Thu 17 Jm2 1435 - 17 April 2014
50487

¿Por qué los musulmanes no están unidos con respecto al ayuno?

¿Por qué los musulmanes no son unidos con respecto a su ayuno cuando sólo hay una luna nueva para el Ramadán? En el pasado se decía que no había medios de comunicación.

Alabado sea Allah. 

En primer lugar:

La razón más probable para que haya diferencias en el comienzo del ayuno entre los países es la diferencia al ver la luna. Esas diferencias son muy conocidas y es lógico que existan. 

Basados en esto, no es posible esperar que todos los musulmanes comiencen su ayuno al mismo tiempo, porque esto significaría que algunos de ellos comiencen a ayunar antes de que la luna nueva sea vista, e incluso antes de que ella aparezca. 

Al Sheij Ibn ‘Uzaymin (que Allah tenga piedad de él) se le preguntó sobre aquellos que llaman a la ummah a estar unidos en el ayuno y a basar la visualización de la luna en su avistamiento en la Meca. Él dijo: 

Esto es imposible desde el punto de vista astronómico, porque la visualización de la luna nueva, como lo dijo el Sheij al-Islam Ibn Taymiyah, difiere, según los científicos expertos en este tema. Debido a que es diferente, cada país debe tener sus propias reglas, según los informes y según la ciencia. 

La evidencia de los informes es el versículo en el que Allah dice (interpretación del significado):

Quien de vosotros presencie la aparición de la luna [correspondiente al comienzo del noveno mes] deberá ayunar; y quien estuviere enfermo o de viaje [y no ayunase] deberá reponer posteriormente los días no ayunados y así completar el mes

[al-Baqarah 2:185] 

Si sucede que las personas en una región remota del mundo no ven la luna nueva mientras las personas de la Meca sí la ven, ¿cómo se aplicarían las palabras de estos versículos a aquellos que no ven la luna nueva? El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Ayunen cuando la vean, y rompan el ayuno cuando la vean”. (Acordado por Bujari y Muslim). Por lo tanto, si la gente de la Meca, por ejemplo, la ve, entonces ¿cómo podemos esperar que las personas de Pakistán y países lejanos del Este comiencen a ayunar, si nosotros sabemos que la luna nueva todavía no ha aparecido en su región, y el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) conectó el comienzo del Ramadán con la vista de la luna? 

La evidencia científica es la analogía correcta que no podemos contradecir. Sabemos que el amanecer ocurre en las regiones orientales de la tierra antes que en las regiones occidentales, por lo tanto si amaneció en las regiones orientales ¿debemos dejar de comer aunque es de noche en el lugar en el que estamos? La respuesta es no. Si el sol se ha puesto en las regiones orientales pero todavía es de día en el lugar en el que estamos, ¿está permitido que rompamos nuestro ayuno? La respuesta es no. Y la luna nueva es exactamente como el sol. Allah dijo en el Corán (interpretación del significado):

comed y bebed hasta que se distinga el hilo blanco [la luz del alba] del hilo negro [la oscuridad de la noche], luego completad el ayuno hasta la noche

[al-Baqarah 2:187]

Quien de vosotros presencie la aparición de la luna [correspondiente al comienzo del noveno mes] deberá ayunar

[al-Baqarah 2:185]

Por lo tanto la evidencia de ambos textos y la ciencia indican que debemos establecer reglas independientes para cada lugar con respecto al comienzo y a la finalización del ayuno, y esto debe estar conectado con el signo físico que Allah ha descrito en Su Libro, y que Su Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) estableció en su Sunnah, a saber la vista de la luna y la vista del sol o el amanecer.

Fin de cita extraída de Fataawa Arkaan al-Islam, p. 451. 

Dijo el Sheij al explicar esta analogía y apoyando el argumento de los que dicen que debe haber diferentes visualizaciones de la luna:

Ellos dicen que los tiempos mensuales deben ser como las vistas diarias. Así como los diferentes países varían en el comienzo y en el final del ayuno diario, también deben tener diferencias en el comienzo y final del ayuno mensual. La diferencia en los horarios diarios es muy conocida según el consenso de los musulmanes; los que se encuentran en el este comienzan a ayunar antes que los que se encuentran en el oeste, y también rompen el ayuno primero.

Si aceptamos las diferencias en la visualización con respecto a los horarios diarios, entonces también debemos aceptarlas con respecto al mes.

Nadie puede decir que el versículo comed y bebed hasta que se distinga el hilo blanco [la luz del alba] del hilo negro [la oscuridad de la noche], luego completad el ayuno hasta la noche y las palabras del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) “Cuando haya llegado la noche, y el día se haya ido, y el sol se haya puesto, el ayunante puede romper su ayuno”, son generales en su significado y se aplican a todos los musulmanes en todas las regiones.

Lo mismo pasa con el versículo: Quien de vosotros presencie la aparición de la luna [correspondiente al comienzo del noveno mes] deberá ayunar y las palabras del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) “Cuando la vean ayunen, y cuando la vean dejen de ayunar”.

Como puede ver, esta opinión es muy fuerte, y la analogía entre los momentos mensuales y los diarios es sólida.

Fin de cita extraída de Fataawa Ramadaan, compilado por Ashraf ‘Abd al-Maqsud, p. 104 

El Consejo permanente de sabios emitió una declaración importante sobre este tema, su texto es el siguiente:

En primer lugar:

La desigualdad al ver la luna es algo muy conocido, y no existen diferencias entre los expertos con respecto a este tema. Más bien, la diferencia en la opinión de los expertos es si la desigualdad en la visualización de la luna es importante o no.

En segundo lugar:

Si la diferencia en la visualización de la luna es importante o no es un asunto teórico en el que no hay espacio para la iytihad. Incluso las personas que poseen mucho conocimiento y piedad difieren en este asunto. Éste es un tipo de diferencia aceptable, en el que quien realiza iytihad y acierta, tendrá dos recompensas, una por su iytihad y la otra por acertar, y el que se equivoca será recompensado por su iytihad.

Los expertos difieren en este tema, y hay dos opiniones. Una dice que la diferencia al ver la luna es importante y la otra dice que no es importante. Cada grupo cita evidencia del Corán y la Sunnah, y a veces citan el mismo texto, como cuando ambos citan el versículo (interpretación del significado):

Te preguntan [¡Oh, Muhammad!] acerca de las faces de la luna. Diles: Son un signo para que los hombres puedan fijar con ellos sus fechas y la de la peregrinación.

[al-Baqarah 2:189] 

Y las palabras del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él): “Ayunen cuando la vean y rompan el ayuno cuando la vean”.

Esto es así debido a los diferentes entendimientos de los textos, y las diferentes formas en las que cada grupo extrae su evidencia de ellos.

Basados en las consideraciones que el Consejo ha visto y examinado, y basados en el hecho que la diferencia de opinión en este asunto no tiene ningún efecto que pueda llevar a consecuencias indeseables, ya que esta religión surgió hace catorce siglos y nosotros no conocemos ningún período durante el que la ummah estuviera unida al ver la luna, los miembros del Consejo permanente de Expertos cree que los asuntos deben dejarse como están, y que este tema no debe agitarse. Cada estado islámico debe tener el derecho a elegir la opinión que prefiera, basado en las sugerencias de sus propios expertos, porque cada opinión tiene sus pruebas y evidencias.

En tercer lugar:

El Consejo permanente ha estudiado el tema de comprobar la luna nueva mediante los cálculos, y lo que ha sido narrado en el Corán y la Sunnah, y ha estudiado los comentarios de los expertos en este asunto. Ellos han decidido de manera unánime que los cálculos astronómicos no tienen ningún peso al determinar la luna nueva para los asuntos islámicos, porque el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Ayunen cunado la vean y dejen de ayunar cuando la vean” y dijo: “No ayunen hasta que la vean, y no dejen de ayunar hasta que la vean”.

Fin de cita, extraída de Fataawa al-Laynah al-Daa’imah, 10/102.

Islam Q&A
Create Comments