su Señor, se prosternó y arrepintió. Y le perdonamos, pues es de los más allegados a Nosotros; y ciertamente [en la otra vida] tendrá una bella morada [en el Paraíso].”

[Saad 38:23-25] 

El pecado de David es que se apresuraba a juzgar antes de haber escuchado el argumento del segundo disputante.

Nuestro Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) fue reprendido por su Señor debido a asuntos que están incluso mencionados en el Sagrado Corán, como las que se mencionan a continuación (interpretación del significado):

“¡Oh, Profeta! ¿Por qué prohíbes lo que Allah ha hecho lícito, pretendiendo con ello complacer a tus esposas? Y [sabe que a pesar de ello] Allah es Absolvedor, Misericordioso.”

[al-Tahrim 66:1] 

Esto se refiere a la conocida historia con una de sus esposas.

Allah también reprendió a Su Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) por lo sucedido con los prisioneros de guerra en Badr:

Muslim narró en su Sahih (4588) que Ibn ‘Abbaas dijo: Cuando se detuvo a los prisioneros, el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) le dijo a Abu Bakr y ‘Umar (que Allah esté complacido con ellos): “¿Qué piensan sobre estos prisioneros?” Abu Bakr dijo: “¡Oh! Profeta de Allah son primos y parientes. Creo que debemos aceptar un rescate por ellos, lo que nos dará algo de apoyo contra los kuffaares, y quizás Allah los guíe al Islam”. El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “¿Qué piensas, Ibn al-Khattaab?” Él dijo: “Digo no, por Allah, ¡Mensajero de Allah! No estoy de acuerdo con Abu Bakr. Creo que nos los debes entregar para que podamos romper sus cuellos (ejecutarlos). Entrega ‘Aqil a ‘Ali para que él le ejecute, y entrégame a mí a los demás –parientes de ‘Umar- porque ellos son los líderes de la incredulidad”.

Al Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) le agradó lo que dijo Abu Bakr y no lo que yo [‘Umar] dije. Al día siguiente me encontré con el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) y Abu Bakú llorando. Le dije: “¡Mensajero de Allah! ¿Qué los ha hecho llorar a ti y a tú compañero? Si hay una razón para llorar, lloraré con ustedes, y no hay ninguna razón, simularé que lloro en solidaridad hacia ustedes porque ustedes están llorando”. El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Estoy llorando porque vi la tortura a la que ellos serían sometidos. Estuvo tan cerca de mí como este árbol” –un árbol que estaba cerca del Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) – luego Allah reveló las palabras (interpretación del significado):

No le es permitido al Profeta [ni a los creyentes] tomar como prisioneros de guerra a los incrédulos antes de haberles combatido y diezmado en la Tierra. Pretendéis así [cobrando su rescate] obtener un beneficio mundanal, pero sabed que Allah quiere para vosotros la recompensa de la otra vida. Ciertamente Allah es Poderoso, Sabio. Si no hubiese sido que Allah prescribió [para esta nación] que el botín de guerra fuera lícito, habríais sufrido un terrible castigo por lo que tomasteis de él. Tomad, pues, las cosas lícitas y beneficiosas como botín, y temed a Allah; ciertamente Allah es Absolvedor, Misericordioso.”

[al-Anfaal 8:67-69] 

Entonces Allah les permitió el botín.

Según este hadiz está claro que cuando el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) eligió pedir rescate por los prisioneros, tomó esta decisión por consideración propia (iytihaad) después de consultar con sus compañeros, y no tuvo revelaciones de Allah al respecto hasta después del suceso.

Las palabras de Allah (interpretación del significado):

[¡Oh, Muhammad!] Frunciste el ceño y le volviste la espalda al ciego cuando se presentó ante ti. [Se refiere a cuando ‘Abdullah Ibn Umm Maktûm, que era ciego, interrumpió su prédica a los nobles de Quraish]…”

[‘Abasa 80:1-2] 

Ésta es la famosa historia del gran compañero ‘Abd-Allaah ibn Umm Maktum y el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), cuando Allah lo reprende.

El Sheij al-Islam Ibn Taymiyah dijo en Maymu’ al-Fataawa, 4/320: 

Lo que fue narrado por la mayoría de los expertos es que ellos (los Profetas) no son infalibles con respecto a los pecados leves, pero no se les permite continuar con ellos. Ellos no dicen que ésto no pasa bajo ninguna circunstancia. El primer grupo del que se dijo que son infalibles en todos los casos, y de los que la mayoría lo dice, son los Raafidis (Shi’ah), que dicen que son infalibles y están protegidos aún de los olvidos y malos entendidos. (Fin de cita).

Algunas personas piensan que esto es casi como sugerir que los Profetas podrían pecar, y malinterpretan algunos de los textos del Corán y la Sunnah que lo indican. Existen dos argumentos engañosos que los llevan a hacerlo.

(i)                 El hecho de que Allah nos ha ordenado seguir a los Mensajeros y tomarlos como ejemplos. El mandamiento a seguirlos significa que todo lo que hicieron es un ejemplo para que nosotros sigamos, y que cada una de sus acciones y creencias es un a acto de adoración. Si nosotros sugerimos que el Mensajero (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) cometió un pecado, habrá un dilema, porque esto implica que a nosotros se nos ha ordenado imitar el pecado que cometió el Profeta ya que se nos ha ordenado seguir su ejemplo, pero al mismo tiempo, no debemos estar de acuerdo con ésto ni hacerlo, porque es pecado. Éste argumento es válido y apropiado si el pecado está oculto y no es obvio de tal manera que puede confundirse con actos de obediencia. Pero Allah les ha explicado a Sus Mensajeros en qué se han equivocado y le permitió arrepentirse sin demoras.

(ii)               Los pecados contradicen la perfección y son defectos. Ésto es verdad si no están acompañados por el arrepentimiento, ya que el arrepentimiento trae el perdón del pecado, y no se opone a la perfección, y no trae la culpa a una persona. Más bien, en muchos casos una persona puede sentirse mejor que antes de caer en el pecado después del arrepentimiento. Es sabido que el Profeta cometió un pecado y se apresuró a arrepentirse y buscar el perdón. Los Profetas no continúan en el pecado ni demoran el arrepentimiento, porque Allah los protege de ello, y después de arrepentirse ellos se vuelven más perfectos que antes.

3-     Errores sin intención relacionados con asuntos mundanos.

Con respecto a los errores relacionados a los asuntos mundanos, está permitido que ellos los cometan aunque su razón sea firme y su conocimiento sea poderoso. Ésto le ha sucedido a varios de los Profetas, incluso a nuestro Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él). Ésto le ha sucedido en varias esferas de la vida como la medicina, la agricultura, etc.

Muslim narró en su Sahih (6127) que Raafi’ ibn Jadiy dijo: “El Profeta de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) llegó a Medina y sus agricultores polinizaban las palmeras. Él dijo: “Quizás, si no lo hicieran, sería mejor”. Entonces, no lo hicieron y la cosecha fracasó. Se lo comunicaron al Profeta y él dijo: “Sólo soy un ser humano. Si les digo que hagan algo relacionado a su religión, háganlo, pero si les digo que hagan algo basado en mi opinión, ahí sólo soy un ser humano”. Por lo tanto, es sabido que los Profetas son infalibles y están protegidos contra los errores con respecto a la Revelación, entonces debemos tener cuidado con los que injurian la transmisión del Mensaje por medio del Profeta y su legislación, y dicen que es su opinión personal. El Profeta (la paz y las bendiciones desciendan sobre él) nunca podría hacer tal cosa. Allah dice (interpretación del significado):

Ni habla de acuerdo a sus pasiones. Él sólo trasmite lo que le ha sido revelado.”

[al-Naym 53:3-4] 

Se le preguntó a la Comisión Permanente de sabios y juristas: ¿Cometen errores los Mensajeros?

Ellos respondieron:

Sí, cometen errores, pero Allah no les permite que continúen con ellos, más bien se los señala por piedad a ellos y a sus naciones, y Él los perdona por sus errores, y acepta su arrepentimiento por su Gracia y Misericordia, porque Allah Perdona, es el Más Piadoso, lo que estará claro para el que estudie los versículos del Corán, que se refieren al tema.

Fataawa al-Laynah al-Daa’imah, 3/194 

Para más información vea la pregunta número 7208

Y Allah sabe mejor .

Islam Q&A
Create Comments