Wed 16 Jm2 1435 - 16 April 2014
7198

Recitando suras y aleyas en un orden diferente

Mi pregunta es con respecto al orden en que las suras del Corán deben ser recitadas en la oración, ya sea en voz baja o en voz alta.
¿Debe el orante recitar suras o aleyas en el orden en que aparecen en el Corán? Por ejemplo, ¿Es permisible recitar surat an-Nas en la primera rak’ah seguida por surat al-Káuzar en la segunda rak’ah, o la aleya 50-60 de surat al-Baqarah (por ejemplo), seguida por la aleya 10-20 en la segunda rak’ah?
Por favor clarifíqueme esto y explíqueme porqué.

 Alabado sea Allah. 

 Leer partes posteriores del Corán antes de las anteriores es llamado Tankis (inversión). Hay diferentes tipos de Tankis: 

 Tankis al-Huruf (inversión de letras). 

 Tankis al-Kalimat (inversión de palabras). 

 Tankis al-Áyat (inversión de versos). 

 Tankis al-Suwar (inversión de suras) 

 Tankis al-Huruf significa colocar una letra posterior antes de una previa en una palabra, por ejemplo, en lugar de “Rább” uno lee “Barr”. 

 Indudablemente esto es haram, e invalida la oración de la persona, porque cambia la manera en la que Allah reveló el Corán, y usualmente altera el significado de forma drástica. 

 (Ash-Shárh al-Mumti’ por Ibn ‘Uzaimín, 3/110) 

 Tankis al-Kalimat (inversión de palabras significa colocar una palabra posterior antes que una previa, por ejemplo, en vez de decir “Qul húa Allahu áhad”, leer “¡Áhad Allah húa qul!” 

 Esto también es indudablemente haram, porque cambia la manera en la que Allah reveló el Corán. 

 (Ash-Shárh al-Mumti’, 3/110). 

 Tankis al-Áyat (inversión de versos) significa recitar una aleya posterior antes que una anterior, por ejemplo, recitando “Min shárr il-waswás il-Jannás” antes de “iláhin nas”. 

 Con respecto a esto, al-Qadi ‘Aiyád (que Allah tenga misericordia de él) dijo: 

 “No hay disputa con respecto al orden de las aleyas en cada surah. Esto es algo que es Tawquifi (es decir, basado en la revelación, y no está abierto a iytihad), y el orden es el que aparece en el musjaf, y así es como el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) se lo transmitió a su Ummah”. 

 (Sharh an-Nawawi, 6/62. Este fue también el punto de vista del Ibn al-‘Arabi, como afirmó en al-Fath, 2/257). 

 El sháij Ibn ‘Uzaimín dijo: 

 “Tankis al-áyat (inversión de aleyas) es también haram, de acuerdo al punto de vista correcto de la mayoría, porque el orden de las aleyas es tawqifi (algo que está basado en la revelación y no abierto a iytihad). El significado de “tawqifi” es que fue dictado por orden del Mensajero de Allah (Paz y bendiciones de Allah sean con él)”. 

 (ash-Shárh al-Mumti’, 3/110). 

 Tankis as-Suwar (inversión de suras) significa recitar capítulos posteriores antes que los previos, por ejemplo, recitar Ali ‘Imrán antes que Surat al-Báqarah. 

 El reglamento para esto es: 

 Todos los eruditos que opinan que el orden de las suras no es tawqifi no ven nada de malo en esto. 

 Aquellos que piensan que tal orden es tawqifi o que el consenso de los Sahabas sobre el orden de las suras es evidente, piensan que no es permisible. 

 El punto de vista correcto es: 

 Que el orden de las suras no es tawqifi; este es el resultado de la iytihad de algunos de los sahabas. 

 No hubo consenso entre los sahabas sobre el orden de las suras; el orden en el musjaf de ‘Abdallah ibn Mas’ud, por ejemplo, es diferente del orden del musjaf de otros sahabas. 

 En la sunnah hay evidencia que apoya el punto de vista de que es permisible: 

 a) Hudaifah dijo: “Yo recé con el Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean con él) una noche, y él comenzó recitando Surat al-Báqarah. Yo pensé que iba a hacer el ruku’ cuando alcanzara unas cien aleyas, pero siguió. Pensé que la iba a completar en una rak’ah, pero siguió. Luego pensé, “va a hacer el ruku’ ahora”, pero comenzó a recitar an-Nisá’, y la recitó toda, entonces comenzó a recitar Ali ‘Imrán y la recitó entera…” (Narrado por Muslim, 772). 

 La evidencia en este hadiz es que el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con el) recitó Surat an-Nisá’ y luego Surat Ali ‘Imrán. 

 An-Nawawi dijo: 

 Al-Qadi ‘Aiád dijo: “Aquí hay evidencia a favor de aquellos que dicen que el orden de las suras es el resultado de la iytihad de una parte de los musulmanes cuando registraron por escrito el musjaf. El Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) no dictó el orden de las suras; confió esta tarea a su comunidad luego de su muerte. Este es el punto de vista de Malik y de la mayoría de los eruditos, y fue el punto de vista apoyado por al-Qadi Abu Bakr al-Baaqilláni. Ibn al-Baaqilláni dijo: “Éste es el más correcto de los dos puntos de vista, aunque ambos son posibles”. 

 Él dijo: “Lo que nosotros decimos es que no hay un orden prescripto en las suras cuando se escribe, se reza, estudia, enseña o aprende. No hay reportes del Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) con respecto a lo que podría ser prohibido en esto. Por eso el orden de las suras en varios musjaf difiere, antes del Musjaf de ‘Uzmán. 

 El Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) y la comunidad luego de él en todas las eras consideró que es permisible variar el orden de las suras en la oración, o cuando se lee, enseña o aprende el Corán. 

 Con respecto al punto de vista de los eruditos que dicen que el orden de las suras fue dispuesto por el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) y que él las puso en el mismo orden en que aparecen en el musjaf de ‘Uzmán, y que los diferentes ordenes aparecieron antes de que ellos oyeran de la revisión final del Corán por el ángel Gabriel, ellos interpretan el hecho de que él (paz y bendiciones de Allah sean con él) recitó an-Nisá’ primero y luego Ali ‘Imrán como significado de que esto sucedió antes de que las reglas finales para ordenar el Corán fueran dictadas, y estas dos suras aparecen en este orden en el Musjaf de Ubaiy. 

 No hay disputa con respecto a que una persona que está rezando puede recitar en la segunda rak’ah una surah que está antes de la surah que recitó en la primer rak’ah; pero es makruh (desaconsejable) hacer esto durante una misma rak’ah, o cuando se recita el Corán fuera de la oración. 

 Pero algunos de los eruditos permitieron esto. 

 La prohibición de los sálaf contra leer el Corán hacia atrás es interpretada refiriéndose a aquellos que leen una surah desde su final hasta su principio. 

 No hay disputa con respecto a que el orden de las aleyas en cada surah está basado en la revelación de Allah y que es como aparece ahora en el Musjaf de ‘Uzmán, y como fue transmitido por la comunidad del Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él)”. 

 (Fin de los comentarios de al-Qadi ‘Aiád). Y Allah sabe más. 

 Shárh Muslim, 6/61-62). 

 As-Sindi dijo: 

 “La frase (en el hadiz de Hudaifah) “entonces él comenzó recitando Ali ‘Imrán” significa que no es obligatorio seguir el orden de las suras cuando se recita”. 

 (Sharh an-Nisá’i, 3/226). 

 b) Fue reportado por Anas ibn Malik (que Allah esté complacido de él) que un hombre de entre los ansar solía dirigir a la gente durante la oración en la mezquita de Quba’. Cada vez que los dirigió en la oración, comenzaba su recitación con “Qul húa Allahu áhad”, entonces cuando terminaba, recitaba otra surah. Hizo esto en cada rak’ah. Sus compañeros hablaron con él y le dijeron: “Tu siempre comienzas con esta surah, entonces piensas que eso no es suficiente y recitas otra. Ya sea si debes recitar esta surah sola, o debes dejarla y recitar otra”. Él dijo: “No voy a dejar de recitarla. Si ustedes quieren, dirigiré la oración como lo he estado haciendo, y si no les gusta, los dejo”. Ellos sintieron que era uno de los mejores de entre ellos, y no quisieron que nadie más los dirigiera en la oración. Cuando el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) vino a ellos, ellos le contaron acerca de esto. Y dijo: “Oh, entonces, ¿Qué es lo que te detiene de hacer lo que tus compañeros de dicen? ¿Porqué te mantienes recitando esta surah en cada rak’ah? Él dijo: “Yo la amo”. Él dijo: “Tu amor por ella te garantizará tu admisión en el paraíso”. (Narrado por al-Bujari “mu’al-laqán”, y por at-Tírmidi con una cadena de transmisión similar a la de al-Bujari, 2901). 

 La evidencia de este reporte es el hecho de que el hombre recitó Surat al-Ijlás en su oración antes de cualquier otra surah que estuviera antes de ella, y el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) aprobó esto. 

 c) Esta es la acción de ‘Umar (que Allah esté satisfecho de él). 

 Al-Imam al-Bujari dijo: 

 “Al-Ahnaf recitó al-Kahf en la primera rak’ah y Yusuf o Yunus en la segunda, y dijo que él había rezado la oración del alba con ‘Umar y que él había hecho lo mismo”. 

 (Bab al-Yam’ baina Suratain fil-Rak’ah, en Kitab al-Adhán). 

 Con respecto a la última parte de tu carta, decimos: 

 Es permisible recitar las aleyas 50-60 de Surat al-Báqarah en la primera rak’ah, y luego recitar las aleyas 1-20 en la segunda rak’ah, porque entonces el significado del pasaje no será alterado. 

 Pero recitar las aleyas 10-20 significa que uno está seleccionando el significado, entonces quizás es mejor no hacerlo. 

Quizás tú mencionaste los números sólo a modo de ejemplo y no te referías a esas aleyas en particular.

Pero Allah sabe más.

Shéij Muhámmad Salih al-Munáyyid
Create Comments