Sun 20 Jm2 1435 - 20 April 2014
6622

El significado de la esclavitud en el Islam.

¿Podrían aclararme la razón por la que existen los esclavos en el Islam? En el Corán se menciona varias veces este término, en particular en el momento en el que un hombre es el esclavo de su Señor Allah, lo que entiendo y con lo que estoy de acuerdo. Sin embargo en muchas instancias, el Corán expresa que un hombre o una mujer es esclavo de otro. Si ésto está permitido, ¿en qué contexto Allah lo permite? Agradeceré su aclaración sobre este tema.

Alabado sea Allah. 

La servidumbre de un musulmán hacia Allah, glorificado sea, es lo que Él ha ordenado en Su Libro, y es el Mensaje con el que Él envió a sus Mensajeros, Él dice (interpretación del significado):

“Por cierto que enviamos a cada nación un Mensajero [para que les exhortase a] adorar a Allah y a evitar al Seductor.” [al-Nahl 16:36].

La palabra ‘Ubudiyyah (esclavitud) en árabe, proviene de la palabra Ta’bid (servidumbre, subyugación). La frase ‘abbadtu’l-tariq significa: “He hecho el mundo suave y cómodo para caminar en él”. La servidumbre del esclavo hacia Allah tiene dos significados, uno general y otro específico. Si por “esclavo” quiero decir al-mu’abbad, es decir, es que está subyugado, éste es el significado general que incluye a todas las cosas creadas tanto en los reinos superiores como en los inferiores, sensibles o no, animados e inanimados, móviles o estáticos, creyente o incrédulo, virtuoso o inmoral, porque toda criatura se encuentra subyugada a Allah y sujeta a Su control, y para cada uno de ellos existe un límite en el que finaliza su existencia.

En cambio, si por “esclavo” quiero decir al-‘aabid, el que adora a Allah y obedece Sus mandamientos, este significado se aplica específicamente a los creyentes para excluir a los incrédulos, porque los creyentes son los verdaderos esclavos de Allah que Le atribuyen Divinidad y Autoridad Sólo a Él, y reconocen Sus Nombres y Atributos, y no Lo asocian con nada. Como Allah dice en la historia de Satán (interpretación del significado):

“Dijo: ¡Oh, Señor mío! Por haberme descarriado, les seduciré y descarriaré a todos. Excepto a quienes de Tus siervos hayas protegido. Dijo [Allah]: Quien siga Mí sendero recto Le protegeré. Por cierto que no tendrás poder alguno sobre Mis siervos, salvo los descarriados que te sigan.” [al-Hijr 15:39-42]

Con respecto a la ‘ibaadah (adoración) que Allah nos ordena, ésta es una palabra que incluye a todas las palabras y acciones que Allah ama y con las que se complace, ya sean manifiestas u ocultas, y excluye a todo lo que podría anularlas. Esta definición incluye el testimonio de fe (Shahaadatayn), el Salaah, el Hayy, el ayuno, ordenar lo que es bueno y prohibir lo que es malo, y creer en Allah, los ángeles, los Profetas y en el Último Día. La base para esta adoración es la intención pura, por la que el objetivo de la persona que adora es encontrar el Rostro de Allah, glorificado Sea, y el Más Allá. Allah dice en el Corán (interpretación del significado):

“Pero el piadoso estará a salvo, aquel que da parte de su riqueza con el anhelo de purificarse, y que cuando hace una obra de bien, no la hace esperando la retribución de los hombres sino anhelando el rostro de su Señor el Altísimo [y Su complacencia], y por cierto que se complacerá [con lo que le aguarda en el Paraíso].” [al-Layl 92:17-21]

Por lo tanto, la pureza en la intención es esencial, como lo es la sinceridad, entonces el creyente se esfuerza en seguir lo que Allah ha ordenado, y en evitar lo que Él ha prohibido, se prepara para el Encuentro con Allah (alabado Sea), abandona los sentimientos de desesperanza y pereza, y evita seguir sus propios deseos, como Allah dice en el Sagrado Corán (interpretación del significado):

“¡Oh, creyentes! Temed a Allah, y contaos entre los veraces.” [al-Tawbah 9:119]

También es esencial seguir al Mensajero (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él), entonces el creyente podrá adorar a Allah según lo que Él ha prescrito y no según lo que los seres humanos desean o innovan. Éste es el objetivo de seguir al Profeta que ha sido enviado por Allah, Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él). La pureza en la intención, la sinceridad y seguir al Mensajero son todas cosas esenciales. Una vez que estos asuntos sean entendidos, entonces estará claro para nosotros que todo lo que vaya en contra de lo que es esencial es, de hecho, esclavitud a las personas. Por lo tanto la ostentación es una forma de esclavitud a las personas; el Shirk es una forma de esclavitud a las personas; negar los mandamientos de Allah y enojar al Señor para conseguir la aprobación de los demás es una forma de esclavitud a las personas.

Toda persona que coloca sus propios deseos sobre obedecer a su Señor sobrepasa los límites de la ‘Ubudiyyah (servidumbre a Allah) y está desviado del Camino Correcto. Por eso el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Perdido está el esclavo del dinar, perdido está el esclavo del dirham, perdido está el esclavo de las ropas delicadas y perdido está el esclavo del terciopelo. Si se le entrega algo, está complacido, pero si se le niega, se enfurece. ¡Está perdido!”

La esclavitud hacia Allah incluye e implica amor, temor y esperanza. El esclavo ama a su Señor, teme Su castigo y espera Su Misericordia y recompensa. Éstos son los tres pilares de la ‘Ubudiyyah o esclavitud.

La esclavitud hacia Allah es un honor, no una razón de humillación.

Le pedimos a Allah que nos haga de sus esclavos Virtuosos. Que Allah bendiga a nuestro Profeta Muhammad.

Sheij Muhammed Salih Al-Munajjid
Create Comments