Fri 18 Jm2 1435 - 18 April 2014
5842

¿Cómo orar y ayunar en países en los que el día o la noche es continua?

Debido a la inclinación del eje de rotación de la tierra, las regiones más cercanas a uno de los polos experimentan días continuos durante algunos meses, por ejemplo la ciudad industrial de Tromso (de alrededor de 50.000 habitantes) en el norte de Noruega (donde el 0,4% de la población proviene de países islámicos) en la que el sol se ve de manera continua desde finales de mayo hasta finales de julio, mientras que en las ciudades cercanas al otro polo experimentan una noche continua durante ese mismo período. ¿Cómo hacen los musulmanes que viven en Tromso para realizar las oraciones del maghrib y el isha, si la noche no llega durante esos meses, y si el mes del Ramadán ocurre durante ese período, cómo pueden ayunar?

Alabado sea Allah. 

En relación con un asunto similar al cual usted está planteando, el Consejo de Expertos Superiores y el Consejo Permanente han emitido la fatwa número 2769. Éste es el texto de la pregunta con su respuesta: 

Alabado sea Allah, y que las bendiciones y la paz desciendan sobre aquel después del cuál no habrá otro Profeta. 

La Comisión Permanente para la Investigación Académica y Emisión de Fatwas ha leído la pregunta enviada al Secretario General por el secretario de la Unión de Estudiantes Musulmanes en Holanda, la cual había sido entregada a ellos por el Secretario del Consejo de Expertos Superiores. El texto de la pregunta es el siguiente: 

Esperamos que pueda darnos una fatwa con respecto a la determinación del momento de las oraciones del Maghrib, Isha’ y Fayr, y también del primer día del Ramadán y del Eid al-Fitr. Esto es porque la forma en la que el sol sale y se pone en los países en el norte de Europa que están cerca del Polo Norte, es distinta a la de los países musulmanes del este. La razón tiene que ver con el anuncio del fin del crepúsculo rojo y blanco. Debe mencionarse que en verano la luz dura casi toda la noche, por lo tanto es difícil determinar el momento de la ‘Isha’ y del comienzo del alba. 

Respuesta: 

El Consejo de Expertos Superiores en el reino de Arabia Saudita emitió una declaración relacionada con la fijación de los momentos de la oración, el establecimiento del comienzo del alba cada día, y el fin del alba durante Ramadán, en los países como el suyo. Esto es lo que dijeron: 

Después de estudiar, investigar y discutir el asunto, el Consejo ha decidido lo siguiente: 

Las personas que residan en un país en el que la noche puede distinguirse del día por medio del comienzo del alba, y la puesta del sol, pero en el que el día es extremadamente largo en el verano y extremadamente corto en el invierno, están obligadas a realizar las cinco oraciones diarias en los momentos indicados por la shari’ah. Esto es así debido al significado general de las palabras de Allah (interpretación del significado): 

Observa las oraciones prescriptas desde pasado el mediodía hasta la oscuridad de la noche [las oraciones del mediodía, media tarde, ocaso y noche.] y también la oración del alba, y prolonga la recitación en ella, pues ésta es atestiguada [por los Ángeles de la noche y el día].

[al-Isra’ 17:78] 

“La oración ha sido prescrita a los creyentes para realizarla en horarios determinados.”

[al-Nisa’ 4:103] 

Fue narrado por Buraydah (que Allah esté complacido con él) que un hombre le preguntó al Profeta (la paz y las bendiciones desciendan sobre él) sobre los momentos en los que se debe orar, y él le dijo: “Ora con nosotros durante éstos dos” (queriendo decir durante estos dos días). Cuando el sol pasó su cenit, le dijo a Bilaal que pronunciara el adhaan, después le dijo que pronunciara el iqaamah para el Duhr. Después le dijo que pronunciara el iqaamah para el ‘Asr, cuando el sol todavía se encontraba alto y claro. Después le dijo que pronunciara el iqaamah para el Maghrib cuando el sol se puso. Después le dijo que pronunciara el iqaamah para la ‘Isha’ cuando el resplandor rojo (crepúsculo) desapareció. Después le dijo que pronunciara el iqaamah para el Fayr cuando comenzó el alba. Luego, en el segundo día, le pidió que atrasara el Duhr hasta que pasara el calor extremo. Rezó la oración del ‘Asr cuando el sol se encontraba en lo alto, atrasándola más allá del momento en el que la había realizado antes. Rezó el Maghrib antes de que se acabara el crepúsculo; el ‘Isha’ al pasar un tercio de la noche; y rezó el Fayr cuando apareció la luz clara del día. Después dijo: “¿Dónde está el hombre que preguntaba por los horarios de las oraciones?” El hombre dijo: “Aquí estoy, ¡Oh, Mensajero de Allah!”. El Profeta (la paz y las bendiciones desciendan sobre él) dijo: “El horario de las oraciones se encuentran dentro de los límites que has observado.”

(Narrado por al-Bujari y Muslim) 

Fue narrado por ‘Abd-Allaah ibn ‘Amr ibn al-‘Aas que le Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones desciendan sobre él) dijo: “El momento para el Duhr se encuentra desde que el sol ha pasado el cenit y la sombra del hombre es igual en longitud a su altura, hasta que llega el momento del ‘Asr. El momento del ‘Asr dura hasta que le sol se pone amarillo. El momento del Maghrib dura hasta que el crepúsculo se desvanece. El momento de la ‘Isha’ dura hasta la medianoche. El momento del rezo Subh (Fayr) dura desde el comienzo del pre-amanecer siempre y cuando no haya comenzado a elevarse el sol. Cuando el sol comienza a elevarse se debe dejar de orar, porque se eleva entre los cuernos de Shaytán”.

Narrado por Muslim en su Sahih

Han sido narrados otros hadices que están relacionados con la determinación de los momentos de las cinco oraciones diarias, a través de las palabras y acciones del Profeta (la paz y las bendiciones desciendan sobre él). No importa si el día o la noche es larga o corta, siempre y cuando los momentos de las oraciones puedan distinguirse mediante los signos que identificó el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones desciendan sobre él).

Esto está relacionado con la sincronización de las oraciones. Con respecto a los momentos del ayuno en Ramadán, quienes sean responsables deben evitar la comida, la bebida y todo lo que anula el ayuno cada día del Ramadán, desde el alba hasta el atardecer en sus países; siempre y cuando la noche pueda distinguirse del día, y cuando ambos sumen veinticuatro horas. Está permitido que ellos coman, beban, tengan relacione sexuales, etc., sólo durante la noche, incluso si es corta. La shari’ah del Islam es universal y se aplica a todas las personas en todos los países. Allah dice en el Corán (interpretación del significado):

“…comed y bebed hasta que se distinga el hilo blanco [la luz del alba] del hilo negro [la oscuridad de la noche], luego completad el ayuno hasta la noche…”

[al-Baqarah 2:187] 

El que no pueda completar el ayuno porque el día es demasiado largo, o sabe por experiencia, o por el consejo de un médico competente y confiable, o cree que es probable que el ayuno lo lleve a la muerte o lo enferme gravemente, empeore su enfermedad o le impida su recuperación, tiene permitido romper el ayuno y recuperar los días que no ayune en un mes en el que pueda hacerlo. Allah dice en el Sagrado Corán (interpretación del significado):

“En el mes de Ramadân fue revelado el Corán como guía para la humanidad y evidencia de la guía y el criterio. Quien de vosotros presencie la aparición de la luna [correspondiente al comienzo del noveno mes] deberá ayunar; y quien estuviere enfermo o de viaje [y no ayunase] deberá reponer posteriormente los días no ayunados y así completar el mes. Allah desea facilitaros las cosas y no dificultárosla…”

[al-Baqarah 2:185] 

“Allah no exige a nadie por encima de sus posibilidades…”

[al-Baqarah 2:286] 

“Allah no quiere imponeros ninguna carga, sólo quiere purificaros y completar Su gracia sobre vosotros para que seáis agradecidos.”

[al-Maa'idah 5:6] 

 En Segundo lugar:

Quien viva en una tierra en la que el sol no se ponga durante el verano, y no salga durante el invierno, o que viva en una tierra en la que el día dura seis meses y la noche dura otros seis meses, por ejemplo, debe realizar cinco oraciones diarias en cada período de veinticuatro horas. Deben estimar los horarios según las horas del país más cercano, en el que los horarios de las oraciones pueden distinguirse, porque está probado en el hadiz del Isra’ wal Mi’raay (El Viaje Nocturno del Profeta y su Ascensión a los Cielos) que Allah ordenó a su ummah que realizara cincuenta oraciones por cada noche y día, luego el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) le pidió a su Señor que redujera este número, hasta que Él dijo: “¡Oh! Muhammad, son cinco oraciones en un día y una noche, y por cada oración habrá una recompensa de diez, así serían cincuenta oraciones…”

Está registrado en el hadiz de Talhah ibn ‘Ubayd-Allaah (que Allah esté complacido con él) que dijo: “Un hombre de Nayd con el cabello revuelto se acercó al Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) y escuchamos su voz fuerte pero no pudimos entender lo que estaba diciendo, hasta que se acercó y supimos que le estaba preguntando sobre el Islam. El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “(Debes ofrecer) cinco oraciones durante el día y la noche”. Entonces el hombre preguntó: “¿Debo hacer algo más?”.El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “No, salvo que quieras ofrecer oraciones voluntarias (naafil)”.

También se registra en el hadiz de Anas ibn Maalik (que Allah esté complacido con él) que él dijo: Teníamos prohibido preguntarle al Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) sobre cualquier cosa, entonces nos gustaba cuando llegaba un hombre inteligente de entre la gente del desierto y le hacía una pregunta que nosotros podíamos oír. Un hombre de la gente del desierto se le acercó y le dijo: “¡Oh, Muhammad! Tu mensajero vino hacia nosotros y nos dijo que tú afirmas que te ha enviado Allah”. Él respondió: “Él les ha dicho la verdad”. El hombre dijo: “Y tu mensajero afirmó que hay que ofrecer cinco oraciones durante la noche y el día”. El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Él les ha dicho la verdad”. El hombre dijo: “Por Quién te ha enviado, ¿te ha ordenado Allah ésto?”. Él respondió: “Sí”.

Fue probado que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) les habló a sus compañeros sobre el Dayyaal (Falso Mesías). Le preguntaron por cuánto tiempo se quedaría en la tierra, y él dijo: “Cuarenta días, un día como un año, un día como un mes, un día como una semana y el resto igual a vuestros días”. Le dijeron: “¡Mensajero de Allah! ¿Entonces serán suficientes las oraciones de un día para ese día que será como un año? Respondió: “No, estímenlas”. Por lo tanto, el día que será como un año, no será considerado como un día común, en el que sólo cinco oraciones son suficientes, sino que debemos ofrecer cinco oraciones por cada período de veinticuatro horas. Él les ordenó ofrecer las oraciones con intervalos, como en los demás días comunes.

Por lo tanto, los musulmanes nombrados en la pregunta deben definir los momentos de las oraciones en esa tierra, basándose en las horas del país más cercano, en el que la noche y el día pueden diferenciarse, y en el que los horarios de las cinco oraciones diarias son conocidos según los signos descritos en la shari’ah, cada períodos de veinticuatro horas.

De igual modo, deben cumplir con el ayuno del Ramadán. Deben establecer el momento de su ayuno y el comienzo del Ramadán, y el momento en el que comienza y termina el ayuno cada día por medio del alba y el atardecer del país más cercano, en el que se pueda distinguir el día de la noche. El período total debe sumar veinticuatro horas, debido al hadiz del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) sobre el Dayyaal mencionado anteriormente, en el que él les dice a sus compañeros cómo determinar los momentos de las cinco oraciones diarias. No hay diferencias sobre esto entre el ayuno y la oración.

Y Allah es la Fuente de Fortaleza. Que Allah envíe bendiciones y paz sobre nuestro Profeta Muhammad, su familia y sus compañeros.

Al-Laynah al-Daa’imah li’l-Buhuz al-‘Ilmiyyah wa’l-Ifta’.

Fataawa al-Laynah al-Daa’imah, 6/130-136
Create Comments