Sat 19 Jm2 1435 - 19 April 2014
69944

El significado de desearle la paz y las bendiciones al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él)

¿Cuál es el significado de enviarle la paz y las bendiciones al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él)?

 Alabado sea Allah.

 Bendecir al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), de acuerdo a la mayoría de los eruditos, significa la misericordia de Dios, en las oraciones para pedir perdón por él ofrecidas por los ángeles, y las súplicas ofrecidas por los seres humanos. Otros, incluyendo a Abul Aalíyah entre los primeros eruditos, Ibn al-Qayím entre los posteriores, e Ibn ‘Uzaimín entre los contemporáneos, sostienen el punto de vista de que el significado de bendecir al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) es elogiarlo entre el conjunto de la élite de la creación (al-mala’ al-á’la, es decir, los ángeles, as-Saffát 37:8), las oraciones de los ángeles y los musulmanes para bendecirlo (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) son para ser elogiado por Allah entre los ángeles. Ibn al-Qayím (que Allah tenga misericordia de él) escribió un libro sobre este tópico titulado Yalá’ al-Afhám fi Fádl as-Salat was Salam ‘ala Fair il-Anám, en el cual se explaya sobre el significado de desearle las bendiciones al Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), las normas de ello, y sus beneficios.

 El Shéij Muhámmed ibn Sálih al-‘Uzaimín (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

 “La frase “bendice a Muhámmad” (sálli ‘ala Muhámmad), se ha dicho que las bendiciones de Dios significan misericordia, las bendiciones de los ángeles significan orar pidiendo perdón, y las bendiciones de las personas significan súplicas.

 Si se dice: “Los ángeles le envían sus bendiciones”, significa que ellos rezan por el perdón de sus pecados.

 Si se dice: “El hombre le envía sus bendiciones”, significa que él rezó para que se lo bendiga.

 Si se dice: “Dios le envía las bendiciones”, significa que Él le concedió misericordia.

 Esto es bien conocido entre los eruditos, pero el punto de vista correcto es algo diferente, porque las bendiciones (salah) son más específicas que la misericordia. Por eso los musulmanes están unánimemente de acuerdo en que es permisible rezar para pedir misericordia por cada creyente, pero difieren sobre si debemos rezar pidiendo que se bendiga (usando la palabra específica de salah o “sálli ‘ala”) por otro que por el Profeta. Si la palabra salah aquí es tomada como misericordia, no hay diferencia entre ellos, y así como podemos rezar pidiendo misericordia por una persona podemos enviarle las bendiciones también.

 Más aún, Allah dijo (traducción del significado):

 “Éstos son quienes su Señor agraciará con el perdón y la misericordia, y son quienes siguen la guía” (al-Báqarah 2:157).

 La palabra ráhmah (misericordia), es mencionada en conjunto con la palabras salawat (bendiciones), lo cual indica que tienen diferentes significados, por eso el significado del verso es claro. Los eruditos (que Allah tenga misericordia de ellos) usan la palabra salah (bendiciones) en algunos lugares y la palabra ráhmah en otros, por lo tanto salah no es lo mismo que misericordia. Lo mejor que puede decirse concerniente a esto es lo que Abul ‘Aalíyah (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Las bendiciones (salah) de Dios sobre el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) es Su elogio para él entre la élite de Su creación (los ángeles)”.

 Entonces, lo que significa Allahúmma sálli ‘alaihi (Dios nuestro, bendice a Muhámmad) es: Dios nuestro, elógialo entre la élite de Tu creación, es decir, entre los ángeles que están cercanos a Dios”.

 Si alguien fuera a decir que esto es improbable por su significado lingüístico, porque salah en árabe significa súplica y no elogio, la respuesta es que la palabra salah está también relacionada con la palabra silah (don), no hay duda de que elogiar al Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) entre la élite de la creación (los ángeles) es un gran don, porque el elogio puede ser algunas veces más importante para una persona que todo lo demás. Entonces, una buena mención es un gran don.

 Basándonos en esto, el punto de vista correcto es que enviarle las bendiciones al Profeta (saláh) significa elogiarlo entre la élite de la creación (los ángeles)”. Fin de la cita.

 Ash-Shárh al-Mumti’, 3/163-164.

 Con respecto al significado de enviarle la paz (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), esto significó rezar por su salud mientras vivió, por el bienestar de su compromiso religioso, por el bienestar de su cuerpo en la tumba, significa rezar por su éxito y bienestar en el Día de la Resurrección.

 El Shéij Muhámmed ibn Sálih al-‘Uzaimín (que Allah tenga misericordia de él) dijo:

 “La frase as-salamo ‘aleika, se ha dicho que el significado de as-salam es uno de los nombres de Dios, porque el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Dios es as-Salam (la Paz)”, y Allah dijo (traducción del significado): “Él es Allah, no hay otra divinidad salvo Él, Soberano, Santísimo, Pacificador, Dispensador de seguridad, Celador, Poderoso, Compulsor y Soberbio. ¡Glorificado sea Allah! Él está por encima de lo que Le atribuyen” (al-Háshr 59:23). Entonces, de acuerdo a este punto de vista, el significado es: “Que Dios te proteja, te mantenga seguro y te cuida, Oh Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él)”. Es como si estuviéramos diciendo: Dios está observándote, protegiéndote, ayudándote, etc.

 Se ha dicho que as-Salam es un nombre que proviene de la raíz sal-láma (saludar), y significa saludo, como Allah dijo (traducción del significado): “Ciertamente Allah y Sus Ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pedid bendiciones y paz por él” (al-Ahzáb 33:56). El significado de saludar al Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) es rezar por él y pedirle a Dios que lo mantenga a salvo de todo daño.

 Puede decirse: esta súplica es algo obvio durante su vida (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), pero después de su muerte, ¿cómo podemos rezar porque él esté sano y salvo, cuando ya ha fallecido?

 La respuesta es que rezar por su seguridad y bienestar no está limitado al tiempo de la vida de alguien. Aún hay cosas aterradoras que sucederán en el Día de la Resurrección. Por eso la oración del Mensajero cuando la gente cruce el puente sobre el Infierno (as-sirat), será: “Allahúmma, sállim, sállim” (Dios nuestro, danos seguridad, danos seguridad)”. Un hombre no cesa de hacer frente a los peligros luego de morir.

 Por eso nosotros rezamos por el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él), para que Dios lo mantenga a salvo del terror del Día de la Resurrección.

 También decimos que puede haber un significado más general, es decir, que la seguridad y la protección para él también incluye la protección del Mensaje que trajo, de la ley islámica y la Tradición Profética, para que puedan ser preservadas a salvo de las manos de aquellos que podrían mancillarlas o deformarlas, como los eruditos han dicho acerca del verso (traducción del significado: “¡Oh, creyentes! Obedeced a Allah, obedeced al Mensajero” (an-Nisá' 4:59). Ellos dijeron: “Se refiere a él durante su vida, y a su Tradición Profética después de su muerte”.

 ¿Es la frase “as-salamo ‘aleika” una súplica, o una afirmación? Es decir, ¿Uno está afirmando que el Mensajero está protegido, o está rezando a Dios que lo proteja?

 La respuesta es que esto es una súplica, en la que uno le está pidiendo a Dios que lo proteja. Entonces, es una afirmación que sirve como súplica.

 ¿Es dirigirse al Mensajero (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) igual que dirigirse a cualquier otra persona?

 La respuesta es que no. Si este fuera el caso, entonces la oración podría ser invalidada por ello, las súplicas para cualquier ser humano ordinario no son aceptables durante la oración. Su este fuera el caso, sus compañeros habrían dejado bien en claro que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) podría oírlos, y que retornaría el saludo como sucede cuando se reúnen con él. Pero, como el Shéij al-Islam Ibn Taimíyah dijo en su libro Iqtida' as-Sirát al-Mustaqím: “Por pensar demasiado en el Mensajero (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) cuando le envías la paz, es como si él estuviera en frente de uno, y uno se dirigiera a él”.

 Por eso sus compañeros solían decir “as-salamo ‘aleika” (la paz sea contigo), aunque él no los oyera, y decían “as-salamo ‘aleika” cuando estaban en un territorio y él en otro, y decían también “as-salamo ‘aleika” aunque estemos en una parte del planeta muy diferente a la que él estaba, y en otra época”. Fin de la cita.

 Ash-Shárh al-Mumti’, 3/149-150.

 Y Allah sabe más.

Islam Q&A
Create Comments