Mon 21 Jm2 1435 - 21 April 2014
5345

Gente que pide cosas prestadas y no las devuelve, ¿qué hacer?

Hay una fea situación aquí en nuestra comunidad, en que alguna gente traiciona la confianza que se les da y no mantienen la palabra dada.
Gracias a Dios mi esposo trabaja y alabado sea Él, tiene un corazón muy benevolente, y cuando la gente le pide, ya sea dinero o libros islámicos (que no son baratos), los hermanos (que casi ninguno de ellos trabaja y reciben dinero del gobierno), no se lo devuelven, o le prestan esos libros a otros hermanos sin el consentimiento de mi esposo. Mi marido está lejos de poder ocuparse de todo lo que le deben y también encuentra difícil pedir que se lo devuelvan.
Yo siento que pedirle a los hermanos que devuelvan las cosas cuando ellos vienen está bien, pero a mi marido no le gusta eso, pero tampoco siento yo realmente que esto esté bien, por consiguiente, ¿qué debemos hacer?

Alabado sea Allah

Sabe que Dios jamás dejará que la recompensa de quien hizo alguna buena obra se pierda, un buen préstamo por la causa de Dios (al-qárd al-hásan) es el mejor tipo de acto que acerca a una persona hacia Dios. 

Pero si tu marido sabe que una persona en particular no respetará la confianza que se le da, o demorará mucho tiempo en pagar el préstamo, entonces no hay ningún pecado en negarse a prestarle el dinero o el libro. 

Si una persona no tiene dinero y está en dificultades, es mejor darle algo más de tiempo y tratarlo con benevolencia. Allah dijo (traducción del significado): 

“Y si quien os debe dinero y atraviesa una situación estrecha, concededle un nuevo plazo hasta que esté en condición de saldar la deuda. Pero si supierais que es mejor para vosotros condonarle la deuda, hacedlo por caridad que será más beneficioso para vosotros” (al-Báqarah, 2:280). 

Si preguntas sobre los derechos de tu esposo, o si él pregunta por ellos, no hay pecado en ello, porque esto es un deber, pero él debe ser benevolente y considerado. El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Un hombre falleció y le dijeron: “¿Qué solías decir (es decir, cuando estaba vivo, en la Tierra)?”. Él respondió: “Yo solía hacer negocios con la gente, y solía darle tiempo al adinerado para que pagara sus deudas, y solía descontarle parte de la deuda al pobre”. Y por eso, fue perdonado” (Reportado por al-Bujari, No. 2216). 

La persona que pide algo prestado debe devolverlo. Allah dijo (traducción del significado): 

“Allah os ordena que restituyáis a sus dueños lo que se os haya confiado, y que cuando juzguéis entre los hombres lo hagáis con equidad. ¡Qué bueno es aquello a lo que Allah os exhorta! Allah es Omnioyente, Omnividente!“ (an-Nisá' 4:58). 

Se reportó de Abu Hurairah (que Allah esté complacido con él) que el Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien toma dinero prestado de la gente con la intención de devolverlo, Dios le ayudará a devolverlo; pero quien tome el dinero prestado de la gente simplemente con la intención de gastarlo, Dios lo destruirá” (al-Bujari, 2212). 

Sabe que nada se pierda para Dios, y que obtendrás nuevamente lo que has perdido en este mundo. Recibirás las bendiciones en el Día de la Resurrección, cuando la gente estará más necesitada de ellas. Y Allah es la Fuente de toda fuerza.

Shéij Muhámmed Salih al-Munáyyid
Create Comments