46985: Regla sobre el parpadeo del ojo derecho como señal de mala suerte


Hace más de una semana que el ojo derecho me parpadea. Me han dicho que es un mal presagio. ¿Qué me recomiendan?

Alabado sea Allah

No hay relación entre el parpadeo del ojo y la mala suerte. Se trata de una superstición de la que el musulmán debe cuidarse, pues es uno de los actos de los Yaahiliyyah. Fue demostrado que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) prohibió las creencias supersticiosas en los malos presagios y dijo que es una forma menor de shirk que va en contra del Tawhid en el que debemos creer, porque la superstición es un truco por medio del cual Satán busca provocar miedo y susurrar en los corazones de las personas. Nos referimos con superstición a lo que la persona ve, oye o conoce como un mal presagio.

La prohibición que el Profeta hizo de la superstición es mencionada en más de un hadiz. Por ejemplo:

El hadiz de Abu Hurairah (que Allah esté complacido con él) que dijo: El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “No existe ‘adwa (contagio excepto por la voluntad de Allah) ni tiyarah (creencia supersticiosa en presagios de las aves)”. Narrado por al-Bujari, 5757; Muslim, 102. 

Abu Dawud (3910) y al-Tirmidhi (1614) narraron en un reporte clasificado como sahih por al-Tirmidhi que Ibn Mas’ud (que Allah esté complacido con él) dijo: “El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: ‘Tiyarah es shirk, tiyarah es shirk’, pero ninguno de nosotros… sin que Allah lo quite por medio de la confianza en Él (tawakkul)”. Las palabras “pero ninguno de nosotros…” son las palabras de Ibn Mas’ud (que Allah esté complacido con él), no del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él). Esto significa que todos nosotros podemos experimentar algún tipo de tiyarah y superstición en su corazón, sin que Allah lo quite de su corazón por medio de la persona que deposita su confianza en Él y delegando en Él sus asuntos.

Anas ibn Maalik (que Allah esté complacido con él) dijo: El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah) dijo: “No existe ‘adawa ni tiyarah, pero prefiero el optimismo”. Ellos dijeron: “¿Qué es el optimismo? Él dijo: “Una buena palabra”. Narrado por al-Bujari, 5756; Muslim, 2220.

Estos hadices indican claramente que la superstición es haram y advierten de ella, pues implica que el corazón se aferre a algo distinto de Allah, y porque todo el que cree que algunas cosas pueden beneficiar o perjudicar algo que Allah no ha decretado que así sea ha cometido el pecado de shirk menor, y le ha abierto la puerta a Satán para atemorizarlo y causarle daño mental, físico o financiero. Por ello Él prohíbe la superstición y la declara falsa, y nos dice que no tiene efecto alguno, ni beneficioso ni perjudicial.

Una vez que se ha entendido esto, si alguna vez le vienen pensamientos como este, debe tener temor de Allah y depositar en Él la confianza y buscar Su ayuda. No debe prestar atención a estos malos pensamientos y falsas ideas. El Mensajero (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) nos ha dicho cuál es el remedio para la superstición, que fue narrado por el Imán Ahmad en su Musnad (2/220) y clasificado como sahih por al-Albaani en al-Sahihah (1065), del hadiz de ‘Abd-Allaah ibn ‘Amr ibn al-‘Aas (que Allah esté complacido con él) que dijo: “Si la tiyarah le impide a un hombre hacer lo que necesita hacer, pues entonces ha cometido shirk”. Ellos dijeron: “¿Cuál es la salida para ello?”. Él dijo: “Decir: ‘Allaahumma laa jayra illa jairuka wa laa tayra illa tayruka, wa laa ilaaha ghayruka (O Allaah, no existe bondad excepto Tu bondad, y no existe suerte excepto Tu suerte, y no existe dios excepto Tú)”. [Nota del traductor: Se mencionan aquí las aves porque los árabes de los yaahiliiah tenían una creencia supersticiosa en los presagios de las aves y se tomaban decisiones basadas en las observaciones de los movimientos de las aves].

El creyente no debe ser pesimista ni supersticioso, sino que debe ser optimista y pensar bien de Su Señor. So oye o ve algo, debe anhelar lo mejor, aún si parece ser lo contrario. Debe anhelar el bien de su Señor bajo toda circunstancia. Así debe ser el creyente, pues todos sus asuntos son buenos, como dijo el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “Qué maravillosos son los asuntos del creyente, pues sus asuntos son todos buenos, y eso no se aplica a nadie excepto al creyente. Si algo bueno le sucede, agradece por ello, y eso es bueno para él; si algo malo le sucede, lo sobrelleva con paciencia, y eso es bueno para él”. Sahih Muslim, 2999. Así el creyente está siempre en un estado de felicidad y tranquilidad, depositando en Allah su confianza y alejado de las preocupaciones y los problemas que Satán, que adora provocar dolor en los creyentes aunque no pueda causarles daño, intenta suspirar en su corazón. Le pedimos a Allah que nos mantenga firmes y alejados de todas las cosas malas. Y Allah sabe mejor.

Para más información, ver Fataawa al-Sheij Ibn ‘Uzaimin, 2/210.

Islam Q&A
Create Comments