Wed 23 Jm2 1435 - 23 April 2014
4839

El problema de la asimilación lingüística de los musulmanes en países extranjeros.

Nosotros, los musulmanes que vivimos en países extranjeros, enfrentamos el problema de la asimilación lingüística, por lo cual hablamos el idioma de los kufar en occidente en un esfuerzo consciente o inconsciente por congeniar con las personas que nos rodean, y porque estamos influenciados por el ambiente en el que nos encontramos. ¿Cuál es la opinión islámica sobre este problema, como podemos superarlo?

Alabado sea Allah.

El Sheik al-Islam Ahmad ibn ‘Abd al-Halim ibn Taymiyah (que Allah tenga piedad de él) habló de un modo muy efectivo sobre este problema, explicando su gravedad y sus efectos, y la opinión islámica con respecto a este tema.  Esto es lo que él dijo:

“En cuanto a acostumbrarse a hablar uno con el otro en una lengua que no sea  árabe, que es el símbolo del Islam y la lengua del Qur’an, tanto que esto se transforma en un hábito en la tierra, con nuestra familia y los miembros de la casa, con nuestros amigos, en el mercado, al dirigirnos a los funcionarios de gobierno o a las autoridades, o al hablar a las personas que poseen conocimiento, sin dudas es makruh (una aversión), porque implica alejarse del idioma árabe, lo que es makruh, como se explicó anteriormente.

Por lo tanto, cuando los antiguos musulmanes fueron a vivir a Siria y Egipto, donde la gente hablaba griego bizantino, y en Iraq y Jorasán, donde la gente hablaba Persa, y Maghrib (África del Norte) donde la gente hablaba Berber, Le enseñaban a las personas a hablar en árabe, y así el árabe se convirtió en la lengua predominante de esas tierras y todas las personas, tanto musulmanes como kafir, hablaban árabe. Éste también fue el caso en Jorasán en el pasado, luego descuidaron el idioma y se acostumbraron a hablar Persa hasta que predominó y el árabe fue olvidado por la mayoría de ellos. Sin dudas esto es makruh.

El mejor modo es acostumbrarse a hablar en árabe, así las personas jóvenes la aprenderán en sus hogares y escuelas, y el símbolo del Islam y su gente predominará. Esto hará que sea más fácil para las personas del Islam entender el Qur’an y la Sunnah, y las palabras de los Salaf, a diferencia de una persona que se acostumbra a hablar otra lengua, luego quiere aprender otra, y se le hace difícil.

Tenga en cuenta que acostumbrarse a usar una lengua tiene efectos claros y fuertes en el pensamiento, el comportamiento y el compromiso religioso de las personas. También tiene efectos sobre nuestra similitud con las antiguas generaciones de esta ummah, los Sahaabah y Taabi’in. Ser como ellos mejora nuestro pensamiento, compromiso religioso y nuestro comportamiento.

Además, la lengua árabe es parte del Islam, y saber árabe es una obligación. Si es una obligación entender el Qur’an y la Sunnah, y ellos no pueden entenderse sin saber árabe, entonces los medios necesarios para cumplir con la obligación también son obligatorios.

Hay cosas que son obligatorias para todos los individuos (fard ‘ayn), y otras que son obligatorias para la comunidad o ummah (fard kifaayah), es decir, si algunos las cumplen el resto se encuentra liberado de la obligación).

Éste es el significado del informe narrado por Abu Bakr ibn Abi Shaybah que dijo: ‘Isa ibn Yunus nos dijo de Thawr de ‘Umar ibn Yazid que ‘Umar le escribió a Abu Musa al-Ash’ari (que Allah esté complacido con él) y dijo: “Aprendan la Sunnah y aprendan árabe; aprendan el Qur’an en árabe porque es árabe”.

Según otro hadiz narrado de ‘Umar (que Allah esté complacido con él), él dijo: “Aprendan árabe porque es parte de su religión, y aprendan cómo debe dividirse la herencia (faraa’id) porque esto es parte de su religión”.

Este mandamiento de ‘Umar, para aprender árabe y la Shari’ah, combina las cosas que se necesitan, porque la religión implica el conocimiento de las palabras y las acciones. Entender árabe es la forma de entender las palabras del Islam, y entender la Sunnah es la forma de entender las acciones del Islam…

(Iqtidaa’ al-Siraat al-Mustaqim, 2/207)

Además de lo mencionado anteriormente, le sugerimos lo siguiente:

1.     Los musulmanes deben esforzarse – junto a su familia y a sus hijos – por hablar en árabe en sus hogares y reuniones. Los padres deben dar el ejemplo a sus hijos en el hogar, y a veces no deben responderles si ellos no hablan en árabe. Intente inscribir a los niños en colegios y academias árabes mientras sea posible.

2.     Las familias deben intentar formar cooperativas de viviendas, o vivir cerca unos de otros, para que el vecindario y el ambiente local sea de habla árabe.

3.     Tratar de establecer cursos de lengua árabe y buscar la recompensa y acercamiento a Allah haciéndolo. Libros, cds y otros medios educativos modernos deben usarse con este propósito.

4.     Escuchar continuamente las grabaciones del Qur’an, escuchar las lecciones de las cintas y asistir a las conferencias islámicas en árabe.

Y Allah es la fuente de fortaleza. Que Allah bendiga a nuestro Profeta Muhammad.

Sheik Muhammed Salih Al-Munajjid
Create Comments