Wed 16 Jm2 1435 - 16 April 2014
47565

Causas de la apatía y el remedio para ello

¿Cuál es la mejor solución para la apatía en la fe, luego de que una persona solía temer a Dios, y luego se volvió apático y ya no puede leer el Corán?

 Alabado sea Allah.

 Hay diversas causas para la apatía, y antes de tratar con el problema, debemos hacer una pausa y encontrar la causa. Hay diversas formas de averiguar la causa y de tratar con la apatía.

 Algunas de estas causas son: una relación débil con Dios, pereza en el culto, conservar la compañía de gente descuidada, distraerse con el mundo y sus deleites, no pensar acerca del fin de este mundo y las consecuencias de encontrarse con Dios mal preparado.

 Sobre cómo tratar la apatía en el culto en un musulmán, hay diversas formas hacerlo, entre las cuales están las siguientes:

 1 – Fortalecer la relación con su Señor, leyendo el Corán y meditando en sus significados, dándose cuenta de la grandeza de Dios observando la grandeza de Su Libro, pensando acerca de la grandeza de Sus nombres y atributos, etc.

 2 – Ofrecer regularmente oraciones voluntarias, aún si son pocas, porque una de las causas más importantes de que el musulmán se vuelva apático es cuando comienza haciendo muchos actos de culto de golpe. Esta no es la manera del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y esto no es lo que nos aconsejó hacer a su comunidad. ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) describió sus acciones como continuas, es decir, no interrumpidas ni infrecuentes. Y el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) nos dijo: “Los actos más amados para Dios son aquellos que se hacen regularmente, aún si son pequeños”. Si un musulmán no quiere verse afligido por la apatía, entonces que se esfuerce en hacer actos breves pero regulares, porque esto es mejor que hacer un montón de golpe infrecuentemente.

 3 – Esforzarse en conservar la compañía de la gente recta y activa. Un hombre que es enérgico (en el culto y las actividades islámicas) te hará ser más activo, porque a la gente activa no le gustan los compañeros perezosos. Entonces busca amigos activos que se esfuercen en memorizar el Corán, busquen el conocimiento e invoquen a Dios. Amigos como esos te animarán en el culto y te mostrarán el camino a las cosas buenas.

 4 – Lee libros que cuenten historias acerca de gente activa, para que tengas buenos ejemplos a seguir en tu camino hacia Dios. Por ejemplo, ‘Ulúw al-Hímmah, por el shéij Muhámmad ibn Isma’íl al-Muqáddim; Salah al-Úmma fi ‘Ulúw al-Hímmah por el Shéij Sayíd ‘Afáni.

 5 – Te aconsejamos hacer súplicas, especialmente en la última parte de la noche. Quien se vuelve a su Señor y busca su ayuda para permanecer firme en la adoración a Él, nunca será dejado atrás.

 Le pedimos a Dios que te ayude a hacer aquello que Le complace y que te guíe a las mejores actitudes, palabras y actos.

 Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments