47748: ¿Cuáles son las “lamam” (pequeñas faltas)? ¿Y cuáles son las normas sobre un musulmán desobediente que repetidamente las comete?


Allah dijo (traducción del significado):
“Aquellos que evitan los pecados graves y las obscenidades, y no cometen más que faltas leves…” (an-Náym 53:32).
Sé que la palabra “lamam” (traducida aquí como “pequeñas faltas”) significa pecados menores, tales como mirar, besar y tocar, y que estos pecados serán perdonados por Dios si uno evita los pecados mayores.
Mi pregunta es: ¿Significa esto que una persona no será castigada por estos pecados aún en este mundo, si se arrepiente de ellos pero luego cae en ellos nuevamente, y se arrepiente en ellos y vuelve a caer? ¿No será castigado por Dios por cometer estos pecados?

 Alabado sea Allah.

 En la respuesta a la pregunta No. 22422, “El Significado de las Faltas Menores”, hemos discutido las diferentes opiniones sobre el significado de la palabra “lamam”, en el verso (traducción del significado):

 “Aquellos que evitan los pecados graves y las obscenidades, y no cometen más que faltas leves…” (an-Náym 53:32).

 La mayoría de los eruditos son del punto de vista de que “lamam” quiere decir pecados menores.

Esto no significa que una persona deba ser negligente y descuidada acerca de sus pecados menores, porque persistir en cometer pecados menores, los convierte en un pecado mayor.

 El Imam an-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él) dijo en Shárh Muslim:

 “Los eruditos (que Allah tenga misericordia de ellos) dijeron que persistir en un pecado menor lo convierte en un pecado mayor. Se narró de ‘Umar, Ibn ‘Abbas y otros (que Allah esté complacido con ellos) que “no hay pecados mayores si uno reza pidiendo perdón, y no hay pecados menores si uno persiste en ellos”.

 Lo que esto significa es que un pecado mayor puede ser borrado por una plegaria pidiendo perdón, pero un pecado menor puede convertirse en un pecado mayor si uno persiste en ello”.

 El Shéij al-Islam Ibn Taimíyah dijo en Maymu' al-Fatáwa, (15/293):

 “El adulterio es un pecado mayor, pero mirar y tocar a una persona indebidamente es un pecado menor (lamam) que puede ser perdonado si uno evita el pecado mayor. Pero si una persona insiste en mirar y tocar, eso se convierte en un pecado mayor, y persistir en eso puede ser peor que un pecado mayor cometido durante sólo un momento porque persistir en mirar con deseo además de los sentimientos implicados en mezclarse y tocar, puede ser mucho peor que el mal de una relación sexual ilícita aislada. Por eso los juristas dijeron acerca del testigo de buen carácter: “…que no comete pecados mayores ni persiste en los pecados menores”… Ciertamente mirar y tocar puede conducir a un hombre a la idolatría, Allah dijo (traducción del significado):

 “Hay hombres que toman en lugar de Allah a otras divinidades, y las aman igual que a Allah” (al-Báqarah 2:165).

 Quien está enamorado, se convierte en esclavo de lo que ama”. Fin de la cita.

 El Mensajero (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) nos advirtió sobre ser negligentes con los pecados menores, cuando dijo:

 “Tengan cuidado con los pecados menores, como la gente que acampa en el fondo de un valle, y un hombre trae un palo, y otro trae otro palo, y así hasta que se organizan para cocinar su pan. Hay algunos pecados insignificantes que, una vez que se acumulan y la persona es cuestionada por ellos, la conducen a la condenación”. Narrada por Áhmad, 2/223, del reporte de Sáhl ibn Sa’d (que Allah tenga misericordia de él). Al-Háfiz dijo: “Su cadena de transmisión es buena”.

 Áhmad (3803) narró de ‘Abd Allah ibn Mas’ud (que Allah esté complacido con él) que el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Tengan cuidado con los pecados menores, porque conducen a la gente a la condenación”, y que el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) lo comparo con el ejemplo de: “…la gente que acampa en el fondo de un valle, y un hombre trae un palo, y otro trae otro palo, y así hasta que han acumulado un montón, luego encienden un fuego y cocinan su comida”. Clasificado como bueno por al-Albani en Sahih Al-Yami’, 2687.

 Ibn Máyah (4243) narró que ‘Aa'ishah (que Allah esté complacido con ella) dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) me dijo: “Oh, ‘Aa'ishah, ten cuidado con aquellos actos que consideras insignificantes, porque son importantes para Dios”. clasificado como auténtico por al-Albani en Sahih Ibn Máyah.

 Al-Ghazali dijo:

 “Cometer repetidamente pecados menores tiene un gran efecto en el ennegrecimiento del corazón. Es como el efecto del agua fluyendo sobre la roca, lo cual inevitablemente acabará horadándola, aún cuando el agua es líquida y la roca es sólida”. Fin de la cita.

 El poeta dijo bien cuando dijo:

 “No pienses que los pecados menores son insignificantes, porque las montañas están hechas de guijarros”.

 En segundo lugar, si una persona se arrepiente de su pecado, entonces le es perdonado y no será castigado por él, ya sea en este mundo o en el Más Allá. Por eso el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien se arrepiente de un pecado es como el que no ha pecado en absoluto”. Narrado por Ibn Máyah, 4250. Al-Háfid dijo: “Su cadena de transmisión es buena”; también fue clasificado como bueno por al-Albani en Sahih Ibn Máyah.

 An-Nawawi dijo:

 “Los eruditos (que Allah tenga misericordia de ellos) están de acuerdo en que el arrepentimiento es aceptable en tanto el alma no le haya llegado a la garganta a la persona en el momento de la muerte, como dice en el reporte. Hay tres condiciones esenciales para que el arrepentimiento sea aceptable: la persona debe abandonar el pecado, lamentar lo sucedido, y tomar la decisión de no volver a hacerlo.

 Si una persona se arrepiente de un pecado pero luego recae en él, esto no invalida su arrepentimiento, y si se arrepiente nuevamente de haberlo cometido, su arrepentimiento todavía es válido. Fin de la cita.

 Él también dijo:

 “Si una persona repite un pecado cien o mil veces o más, y se arrepiente cada vez, su arrepentimiento es aceptado y su pecado es borrado. Aún si fuese a arrepentirse una vez de todos estos pecados, su arrepentimiento aún sería válido”. Fin de la cita.

 Se narró en las colecciones de reportes de al-Bujari y Muslim que Abu Hurairah (que Allah esté complacido con él) dijo que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo en un reporte qudsí (aquellos que citan palabras de Dios): “Una persona cometió un pecado y dijo: “Oh, Dios mío, he cometido un pecado, perdóname”. Dios dijo: “Mi servidor ha cometido un pecado, pero él sabe que tiene un Señor que perdona los pecados o los castiga”. Luego pecó nuevamente, y dijo: “Oh, Dios mío, he cometido un pecado, perdóname”. Dios dijo: “Mi servidor ha cometido un pecado, pero él sabe que tiene un Señor que perdona los pecados o los castiga”… de acuerdo a otro reporte: “Yo he perdonado a Mi servidor, por lo tanto que haga lo que desee”.

 An-Nawawi (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

 “Las palabras “por lo tanto que haga lo que desee” significan: “en tanto te arrepientas luego de pecar, Yo te perdonaré”.

 Cual fuera el caso, la misericordia de Dios es vasta y Su munificencia es inmensa. Quien fuera que se arrepienta, Dios aceptará su arrepentimiento.

 Pero el musulmán no debe correr el riesgo de cometer pecados excusándose en la misericordia de Dios, porque es posible que luego no sea capaz de arrepentirse. Lo mencionado en el reporte tiene el propósito de explicar cuán grande es la misericordia de Dios y cuán inmensa su generosidad, y no de animar a la gente a pecar. Para más información, por favor consulte la respuesta a las preguntas No. 9231.

 Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments