Sat 19 Jm2 1435 - 19 April 2014
69759

¿Hay alguna súplica válida que pueda ser recitada durante los exámenes?

¿Cuáles son las normas sobre recitar algunas súplicas antes de los exámenes y luego de ellos? Tales como la súplica dicha cuando comienza la revisión:
“Oh Allah, te pido en entendimiento de los Profeta y la memoria de los Mensajeros y ángeles que son cercanos a Ti, mantén mi lengua fresca con Tu recuerdo y mi corazón humilde y obediente ante Ti, porque Tú eres suficiente para mí y Tú eres quien mejor dispone de todos los asuntos”. Y cuando uno sale de la casa y se dirige a rendir un examen, ¿puedo decir: “Oh Allah, en Ti confío y a Ti someto mis asuntos, y no hay refugio de Ti excepto en contigo”? ¿Y al final de examen: “Alabado sea Dios Quien nos ha guiado, y no podríamos haber sido guiado si Él no nos hubiera guiado”? ¿Y cuando estamos dudando ante una pregunta: “No hay Dios excepto Tú, gloria a Ti, verdaderamente yo fui uno de los malhechores. Oh Viviente, Oh Sustentados, por Tu misericordia, busco ayuda”, y muchas otras?

 Alabado sea Allah

 No hay ningún reporte en la Tradición Profética que sugiera lo que puede decirse durante los exámenes. Las súplicas que se han difundido entre los estudiantes y que se las dice durante la revisión, o cuando reciben los exámenes corregidos, o cuando vacilan ante algún punto del examen, etc., ninguna de ellas tienen base alguna en la Tradición Profética, ni en reportes auténticos ni en reportes débiles. Por el contrario, todos son fabricados y falsamente atribuidos al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él).

 Atribuir algo así a la Tradición Profética cuando uno sabe que no es parte de ella, implica que la persona que lo hace es uno de quienes dicen mentiras acerca del profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él).

 Se narró que al-Mughira ibn Shu’bah (que Allah esté complacido con él) dijo: “Oí al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) decir: “Decir una mentira sobre mí no es como decir una mentira sobre alguien más. Quien mienta sobre mí deliberadamente, que vaya ocupando su lugar en el Infierno”. Narrado por al-Bujari, 1229; Muslim, 4.

 Quien difunda estos falsos reportes y cosas similares, sabiendo que no pueden ser concretamente atribuidos al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), está mintiendo sobre el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), y su pecado es el mismo que el de quien inventó los reportes.

 Hay una súplica comprobada del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) para cuando uno sale de su casa, pero no es como la que has descripto. La frase dice: “Iá Háiyu Iá Kaiyúm bi rahmátika astaghiz (Oh Viviente, Oh Sustentador, por Tu misericordia busco ayuda)”. Hay reportes que indican que esto debe decirse en tiempos de dificultad. Esto incluye exámenes como otro tipo de dificultades. Aquí siguen los reportes que han sido narrados con respecto a eso:

 1 – Se narró que Anas ibn Málik (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien diga (cuando deja su casa): “Bismilláh, tawakkáltu ‘ala Allah, la hawla wa la qúwwata ílla billáh (en el nombre de Dios, en Dios confío, no hay poder ni fuerza excepto en Dios)”, se le dirá: “Se te cuidará y protegerá, y Satanás será apartado de ti”. Narrado por Abu Dawud 5095; at-Tirmidhi, 3426; clasificado como auténtico por al-Albani en Sahih Abu Dawud.

 2 – También se narró que Anas ibn Málik (que Allah esté complacido con él) dijo: “Si algo lo perturbaba, el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) decía: “Iá Háiyu Iá Qaiyúm bi rahmátika astaghiz (Oh Viviente, Oh Sustentador, por Tu misericordia busco ayuda)”. Narrado por at-Tirmidhi, 3524; clasificado como bueno por al-Albani en as-Sílsila as-Sahihah, 3182.

 3 – también se narró de Anas (que Allah esté complacido con él) que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Oh Allah, nada es fácil excepto o que Tú facilitas, y Tú puedes facilitar las dificultades si quieres”. Narrado por Ibn Hibbán, 3/255; clasificado como auténtico por al-Albani en as-Sílsilah as-Sahihah, 2886.

 4 – Se narró que Sa’d ibn Abi Waqqás (que Allah esté complacido con él) dijo: “El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “La oración de Dhu un-Nún cuando él estaba el estómago del pez (fue): “La iláha ílla Anta, Subhánaka ínni kuntu min az-zaalimín No hay más divinidad que Tú, gloria a Ti, verdaderamente yo fui uno de los malhechores)”. Un musulmán nunca invoca a su Señor con estas palabras acerca del algún asunto, sin que su súplica sea respondida”. Narrado por at-Tirmidhi, 3505; clasificado como auténtico por al-Albani en as-Sílsilah as-Sahihah, 1644.

 Conclusión: No es permisible inventar súplicas y atribuirlas al Islam. Lo que se ha narrado en los reportes y que puede recitarse en tiempos de dificultades es suficiente.

 Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments